Las mejores series de Netflix en 2021 (por ahora).

Las mejores series de Netflix en 2021 (por ahora). S&M Netflix

Plataformas Lo mejor de 2021

Las 5 mejores series que ha estrenado Netflix en 2021 (por ahora)

Estas son las mejores series originales de Netflix de lo que llevamos de 2021 según la redacción de SERIES & MÁS. Del estreno revelación 'Lupin' a las temporadas finales de 'El método Kominsky' y 'Special'.

4 junio, 2021 14:10

La crisis del coronavirus se ha hecho notar en 2021, el año en el que más significantes han sido los retrasos en las rodajes de series y películas en todo el mundo. Incluso para un gigante como Netflix. Cuando estamos a punto de alcanzar el ecuador del año, todavía no hemos asistido a fenómenos como la cuarta temporada de The Crown (gran favorita para arrasar en la próxima edición de los Emmy) y Gambito de dama. Eso, por suerte, no impide que siga habiendo series que merecen ser descubiertas, reídas y lloradas entre las novedades de la plataforma de este año. Estas son nuestras escogidas por el momento. 

'Lupin'

A pesar de su engañoso título, la nueva Lupin es en realidad la historia de un hombre obsesionado con el personaje creado por Maurice Leblanc y el suicidio de su padre, un inmigrante que fue acusado de robar a su millonario jefe. 25 años después del incidente que cambió su vida para siempre, Assane Diop quiere limpiar su nombre. El fuerte de esta adaptación descansa en el extraordinario carisma de su protagonista, un Omar Sy (Intocable) que se lo pasa en grande, y la habilidad del showrunner George Kay (Criminal) para recurrir al material original cuando le viene bien sin ser sepultado por él. 

Lupin nunca llega a ser tan sofisticada en sus engaños como Sherlock o La casa de papel. A cambio, tampoco deja el rastro de confusión que a veces acompañaba las aventuras de Benedict Cumberbatch, ni exige un constante salto de fe como los planes del profesor que lanzó la carrera de Álvaro Morte. La serie francesa plantea una conspiración de la que surgen misiones resultonas (infiltrarse en una cárcel, secuestrar a un implicado en el caso de su padre) que se reserva un dardo certero en forma de crítica al racismo de la vieja Francia. La serie es el mayor éxito en la historia de Netflix en Europa

• Crítica: Un carismático Omar Sy roba la perspicaz y entretenida revisión de 'Lupin' de Netflix

'Master of None' T3

La papeleta de Aziz Ansari con el regreso de Master of None era interesante. En pleno apogeo del #MeToo, el cómico fue acusado de conducta sexual inapropiada por una cita en la que no hubo abuso, pero sí abría el debate del consentimiento. ¿Cómo regresas a una serie en la que tú eres el centro absoluto como creador, actor, guionista e incluso director? Tras dos años de descanso para encontrar la mejor forma de volver, lo ha hecho dando un paso atrás y dedicando la tercera temporada al personaje de Denise, la amiga del protagonista en las dos primeras protagonistas.

Los nuevos episodios son un salto sin red que se alejan del tono que tan bien conocen Ansari y su socia delante y detrás de las cámaras, Lena Waithe. Master of None dio un giro de 180 grados para radiografiar a una pareja moderna desde un punto de vista realista y dramático con puntos cómicos. Moments of Love (subtítulo de la tercera temporada) se pone seria y sigue acertando en su mirada. Puede que la serie haya perdido frescura, pero también ha ganado en profundidad. (Javier Zurro)

• Crítica: ‘Master of None’ se pone seria pero sigue siendo una de las mejores series de Netflix

'El método Kominsky' T3

Chuck Lorre (The Big Bang Theory) cerró su serie más personal con la tercera temporada de esta agridulce y profundamente humana reflexión sobre la amistad, la vejez, la paternidad y las miserias de industria del espectáculo. La desaparición de Alan Arkin en los nuevos episodios invitaba al pesimismo, pero el emotivo y divertido desenlace de El método Kominsky está a la altura de las dos primeras entregas de la comedia protagonizada por un Michael Douglas que deconstruye como nunca su estatus de estrella. Puede que el mordaz Norman ya no esté entre nosotros, pero su presencia se nota en todos y cada uno de los episodios de la serie. 

La culpa la tienen un inesperado regalo para Sandy (un personaje en cine que el profesor de interpretación ya no esperaba encontrar ya entrado en la tercera edad) y un hilarante chiste recurrente en el que Lisa Edelstein (House) y Haley Joel Osment (el crecido niño de El sexto sentido) intentan hacerse con la herencia del difunto. Y si no fuera suficiente, la reunión entre Douglas y Kathleen Turner es un disfrute absoluto para todos aquellos que les vimos en La guerra de los Rose, Tras el corazón verde y La joya del Nilo.

• Crítica: 'El método Kominsky' supera la marcha de Alan Arkin y acaba por todo lo alto

'Special' T2

Netflix estrenó sin publicidad alguna la segunda y última temporada de Special, la comedia con tintes autobiográficos de Ryan O’Connell. ¿Qué hace especial a esta serie en un universo televisivo con tantas comedias de autor inspiradas en mayor o menor medida en la vida de su creador y protagonista? O'Connell tiene parálisis cerebral. En los últimos años hemos visto un aumento exponencial de relatos que exploran la diversidad sexual y racial en Hollywood. Sin embargo, la diversidad funcional sigue siendo una de las asignaturas pendientes de la ficción.

A pesar de que la primera temporada tenía un concepto interesante (la doble salida del armario, como homosexual y como persona con diversidad funcional, del protagonista), la comedia se resintió en gran parte por la apuesta ya desterrada de Netflix de hacer series en formato de píldoras de 12-15 minutos. En su temporada final, Special recupera la duración habitual del género para desarrollar en mayor profundidad el viaje de sus protagonistas y recordarnos que los discapacitados no son seres de luz, sino personas que cometen errores y tienen defectos. Como el resto de seres humanos, vaya. La autenticidad de la propuesta (esa exploración de la fetichización de la discapacidad), la reivindicación de la sexualidad y sus constantes one-liners contrarrestan cierta tendencia al lugar común en sus tramas.

''Supongamos que Nueva York es una ciudad'

Da igual si ya te era familiar la figura de Fran Lebowitz (como a Pedro Almodóvar, fan confeso de la escritora desde hace cuarenta años) o si eres un recién llegado a esta especie de vuelta de tuerca neoyorquina y femenina a Larry David. Tampoco importa si estás obsesionado con la ciudad de Nueva York (¿cómo no estarlo después de verla durante tantos años en el cine?) o en realidad crees que esa jungla de asfalto es la representación del infierno en la Tierra. 

La serie documental de Netflix es imprescindible para desconectar de nuestras miserias durante siete episodios de media hora y disfrutar del ingenio, la indignación y el nervio de una mujer que ha dedicado toda su vida a estudiar el comportamiento humano en la ciudad que nunca duerme. No podemos prometerte que vayas a reírte tanto como lo hace Martin Scorsese (director del documental, amigo de la protagonista y entrevistador en la mayoría de sus pasajes), pero no te arrepentirás de subirte al tren (o, en su caso, el metro o el taxi) de Fran Lebowitz. 

Este artículo de las mejores series originales de Netflix en 2021 (por ahora), en el que hacemos balance a mitad de año de cómo va la temporada, será actualizado a final de año, cuando haremos un ranking cualitativo con la visión completa. Hasta entonces, las seleccionadas aparecen en orden alfabético. 

Las mejores series de 2021 (por ahora)

• Las 5 mejores series que ha estrenado Amazon Prime Video en 2021 (por ahora)

• Las 5 mejores series que ha estrenado Filmin en 2021 (por ahora)