Fachada y puerta de la fábrica Magrudis, en el Polígono sevillano de El Pino.

Fachada y puerta de la fábrica Magrudis, en el Polígono sevillano de El Pino. Efe

Reportajes

Un recién nacido entre los nuevos casos de afectados por listeria en Andalucía

La Consejería cifra así en 201 los casos confirmados desde el inicio de la alerta, decretada el pasado 15 de agosto.

Noticias relacionadas

Cuatro nuevos casos de listeriosis se han sumado en las últimas horas al número de afectados por el consumo de carne contaminada fabricada por la empresa Magrudis de Sevilla, que mantiene a 69 personas hospitalizadas en Andalucía, dos más que este viernes. Entre los cuatro casos se encuentra también un bebé recién nacido. 

Según la información facilitada este sábado por la Consejería de Salud y Familias, de los pacientes ingresados en los hospitales públicos y privados, 28 son embarazadas que están recibiendo el tratamiento y tres permanecen en la UCI.

De los cuatro nuevos casos de infección, dos son abortos, otro es un recién nacido con infección y el cuarto un paciente inmunodeprimido que están recibiendo tratamiento antibiótico, todos en la provincia de Sevilla.

La mayor parte se encuentra en Sevilla (53), seguida de Huelva (9), Málaga (3), Cádiz (3) y Granada (1), mientras que en el resto de provincias andaluzas no hay pacientes ingresados. La Consejería cifra así en 201 los casos confirmados desde el inicio de la alerta, decretada el pasado 15 de agosto.

La distribución por provincias muestra que el brote se concentra en la provincia de Sevilla, con 166 casos confirmados (el 82,5 % del total), seguido de Huelva (17), Cádiz (10), Granada (4) y Málaga (4).

El portavoz del Gabinete Técnico de seguimiento del brote, José Miguel Cisneros, ha señalado que los datos de los últimos días confirman que se ha producido "una inflexión del brote, pero el brote no se ha terminado".

"Lo esperable ahora es que se produzcan casos poco frecuentes que pueden durar hasta octubre incluido, que afectarán principalmente a la población de riesgo: embarazadas, pacientes inmunodeprimidos, con enfermedades crónicas y ancianos", agrega la Consejería.