Los hechos han ocurrido en la zona de Marina Alta, en Calpe (Alicante).

Los hechos han ocurrido en la zona de Marina Alta, en Calpe (Alicante).

Reportajes

Un sexagenario belga asesina a puñaladas a su mujer después de una fiesta en Calpe

La pareja de sexagenarios había estado celebrando la 'Fiesta de Bélgica'. Ha sido la hija de ella quien ha encontrado el cadáver.

Noticias relacionadas

Un hombre, de origen belga, ha asesinado a su pareja, de la misma nacionalidad, en la zona de Marina Alta, en Calpe. La pareja sexagenaria (casada, él en segundas nupcias), estaba empadronada en el municipio del Penyal d'Ifac desde hace apenas unos meses y residían en la urbanització La Vallesa. 

Ambos se encontraban la noche del domingo celebrando la 'Fiesta de Bélgica' con otros compatriotas. Por causas que todavía se desconocen el hombre asestó varias puñaladas a la mujer que acabaron con su vida. Ha sido la hija de la mujer quién ha encontrado el cuerpo de su madre. Desde el consistorio han condenado el trágico suceso e indicando que la investigación del caso sigue abierta. El hombre, que según los primeros indicios trató de suicidarse, fue trasladado aún con vida a un centro hospitalario para ser intervenido.

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha informado de que la muerte de la mujer de 57 años por arma blanca en Calpe (Alicante) es un caso de violencia machista. La víctima de Calpe sería la número 1.009 desde el año 2003, cuando comenzaron a contabilizarse las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas.

Se trata del segundo asesinato de una mujer, en menos de tres días, a manos de su pareja tras el ocurrido en Vilalba (Lugo). La mujer fue hallada muerta a las 12.45 horas, en la mañana del sábado 20 de julio, con heridas de arma blanca en el cuello en el garaje donde también ha aparecido ahorcado su expareja. El hombre, de 50 años, residía desde hace poco tiempo en la aldea de Nete de Vilalba y se encontraba en paradero desconocido desde el sábado, cuando un familiar suyo presentó denuncia en la Guardia Civil alertando de su desaparición.