Los cinco miembros del grupo de jóvenes sevillanos conocido como 'La Manada'.

Los cinco miembros del grupo de jóvenes sevillanos conocido como 'La Manada'. E.E

Reportajes

La Audiencia de Navarra mantiene a 'La Manada' en libertad con el voto de dos jueces a uno

La Audiencia Provincial de Navarra ha decidido mantener a los miembros de 'La Manada' en libertad provisional. La Audiencia ha tomado esta decisión por mayoría de dos magistrados y con el voto en contra del presidente de la sección, que aboga por el ingreso en prisión de los cinco condenados.

Así, los magistrados desestiman la prisión provisional solicitada por la Fiscalía, la acusación particular, ejercida por la víctima, y las dos acciones populares —el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra— para los cinco procesados después de que la Sala de lo Civil y Penal del TSJN hubiera confirmado el pasado diciembre la condena impuesta en abril por la Sección Segunda de la Audiencia. 

Uno de los tres jueces, el presidente de la Sección Segunda, ha formulado un voto particular en el que aboga por decretar la prisión provisional comunicada y sin fianza de los encausados, hasta el límite máximo de cuatro años y medio, descontando de este periodo, el tiempo que han estado en prisión provisional, entre el 9 de julio de 2016 (fueron detenidos el día 7) y el 22 de junio de 2018.

En su argumentación incide en que los aspectos apuntados de estabilidad domiciliaria de los procesados o su integración en su contexto familiar y convivencial extenso no permiten "conjurar eficazmente el riesgo" de que se sustraigan a la acción de la justicia, como tampoco el hecho de que hayan cumplido la obligaciones que les han sido impuestas. 

Los cinco condenados (José Ángel Prenda, Jesús Escudero, Ángel Boza, Antonio Manuel Guerrero y Alfonso Jesús Cabezuelo) quedaron en libertad el 22 de junio del pasado año tras abonar cada uno una fianza de 6.000 euros.

Y desde entonces "no se han aportado razones suficientes para modificar la situación personal de los encausados", según se recoge en el auto, en el que el voto mayoritario concluye que el argumento de riesgo de fuga, alegado por quienes solicitaban su reingreso en prisión, aparece "bastante endeble".

En ese sentido, destacan que durante casi seis meses "han acatado las condiciones impuestas por la sala", y además, desde que se tuvo conocimiento de la confirmación de la sentencia, ha pasado casi un mes y los encausados "han continuado cumpliendo aquellas, mostrando así su intención de no eludir la acción de la justicia".

Indican que no se puede obviar que estuvieron privados de libertad prácticamente dos años, así como que su situación personal, familiar y laboral "permanece inalterable respecto a lo valorado por la sala en el auto de 21 de junio".

Hacen mención expresa a la situación de Alfonso Cabezuelo quien en estos meses ha sido privado de su condición de militar, decisión que si bien no es firme, de momento supone "que no recibe ingreso alguno", una carencia que, a su juicio, "no incrementa el riesgo de fuga, sino que, en cierta forma lo limita".

Asimismo dicen que no puede tomarse en consideración el episodio que afecta a Antonio Guerrero, quien acudió a sacarse el pasaporte, puesto que sobre ese hecho recayó una resolución firme, denegatoria de su ingreso en prisión.

Respecto a la situación de Angel Boza, condenado por dos delitos leves, uno de lesiones y otro de hurto en este tiempo, consideran que son hechos "muy diferentes y más livianos que los que han determinado su condena por un delito de abusos sexuales" y, por tanto, no justifican la alteración pretendida por las acusaciones.

El auto alude también a las actuaciones seguidas ante el juzgado de instrucción de Pozoblanco para puntualizar que todavía no se ha celebrado el juicio y, en consecuencia, no hay sentencia ni se ha acordado prisión preventiva por tales hechos.

La libertad "era lo esperado"

El abogado Agustín Martínez, que representa a los cinco miembros de 'La Manada' ha reconocido que la decisión de la Audiencia de Navarra de mantener su libertad "era lo esperado pero hoy todos respiramos".

El letrado ha insistido en que la petición de la Fiscalía y la acusación particularera "ridícula", ya que "no han cambiado las circunstancias" para revocar la libertad provisional de la que gozan desde junio hasta que el fallo, recurrido al Supremo, sea firme.

En este sentido, ha destacado que el tribunal ha estimado "todos y cada uno de los argumentos que expuse en sala" durante la vistilla celebrada el pasado 26 de diciembre. "No hay riesgo de fuga ni de reiteración delictiva", ha señalado, al destacar que el robo de unas gafas de sol en agosto por el que Boza fue condenado a una multa "es uno de los argumentos más ridículos y en todo caso se lo podría aplicar a Boza pero no al resto y esto es un juicio contra cinco personas individuales".

Además, ha añadido, la causa pendiente por otra agresión sexual en Pozoblanco (Córdoba) "está en la fase primera de instrucción".

En cuanto al voto particular en contra de la libertad provisional de uno de los magistrados, el letrado señala que también era previsible pues "mantiene el mismo criterio" de que lo elevado de la pena conlleva riesgo de fuga.

Pedido de la Fiscalía

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra debía decidir si los cinco acusados regresaban a prisión o seguían en libertad provisional tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) que ratificó la condena a nueve años de cárcel por un delito de abuso sexual con prevalimiento.

La sentencia del TSJN se conoció el pasado 5 de diciembre y poco después, el 7 de diciembre, el Ministerio fiscal, presentó un escrito ante la Audiencia de Navarra solicitando el ingreso en prisión de los cinco condenados, que se encuentran en libertad provisional bajo fianza. Una petición a la que se sumó el abogado de la víctima y también las acusaciones populares, ejercidas por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona.

La fiscal pedía el ingreso en prisión al entender que "una vez confirmada la condena de nueve años de prisión, la no modificación de los llamados 'hechos probados' por el Tribunal Superior de Justicia al resolver el recurso de apelación, y las especiales características del recurso de casación hacen necesario asegurar el cumplimiento de dicha condena de nueve años de prisión".

Por su parte, Miguel Ángel Morán, abogado de la víctima, también consideraba que la sentencia "refuerza" los argumentos para el ingreso en prisión de los condenados. En declaraciones a los periodistas antes del inicio de la vistilla, Morán confiaba en "el cambio de criterio de uno de los magistrados" de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra y que los cinco acusados vuelvan a la cárcel.

Por el contrario, Agustín Martínez Becerra, abogado de los cinco condenados, rechazaba el ingreso en prisión de los miembros de La Manada y argumentaba a los periodistas que "no ha cambiado absolutamente nada" para que el tribunal tomase esa decisión. A su juicio, la petición del Ministerio Fiscal, a la que se han adherido las acusaciones, "carece de sentido".