La guerra fratricida Carreño-Castaño: de crear juntos La Roja al despido fulminante de Telecinco

La guerra fratricida Carreño-Castaño: de crear juntos La Roja al despido fulminante de Telecinco

Reportajes

La guerra fratricida Carreño-Castaño: de crear juntos La Roja a una polémica espantada de Telecinco

  • La telenovela futbolera llega a su fin: ya no será posible ver a dos enemigos de la radio compartiendo mesa durante 40 minutos.
  • Castaño deja atrás Mediaset porque considera "que no se han portado lo suficientemente bien".

En los cuarenta minutos de duración de Deportes Cuatro, Manu Carreño y Juanma Castaño, dos bustos penetrantes apuntando a cámara, apenas se miraban y hablaban entre ellos. El formato del programa no da para mucho más, pero la rivalidad se notaba en el ambiente. Porque cuando abandonaban el plató dejaban de ser compañeros de Mediaset y se convertían en los locutores de los dos programas deportivos de la radio archienemigos por excelencia. Juanma Castaño desde “El Partidazo” de COPE y Manu Carreño en “El Larguero” de Cadena Ser.

“Adiós, buenas tardes”, dijo Castaño hace ahora un mes. Esa fue la última vez que Castaño y Carreño se vieron juntos en las pantallas de Cuatro. Minutos antes, durante un anuncio publicitario que los presentadores hicieron de la tienda Sprinter, Carreño intentó bromear un poco con una de las grandes pasiones de Castaño. “Para los que aman salir a correr, como tú, por ejemplo”, dijo, tras presentar unas zapatillas. “Por ejemplo”, respondió Juanma con seriedad. Con un frío “adiós, buenas tardes”, Castaño se despidió para no volver más a la que había sido su casa durante 13 años. ¿Sabía o no que esa sería su última aparición en Deportes Cuatro?

Los rumores de la inminente salida de Castaño no se confirmaron hasta que Mediaset publicó un tuit el 18 de julio a las 15:54. En poco más de una línea condensaron los años de carrera de Castaño en la cadena. “Mediaset España cierra una etapa con Juanma Castaño al frente de Deportes Cuatro, programa que volverá la próxima temporada con novedades en las que ya estamos trabajando”. El periodista, desde las paradisíacas playas de Gijón, donde veranea, contestó: “Os devuelvo el agradecimiento y el cariño mostrado en vuestro tuit. Un saludo y mucha suerte”. Y la suerte ha acompañado a Castaño: esta misma semana ha fichadopor Movistar+. Así se puso final a una guerra fraticida que comenzó hace dos años.

Castaño, en la radio.

Castaño, en la radio. Twitter

Salió, no lo echaron

“A Juanma le quedaban dos años de contrato con Mediaset. La relación con algunas personas de allí no era muy buena y si la situación no es idónea, lo mejor es marcharse”, cuenta a EL ESPAÑOL una fuente cercana al presentador; algo que Castaño ha confirmado. La salida ya se veía venir. Mediaset había filtrado información de forma dosificada a través de comunicados en los que ya no aparecía el nombre de Castaño junto al de Carreño. De este último, la audiencia de Deportes Cuatro tiene comentarios negativos: “ya se cargó a Lama, ahora ha ido a por Castaño. Es el que corta el bacalao”, dice un usuario en Twitter.

El punto de inflexión para Castaño viene desde 2016. Fue ese año cuando Mediaset anunció el despido de Manolo Lama de forma inesperada. Con ello, se ponía fin a la era de “Los Manolos”. Lama era una especie de mentor para Juanma. Era un amigo al que le agradecía infinitamente y al que quería, según ha dicho Castaño en alguna ocasión. Había trabajado codo a codo con él durante muchos años y reprobó la inesperada la decisión del grupo de Paolo Vasile.

A Juanma, el chico de Gijón, el estudiante de Derecho que dejó la carrera para irse a la radio; el de las Eurocopas y los Mundiales, el creador de “La Roja” junto al que se convertirá en su enemigo, el que llevaba 11 años en la cadena, desde el día uno de Cuatro, le ofrecieron la silla de Lama para la temporada 2017-2018. Una silla muy grande. Ya no había más de “Los Manolos” en Deportes Cuatro. En cambio, había dos presentadores que se notaban incómodos uno junto al otro y que no llegarían a una segunda temporada.

Juanma Castaño nació en Gijón.

Juanma Castaño nació en Gijón. Twitter

La rivalidad con Carreño

La historia de Castaño y Carreño es la más antigua del libro. Dos amigos que un buen día escogen caminos separados y terminan con una serie de desacuerdos. Una eterna lucha como Neymar y Messi, Bill Gates y Steve Jobs. Castaño y Carreño vivieron un momento para la historia deportiva del país y escribieron sobre ella en “¡Podemos! 2008”, el libro de la esperanza. Una especie de doctrina que unió futbolísticamente a los españoles cuando la selección española ganó la Eurocopa. Pasará a la historia como el verano del triunfo, de probar la gloria, el año en el que un puñado de periodistas de Cuatro, con Carreño y Castaño a la cabeza, crearon “La Roja” después de aquella concentración masiva en la Plaza de Colón de Madrid.

El drama vendría después. Concretamente, 8 años más tarde. Manu Carreño se había comprometido con Juanma a dirigir con él “El Partidazo” de COPE. Sin embargo, el Grupo Prisa le ficharía para presentar “El Larguero” en un movimiento de última hora, compartiendo franja horaria con Castaño en las dos grandes emisoras rivales. ¿Cómo podían trabajar juntos dos enemigos radiofónicos? ¿cómo compartían micrófonos a las 15 horas cada día, durante 40 minutos si luego, entre las 23:30 y la 1:30 uno pisaba el trabajo del otro y viceversa?

“Para Juanma era un poco difícil. Tenía que ser discreto si le llegaba algo de la radio mientras estaba en Mediaset. Tenía que cuidar lo que decía y cuándo lo decía”, cuentan desde la redacción de COPE. “Nunca miramos lo que hacen los otros. No nos importa entrevistar a alguien primero pero sí que la entrevista sea de calidad. Juanma siempre ha buscado que nuestro equipo sea el mejor”, añaden.

Después está la disputa por los oyentes diarios. “El Larguero” siempre ha tenido más oyentes que su competidor directo en la Cadena COPE. Sin embargo, mientras ambos programas -y sus respectivos locutores- han estado compitiendo en la sombra, el programa de Manu Carreño ha perdido oyentes, a la vez que el otro ha llegado a sus cifras récord. Así, en 2017, según el EGM, “El Larguero” perdía 200.000 oyentes diarios, quedándose con 800.000. Por otro lado, “El Partidazo” de COPE alcanzaba los 601.000 oyentes al día. Esta podría ser una de las principales causas que llevaron a erosionar la relación de muchos años de trabajo que mantenían Castaño y Carreño en Deportes Cuatro.

Mucho se dijo, en los pasillos de Mediaset, que la decisión de poner a dos “rivales” radiofónicos era deliberada. Que el grupo de Paolo Vasile quería mantener el ritmo -y la audiencia- que recibían durante la época dorada de “Los Manolos” y, aunque Nico Abad dio la talla, necesitaban más polémica.

La nueva cara deportiva de Movistar+

“A Juanma le gusta la manera que tienen en Movistar+ de hacer televisión. Es totalmente diferente a Deportes Cuatro, donde se buscaba más el sensacionalismo, la polémica, vender y vender”, dice a este periódico un amigo cercano a Castaño. Y es que el corte editorial de Deportes Cuatro giraba en torno a Cristiano Ronaldo, por ejemplo. “Juanma siempre ha sido muy de Movistar+, de este tipo de televisión. Él está muy contento. Deja amigos y compañeros después 13 años en Mediaset pero la cadena no se ha portado lo suficientemente bien con él”.

Pero entonces, Juanma, ¿saliste de Mediaset porque la situación era insostenible o porque tenías una mejor oferta en Movistar+? El 8 de agosto en “El Partidazo” de COPE, Juanma, que sigue en unas eternas vacaciones, cuenta un poco a la audiencia sobre su fichaje por Movistar+. “No soy el más indicado para contar todo lo que va a ser #Vamos, la nueva apuesta de Movistar+ que tiene los derechos de todas las ligas. Se trata de un canal multideportes, contenidos premium”, dice el locutor.

Vamos es el nuevo canal de Movistar+ a estrenar el 17 de septiembre y para el que Juanma Castaño ha fichado. No es la primera vez que el asturiano trabaja para la cadena. Cuando esta era Canal+, presentó y dirigió el programa “El día después” junto a Santiago Cañizares. “Voy a hacer lo que me manden siempre que sea compatible con 'El Partidazo'”, dice Castaño, que, además, asegura en la misma entrevista que se encuentra en uno de los años más importantes.

Posibles recambios

Nico Abad es el nombre que más suena para sustituir a Juanma Castaño. Su biografía, al menos la que Mediaset ha colgado, es más bien corta: “Flamante presentador de Deportes Cuatro. Un hombre que ha estado siempre ligado a la información deportiva y que llegó a presentar el mundial de Moto GP... Y es que ¡le gustan mucho las motos!”. Añaden que es Aries y que su pasión oculta es el tenis. Para Abad, sustituir a Castaño no sería tarea nueva. Ya sustituyó a Lama para la temporada 2016-2017 y fue enviado a Deportes Cuatro Noche.

Luis García es otro de los posibles recambios de Castaño. En 2017, a Abad lo movieron a la noche tras sustituir a Manolo Lama en “Los Manolos” . Su silla quedó vacía y, si Castaño no aceptaba la vacante, Luis García era la siguiente opción. A Luis García, sin embargo, Mediaset lo apartó del Mundial de Rusia 2018. En su lugar, mandaron a Nico Abad, dejando de lado al presentador de los Deportes Cuatro de fin de semana.

Ahora parece que todo va a cambiar. La telenovela futbolera llega a su fin: ya no será posible ver a dos enemigos de la radio compartiendo mesa durante 40 minutos. Las luces se apagan. Castaño se va.