Antonio Manuel Guerrero, este viernes a la salida de los Juzgados de Sevilla.

Antonio Manuel Guerrero, este viernes a la salida de los Juzgados de Sevilla. Raul Caro Agencia EFE

Reportajes

Guerrero, el guardia civil de La Manada, con un pie de nuevo en la cárcel por la 'tontería del pasaporte'

La sección segunda de la Audiencia de Navarra, que juzgó a la Manada, ha requerido al Jefe Superior de Policía Nacional de Andalucía Occidental y a la oficina de pasaporte y DNI de Tablada (Sevilla) para que "de inmediato" le informen sobre la presencia de Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil condenado en esta causa, en esas dependencias. Según ha podido saber EL ESPAÑOL a través de fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, los jueces quieren conocer si Guerrero intentó hacerse con un pasaporte el pasado lunes, el primer día que acudía a firmar a los juzgados de la capital hispalense tras su puesta en libertad.

La Fiscalía pide el ingreso inmediato en prisión para el guardia civil de ‘La Manada’

La decisión de los tres magistrados que condenaron a 9 años de cárcel por abusos sexuales a los cinco sevillanos llega un día después de que se conociera la noticia de que Guerrero había sido pillado en esa situación. El asunto resultaría de suma gravedad porque el auto de libertad provisional les retiraba el pasaporte a los cinco sevillanos y les establecía la prohibición de obtener otro, así como de salir del territorio nacional. Una acción que no tiene ningún tipo de sentido. Menos aún teniendo en cuenta la profesión de Guerrero, guardia civil, quien es consciente de que en el momento en que se cruzan los datos informáticos aparecería que el auto de libertad le retiraba el pasaporte. 

Una vez conocido que el guardia civil de La Manada, Antonio Manuel Guerrero, condenado a nueve años de cárcel por abusos sexual a una joven en los sanfermines de 2016, acudió a sacarse el pasaporte cuando las medidas cautelares de la libertad provisional le ordenan entregarlo, tanto la Fiscalía como el Gobierno de Navarra, ambas instituciones presentes en la defensa de la víctima, pidieron ayer su ingreso en prisión al apreciar riesgo de fuga.

El Guardia Civil de La Manada intentó sacarse el pasaporte

De este modo, la Audiencia está estudiando por tanto revocar la decisión que tomaron hace tan solo una semana. El supuesto desliz de Guerrero podría costarles muy caro a los cinco, ya que se interpretaría como un incumplimiento flagrante de las medidas cautelares. De ese modo, los cinco podrían volver a entrar en prisión, y no solo él, porque se probaría que existe riesgo de fuga. Todo queda a la espera de una nueva decisión de la Audiencia de Navarra, de la misma sala que les dejó libres siete días atrás.

El abogado del guardia civil rechaza las acusaciones

Antonio Manuel Guerrero es el único de los cinco condenados a quien no le defiende el abogado Agustín Martínez Becerra, conocido por sus controvertidas apariciones en televisión y en prensa. Al guardia civil lo defiende el letrado Jesús Pérez Pérez, y esta mañana salió al paso de las críticas para ofrecer su versión de los hechos. "Se acercó a la comisaría para conocer la situación de su pasaporte. Estoy convencido de que una actuación de este tipo no puede llevar a una persona a prisión", ha explicado, en declaraciones a El Programa de Ana Rosa.

Hoy se ha conocido además que ya ayer la sala dictó una providencia en la que pregunta en concreto qué día y a qué hora compareció Antonio Manuel Guerrero Escudero en la oficina del pasaporte, si tenía cita previa y, de ser así, quién la solicitó y cuándo.

Lo que se pregunta también el tribunal es por qué se ha esperado tres días para que se hicieran públicos estos hechos, y también por qué se enteran a través de un tuit y no a través de los propios agentes que atendieron a Guerrero cuando fue a pedir el pasaporte. 

Pide asimismo que se identifique a los funcionarios de Policía que le atendieron, los términos en que se desarrolló la conversación, y si el condenado exhibió el auto de la Audiencia Provincial de Navarra en el que se le imponía la obligación de entregar el pasaporte y en su caso de obtenerlo.

Asimismo, los tres jueces se interesan por las razones por las que la Jefatura no puso dicha comparecencia en conocimiento de este Tribunal y, en el mismo sentido, si la Oficina del Pasaporte la notificó a sus superiores.