El líder separatista hace su aparición durante el popurrí de la chirigota.

El líder separatista hace su aparición durante el popurrí de la chirigota. E.E.

Reportajes

Puigdemont, decapitado en Cádiz por alta traición en la chirigota de 'La Familia Verdugo'

El líder acaba sin cabeza en el popurrí de una agrupación de Chiclana bajo las risas del público del Gran Teatro Falla.

Era cuestión de tiempo que el expresident de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, protagonizara algún compás en el Carnaval de Cádiz. Sobre las tablas del Gran Teatro Falla de la capital gaditana, escenario de la fiesta popular más irónica, el líder separatista ya ha cultivado su primera aparición. Pese a encontrarse en sus primeros instantes: el Carnaval dio el pistoletazo de salida el domingo 7 de enero.

Puigdemont sale a escena en la chirigota de la agrupación de Chiclana 'La Familia Verdugo'. Concretamente, en el popurrí (minuto 15.55). El dirigente catalán acaba degollado tras haber sido condenado por "alta traición".

Así lo explica el vocero del juicio popular que se monta sobre las tablas del Falla: "Según el articulo 155 de la Constitución española, de España y la Humanidad, se condena por alta traición al gafas que está ahí atrás", en referencia a los dobles de Carles Puigdemont, aún tras el telón.

Bajo los primeros compases tarareados del himno de España y las risas del público gaditano, aparecen los políticos de JuntsxCat. La agrupación comienza a cantar versionando la canción "Devuélveme la vida" de Antonio Orozco.

La letra del popurrí

Pido perdón por el referéndum
Pido perdón por las urnas que allí coloqué
En realiad eran cajas de ropa, de la de invierno
Pero es que allí, ven las cajas y echan un papel.
Yo te pido perdón, que no quiero cumplir más condena
Te pido perdón de la única forma que sé
Perdóname la vida
Perdóname la vida, terminan los Puigdemonts.
No seas más llorón y suénate los mocos, por favor, apuntan los verdugos.
Y ahora, que el pueblo lo decida.
El pueblo decide en votación, porque el pueblo siempre lleva la razón.
¿Le perdonamos la vida a Puigdemont? ¿Sí o no?
(El público del Falla clama ¡No!)
La sentencia es bastante clara
Son las cosas de la democracia
Cuando acabe yo, esta canasta
va a estar llena de pedacitos de ti.