El vuelco de coches es una de las reacciones espontáneas en contra ciudadanos rumanos residentes en Pedrera.

El vuelco de coches es una de las reacciones espontáneas en contra ciudadanos rumanos residentes en Pedrera. Guardia Civil

Reportajes

Motín contra los rumanos en un pueblo de Sevilla: coches volcados y 3 detenidos

Un accidente de tráfico en el municipio hispalense de Pedrera ha sido la mecha que ha originado distintas concentraciones y actos vandálicos en contra de los habitantes de origen rumano. El alcalde pide a los vecinos "no tomar la justicia de nuestra mano".

La Guardia Civil ha detenido a tres varones, de nacionalidad rumana, por agredir a un vecino de la localidad de Pedrera (Sevilla) tras una discusión por un accidente leve de tráfico registrado el pasado sábado en el municipio y ha identificado y detenido a tres de los supuestos responsables de diversos actos vandálicos que se produjeron en el pueblo las horas posteriores al accidente.

El pasado sábado, 6 enero, como consecuencia de un accidente de circulación en el casco urbano de la localidad en el que se registraron daños materiales leves, se produjo una discusión entre los usuarios de los vehículos. El resultado de la trifulca fue una agresión de los ocupantes de uno de los vehículos implicados, que eran tres ciudadanos rumanos residentes en Pedrera, al conductor del otro vehículo, vecino de la localidad. Le produjo lesiones leves, unas contusiones en el cuello.

La Policía Local de Pedrera instruyó el atestado por el accidente de tráfico y la Guardia Civil del Puesto de La Roda de Andalucía procedió a la identificación y detención de los tres agresores, nacidos entre 1970 y 1990, por un delito leve de lesiones, poniéndoles a disposición judicial.

La noche del accidente y como consecuencia de la agresión se produjo una concentración espontánea de personas en las dependencias de la Policía Local en la que se encontraban detenidos los responsables de la agresión, los cuales fueron trasladados por la Guardia Civil al cuartel de La Roda para la instrucción de las diligencias; tras ello los reunidos se dirigieron a diferentes calles de la localidad donde volcaron tres vehículos de ciudadanos rumanos residentes en Pedrera.

Marcha contra los rumanos

En la mañana de ayer domingo y a través de redes sociales se convocó, sin la pertinente autorización de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla, una concentración a las puertas del Ayuntamiento de Pedrera para protestar por lo sucedido con los ciudadanos rumanos. Así, a las 13:00 horas se reúnen unas 200 personas que profieren gritos contra la presencia de ciudadanos rumanos en Pedrera. 

El alcalde de la localidad, Antonio Nogales (IU), se dirigió a ellos para calmar los ánimos, así como explicar que es un hecho puntual sin graves consecuencias y que la Guardia Civil ya había actuado poniendo a disposición judicial a los responsables por lo que no se podía generalizar su protesta hacia toda la comunidad rumana.

No obstante, y pese a las llamadas a la calma y a la buena convivencia, sobre las 19:00 horas de este domingo se empezaron a producir concentraciones espontáneas en las que diversos grupos, sorteando la presencia de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Guardia Civil, trasladada al municipio para controlar la situación, vuelven a volcar vehículos propiedad de ciudadanos rumanos, hasta un total de seis, en diversas calles siendo dispersados por la fuerza actuante que consiguió evitar daños mayores.

Los vecinos se seguían reuniendo sorteando la presencia de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Guardia Civil.

Los vecinos se seguían reuniendo sorteando la presencia de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Guardia Civil. Redes sociales

La Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil ha realizado las investigaciones oportunas para identificar a los autores de los actos vandálicos a través de inspecciones oculares de todos los vehículos afectados y se ha procedido a la apertura de diligencias penales contra tres personas detenidas por los supuestos delitos de daños y alteración del orden público, así como de las denuncias correspondientes a las infracciones graves recogidas en la L.O. 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana. Además, se está procediendo a la identificación de los promotores de las concentraciones para ser denunciados a la citada ley orgánica.

Por último, la Guardia Civil ha transmitido un mensaje de tranquilidad, ya que el hecho que provocó las alteraciones del orden fue "una simple discusión de tráfico sin graves consecuencias, algo totalmente aislado, y que el mismo ha sido debidamente resuelto por las autoridades". Además, ha advertido de que los hechos de alteración del orden público sólo pueden traer consecuencias penales graves para sus promotores y responsabilidades penales o administrativas a los participantes, por lo que se hace un llamamiento a la calma y a dejar que esta situación sea controlada por las autoridades correspondientes.

La Guardia Civil sigue con las investigaciones y no descarta nuevas detenciones en las próximas horas.

El alcalde pide calma

El Ayuntamiento de Pedrera ha pedido este lunes "calma y tranquilidad" a los vecinos en unos momentos "especialmente complicados", haciendo referencia a los "incidentes" que han tenido lugar este fin de semana. El alcalde señala en un comunicado que el municipio ha dado "múltiples ejemplos de tolerancia y respeto" y "no se puede empañar esa larga trayectoria por unos hechos que siendo preocupantes no deben hacer perder la calma". "El accidente de circulación que desencadenó los hechos está en manos de la justicia y es esta, tras la intervención de la Policía Local, la que tiene que actuar", agrega.

Nogales entiende que "las actuaciones delictivas, los comportamientos incívicos de quienes no respetan las normas de convivencia, sean quienes sean, no se pueden atajar tomándose la justicia por nuestra mano". Nogales insiste en que ha dado y seguiré dando "todos los pasos para que nada ni nadie enturbie la vida cotidiana de los pedreños".

Además, agrega que el contacto con la Subdelegación del Gobierno ha sido "continua, directa y, ente caso, inmediata", por lo que agradece su colaboración y la de la Policía Local para que "entre todos se recupere la calma y la serenidad".