El Español
Vivir
|
Gastrocoruña

Orballo: Carnes de primera calidad para todos los bolsillos de A Coruña en la calle Olmos

El gerente del restaurante elige personalmente las piezas que después pasan a formar parte del menú o de la carta del local, como la picaña Black Angus o sus chuletones con 40 o 50 días de maduración, y avanza una novedad: a partir de la próxima semana habrá servicio a domicilio y menú para llevar
Jairo, Carmen (jefa de sala) y Guillermo (jefe de cocina), en el Restaurante Orballo de la calle Olmos.
Jairo, Carmen (jefa de sala) y Guillermo (jefe de cocina), en el Restaurante Orballo de la calle Olmos.
Ofrecido por:

El gerente de Orballo, Manuel Abeledo, lo tuvo claro desde el primer momento: la especialidad del local serían las carnes. El 4 de julio de 2018 se abrieron por primera vez las puertas de este establecimiento situado en el número 24 de la calle Olmos (A Coruña) en el que el carbón y el fuego juegan un papel muy importante sin dejar de lado la calidad de la materia prima y el buen servicio.

"Nuestra idea era crear un restaurante con especialidad en carnes para todos los públicos. Lo que más nos costó fue encontrar esa calidad de carne que normalmente te puedes tomar por un precio más elevado", explica el responsable del asador Orballo. Así, en este establecimiento es posible comer un chuletón de 40 o 50 días de maduración por 24 euros y una picaña Black Angus por 15, unos precios que se adaptan al bolsillo de personas jóvenes que suelen tener menos poder adquisitivo y al de aquellas que se pueden permitir invertir más en una comida o una cena.

Una imagen del comedor del asador Orballo, en la calle Olmos (A Coruña).

¿Y por qué se llama Orballo? No hace referencia a la carne de forma directa, pero sí a la frescura de los productos que el restaurante ofrece a los comensales. Abeledo se encarga personalmente de ir a buscar las piezas que sirve en su local para comprobar que tienen la calidad que busca. Los clientes, tanto si escogen platos de la carta como si se decantan por el menú, pueden degustar estas carnes, los pescados y los postres que con tanto cariño y cuidado preparan y sirven los trabajadores de este local de la calle Olmos.

¿Cómo es el menú de Orballo?

Es variado y tiene el plus de las carnes a la parrilla: queremos que puedas tomar una carne de la carta en el menú. Ahora mismo lo variamos menos, pero en el precio de 9,5 euros entra primero, segundo, postre, café y bebida. Metemos ciertas carnes para que se vaya conociendo la parrilla, y después lo variamos con el producto de aquí: lubina, dorada, arroces...

¿Y cómo describirías la carta?

La variamos muchas veces porque nos adaptamos a los proveedores. Si quieres dar un estándar, da igual que des un chuletón a 80 o a 20 euros que si está malo, no viene nadie. Llegar a ese estándar con estos precios nos costó algo. Damos chuletón, entrecot, picaña de Black Angus o delicias de ternera, entrantes como croquetas melosas de mejillón, pulpo a la parrilla con puré y ajada o zamburiñas. Es una carta escueta, pero con ese rango de precios y de calidad no se puede tener un abanico muy grande porque no tienes stockage.

Los platos más populares son la picaña de Black Angus, el pulpo a la brasa con puré de patata y ajada y las croquetas.

¿Los proveedores son gallegos?

Si, la entraña, el entrecot y el chuletero son gallegos, aunque a veces tenemos uno de Asturias. No pido por teléfono, voy y escojo las piezas, por eso el entrecot tiene 40, 50 e incluso 60 días. Nosotros hacemos maduración en húmedo al vacío pero no en seco porque no tenemos cámara.

Elejís personalmente el producto.

Claro, para buscar la máxima calidad dentro de ese rango de precios donde tú lo quieres dar. El entrecot está ahora a 12 euros, antes lo tuve más caro pero lo fui bajando al hablar con el proveedor para que el precio final del producto recaiga sobre él en vez de sobre el cliente. Negocias comprarle unos tantos kilos de carne al año, lo que supone un gran riesgo, pero al final la marca de cada restaurante es la calidad que da.

¿Cuál es el plato más popular?

La picaña de Black Angus, que maduramos nosotros aquí. También el pulpo a la brasa con puré de patata y ajada y las croquetas.

¿Qué nos puedes contar de los postres?

Con este tema que estamos sufriendo todos y por el stockage los hemos reducido, pero intentamos englobar los gustos de todos. Tenemos una bola de chocolate, una tarta de queso excelente y una crema catalana que también hacemos nosotros.

¿Qué tipo de clientes vienen a Orballo?

Viene de todo, desde personas jóvenes hasta más mayores, porque nos adaptamos a todos los bolsillos. La media de edad es de 30 años hacia arriba. También hacemos comidas de grupo y hemos servido hasta 45 personas, pero ahora son de máximo diez por las restricciones.

¿Cómo fueron esos momentos de cierre por coronavirus?

De incertidumbre, fue una sorpresa vivir un verano con esto. No fue como otros años pero se trabajó. Reabrimos en julio porque es un restaurante grande con unos gastos fijos y con la terraza sola no da. Al llevar abiertos solo dos años... si nos pasa a los cuatro, sería un restaurante más formado.

Una imagen del interior de Orballo, en la calle Olmos (A Coruña).

¿Trabajáis con reparto a domicilio?

Empezamos la próxima semana con Just Eat. Es una forma de darnos visibilidad y de ampliar el volumen.

¿Y con comida para llevar?

Si. De hecho, también empezamos para la semana con el menú para llevar y también se podrán llevar los platos de la carta. Nos pueden avisar para que se lo tengamos listo a una hora.

¿Es necesario reservar para poder venir a Orballo?

No, aunque si que se puede reservar a través de El Tenedor o en el teléfono 981922719. En el caso de los grupos es mejor que reserven por la organización de la cocina y para que no tengan que esperar entre plato y plato.

Y como buen hostelero...

¿Podrías decirnos algún sitio al que te guste ir a comer?

Voy mucho por las calles Olmos y Galera, me quedo en la zona.

¿Cuál es tu menú ideal para una comida o una cena?

Para comer, un arroz negro o un pescado. Pero me gusta la carne y para cenar, si no voy de picoteo, me pediría una picaña de Black Angus o un chuletón, depende de si la persona con la que voy tiene el mismo apetito que yo.

¿Y con qué bebida acompañarías esta comida?

Con vino, con un Ribera del Duero.

Vivir