Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo, juntos en el Congreso de los Diputados.

Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo, juntos en el Congreso de los Diputados. Efe

LA LISTA DEL SÉPTIMO DÍA

Por qué el PP no puede permitirse prescindir de Cayetana Álvarez de Toledo, en 56 pasos

Decía Cruyff que hay que poner al peor de los tuyos cubriendo al mejor de los suyos. El PSOE lo aplica a rajatabla ¿y el PP va a rendirse antes de jugar?

16 agosto, 2020 02:34

1. Es difícil entender cuál es el problema que tiene el PP con Cayetana Álvarez de Toledo

2. Es decir, el problema se entiende –un poco, tampoco demasiado– desde el punto de vista de un tacticismo extremo.

3. Pero, ¿no es eso precisamente lo que aborrecemos de la política actual? ¿Su tacticismo? ¿El hecho de que todo sea ya relato, percepción y demagogia? ¿Pura y dura manipulación de masas? ¿Sectarismo y cortoplacismo?

4. Nos pasamos media vida pidiendo algo diferente a lo ya visto y lo ya sufrido en este país. Algo diferente a ese eterno desfile de vividores de la política y de reptadores de las cañerías de los partidos. Y cuando llega algo diferente, lo largamos a cajas destempladas porque no encaja en el molde

5. Queremos una tercera España más libre y más culta, pero que agache la testuz frente al cacique como la primera y se adhiera al dogma como la segunda.

6. Queremos Lincolns, Thatchers y Bismarcks con las caras de Irene Montero, Adriana Lastra y Gabriel Rufián

7. Y si el dogma fuera el tuyo, tira que te va. Pero es que el dogma al que, al parecer, debe someterse Álvarez de Toledo es el de la socialdemocracia.

8. Un solo ejemplo. Hace sólo unos días, Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, popular, jaleaba a Blas Infante, uno de los iconos de la extrema izquierda nacionalista andaluza.

9. Volvemos al punto 2 de esta lista. Este tipo de genuflexiones frente a los dogmas ajenos sólo se entienden desde un punto de vista estrictamente tacticista. Es decir, del corto plazo político. 

10. Pero, a medio y largo plazo, son demoledores para tu proyecto porque consolidan el relato de tu oponente y lo convierten en hegemónico.

11. Pintar la fachada del edificio de tu proyecto político con los colores del equipo rival a cambio de la corrosión acelerada de tus pilares ideológicos nunca ha sido una buena idea. 

12. Blas Infante no es el padre de Andalucía. Andalucía existía mucho antes de Blas Infante, ha existido después de su muerte y continuará existiendo siglos después de que el último blasinfantista muera. Si el PP no es capaz de explicar esto, apaga y vámonos. 

13. Blas Infante era un nacionalista con ideas churriguerescas, estrictamente racistas, sobre el origen de la cultura andaluza. 

14. Si hoy en día es visto con más amabilidad que otros fanáticos como Sabino Arana o Lluís Companys es únicamente porque sus ideas nunca llegaron a cuajar en la región más que como un relato romántico y mitificado del andalucismo. 

15. "Un bel morir tutta una vita onora" dijo Petrarca. Me lo recordó el otro día el escritor y columnista Enrique García-Máiquez y aplica sin duda alguna a Blas Infante. Hay gente a la que sólo redime ser asesinado por el franquismo. 

16. Y si el PP no entiende esto y no es capaz de encontrar la táctica que le permita torear este tipo de trampas ideológicas, ¿cómo pretende gobernar un país?  

17. La idea de que Cayetana Álvarez de Toledo es algo así como una "derechista radical" que aliena al votante centrista sólo puede defenderla un politólogo con silla fija en las tertulias de La Sexta

18. Y lo mismo ocurre con la idea de que la portavoz del partido es material voxista. Los que dicen eso, ¿han leído o escuchado alguna vez a la portavoz del PP? Y si lo han hecho, ¿han entendido una sola palabra?

19. Es paradójico que se ataque a Cayetana con el argumento, coma arriba coma abajo, de que es una ortodoxa distante y gélida en un escenario que demanda cercanía, calidez y pragmatismo. 

20. Porque es precisamente Cayetana la mayor defensora en el PP de un gran pacto nacional de PP con PSOE y Ciudadanos que permita acabar con el eterno chantaje de populistas y nacionalistas. ¿Y acaso no es eso lo que desea todo el centro y el centroderecha español?

21. Si eso no es pragmatismo, a la vista de quién lidera el PSOE en la actualidad y el sapo que eso implica tragar, que venga Dios y lo vea. Si Cayetana fuera realmente una idealista, su postura sería la de Albert Rivera en 2019: al PSOE ni agua y toda España al paro. Eso sí, más puros que el arcángel Gabriel.  

22. Pero, suponiendo que Cayetana sea eso que dicen sus detractores, ¿qué tipo de partido es el PP si no es capaz de diseñar una estrategia de comunicación que le permita cubrir varios frentes con perfiles políticos de distinto signo?

23. ¿Acaso no es ese el trabajo del responsable de comunicación de un partido que aspira a la transversalidad

24. El PSOE lo ha hecho y no parece irle mal. ¿Para qué votar a Podemos si el PSOE ya defiende la mayor parte de sus propuestas políticas y, además, reparte estopa entre "el trifachito" con el mismo entusiasmo con que lo hace Podemos? 

25. Cuando al PSOE le interesa excitar a la manada, azuza a Adriana Lastra o Rafael Simancas. Cuando le interesa fingir perfil institucional, le da cuerda a Nadia Calviño o Margarita Robles

26. Dejando de lado que Cayetana Álvarez de Toledo es la némesis intelectual, personal y política de Adriana Lastra, si la portavoz del PP es percibida por los votantes de Vox como una de los suyos… ancha es Castilla. ¿Acaso no es Vox el principal quebradero de cabeza que tiene el PP en la actualidad desde el punto de vista demoscópico? 

27. Si Cayetana pesca peces en Vox, que le den una caña más grande

28. La tesis más sólida que he escuchado contra Cayetana es la de que la política moderna es sólo percepción. Si esa percepción dice que Cayetana es X, aunque Cayetana sea en realidad Z, los efectos en la práctica de la acción política de Cayetana serán X

29. Una segunda crítica razonable, y esta es mía, sería la de que unas ideas poderosas capaces de apelar al sector más exquisito del electorado no tienen por qué apelar de la misma forma a otro tipo de sectores menos exquisitos, pero mayoritarios. De hecho, suelen no hacerlo

30. Pero, una vez más, el problema no es externo. Es interno si un perfil tan excepcional, en el sentido de excéntrico, como el de la portavoz del PP no tiene cabida en tu proyecto. 

31. Miren. Yo estoy hasta las narices del vuelo gallináceo de la política española actual. De la ramplonería de sus eslóganes. De sus mentiras, de su demagogia, de sus insultos a la inteligencia del votante. Del mamporrerismo de sus sicarios de la prensa. 

32. No aspiro a que me gobierne Séneca. Incluso estaría de acuerdo en la idea de que los intelectuales nunca han sido buenos gobernantes y con la idea de que las reglas de la política no son –por supuesto– las del debate intelectual. Pero sí aspiro a que mi vida no quede en las manos de narcisistas, ególatras, cínicos, oportunistas y nihilistas de la política

33. Y no creo ser un caso excepcional en este sentido. 

34. Entiendo los argumentos de Alberto Núnez Feijóo. Tampoco hace falta un máster para comprenderlos, ¿eh? 

35. Pero antes de seguir por determinados caminos convendría averiguar si el caso gallego es aplicable a toda España y si el escenario en la región tiene algo que ver con el panorama político y social al que nos encaminamos en este país. 

36. ¿Las batallas de la España de 2024 se parecerán a las de la Galicia de 2020? ¿O más bien a las batallas culturales que estamos viendo hoy en los países anglosajones y a las batallas contra el populismo que estamos viendo en otros países europeos? 

37. ¿Conocen esas comparativas hombre a hombre que suele hacer la prensa deportiva antes de un partido de fútbol? El PP tiene a Cayetana Álvarez de Toledo en el puesto que en el PSOE ocupa Adriana Lastra. Decía Cruyff que hay que poner al peor de los tuyos cubriendo al mejor de los suyos. El PSOE lo ha aplicado a rajatabla ¡y el PP quiere rendirse antes de jugar el partido! 

38. No voy a ser cruel. Tampoco daré nombres. Pero digamos que el desequilibrio entre ambos equipos a favor del PSOE no está precisamente en la posición del campo que ocupa Cayetana

39. Existe un problema más. Es fácil ver cuál es la España imaginada por Vox, se esté o no de acuerdo con ella. Es fácil verla en el caso de Podemos. Es fácil en el caso de los nacionalistas. Es fácil verla en el PSOE. Pero… ¿cuál es la España del PP? ¿La misma que la del PSOE, pero con algún impuesto menos y una mayor ortodoxia financiera? ¿A quién quiere parecerse el PP de mayor? 

40. En cambio, sé cuál es la España de Cayetana Álvarez de Toledo. Si esa España de ciudadanos libres e iguales necesita una dosis de emocionalidad para ser vendida con éxito, algo con lo que yo podría estar de acuerdo, que el PP contrate a los publicistas de Nike. 

41. La idea de una España de libres e iguales es buena. Qué digo, "buena". La mejor hoy en nuestro país. El resto es morralla ideológica y vocación de esclavo de las identidades y de un Estado paternalista y eternamente quebrado, pero proveedor de ayudas sólo un punto por encima del umbral de la pobreza.

42. "La política es equipo y Cayetana no hace equipo, por muy inteligente que sea", me dijo una analista política del centroderecha español. Una con colmillo, de las que ganan elecciones. 

43. Pero, precisamente. ¿No es mejor equipo aquel que es capaz de combinar los mejores perfiles en cada posición? ¿Ahora resulta que la inteligencia resta? 

44. Un debate distinto es si la posición de Cayetana debería ser la de portavoz. Yo creo que sí, pero que eso lo diluciden los estrategas del partido. Para eso están ahí. 

45. Una reflexión secundaria. ¿De verdad el gran problema del PP en estos momentos, el prioritario, el que lastra al partido, es Cayetana Álvarez de Toledo?

46. ¿No lo será el del férreo control de los medios de comunicación, de las televisiones, de las instituciones del Estado y del mundo de la cultura por parte del PSOE?

47. ¿El de la compra de los votos nacionalistas con el dinero que se le niega a ayuntamientos y comunidades, sean populares o socialistas

48. ¿El de ese entramado de asociaciones y sindicatos que ha creado el PSOE impunemente mientras el PP andaba a por uvas y lo fiaba todo "a la gestión"?

49. ¿La gestión de qué? ¿Del régimen del PSOE? ¿Ese que sabotea al PP mientras eszte gobierna con la confianza que da saber que este nunca se ha atrevido ni se atreverá a quitárselo de encima de un manotazo? ¿A desmontarlo ladrillo a ladrillo cuando recupere el poder? 

50. ¿Es Cayetana la culpable de la aparición de Vox o lo fue el "si alguien se quiere ir al partido liberal o al conservador, que se vaya" de Mariano Rajoy?

51. Mariano Rajoy ganó elecciones a cambio de que Casado no las ganara nunca. Es lo mismo que hace el PSOE con la economía española: hipotecar el futuro a costa del presente

52. Los sondeos indican un lento pero constante ascenso del PP, y un lento pero también constante descenso de Vox. Ese ascenso del PP coincide, de forma aproximada, con el nombramiento de Cayetana como portavoz, en julio de 2019. 

53. Entre las elecciones de abril de 2019 y las de noviembre de ese mismo año, el PP pasó de 66 diputados a 89. 

54. El último sondeo de GAD3, el de julio de 2020, sitúa al PP y al PSOE en empate técnico, pero con los populares por delante en escaños, con 121 por 117 del PSOE. Vox, por su parte, ronda los 33 escaños. No parece haberle ido mal al PP con Cayetana como portavoz. ¿Andaría el PP en 150 escaños si no fuera por ella? 

55. Quizá me equivoco en todo lo anterior. Quizá la política española sea territorio hostil para Cayetanas, Ciudadanos, UPyDs y cualquier otro actor político que pretenda ir más allá de la eterna lucha a cornadas entre los de la primera y la segunda España mientras las sanguijuelas nacionalistas y populistas se ceban con la sangre que derraman las heridas de ambos contendientes.

56. Y si así fuera, si estuviera equivocado en los 55 puntos anteriores, me daría igual. Hago mías, una a una, todas las palabras de Orson Welles en esta entrevista, sustituyendo la palabra "arte" por las palabras "política" y "periodismo". Respeto cualquier otra opción, e incluso puedo llegar a admirarla, pero no es la mía

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Trapero, durante el juicio en la Audiencia Nacional./

Una Sala de mayoría conservadora absuelve a Trapero en pleno pulso de la izquierda con los jueces

Siguiente