NYT

NYT

The New York Times

LA DEMOCRACIA A EXAMEN

El problema de la democracia en Rusia no es sólo Putin

Jodorkovski, magnate petrolero y expreso político, advierte de que el reto para conseguir la democracia en el país no es sólo apartar a Vladimir Putin del poder sino sustituir el sistema autoritario que personifica.

Más de 25 años después de la caída de la Unión Soviética y el intento de construir una democracia en su lugar, Rusia se ha convertido de nuevo en un Estado autoritario. Se trata de la misma incapacidad para construir instituciones democráticas que tuvieron los líderes de la revolución de febrero de 1917, que llevó a los bolcheviques a conseguir el poder a final de ese año.

El autoritarismo ruso tiene profundas consecuencias, no sólo para los ciudadanos rusos sino para países vecinos y el resto del mundo. Aún bajo el peso de la mentalidad de la “fortaleza asediada”, el Kremlin lleva a cabo una política exterior con el propósito de lograr un “equilibrio de fuerzas” entre Moscú y Occidente. Esta estrategia caduca crea una histeria en favor de aventuras militares que amenazan a todo el planeta. Los propagandistas pro-Kremlin, como Dmitry Kiselyov, un conocido presentador de la televisión estatal, han llegado a sugerir que el “comportamiento agresivo” de EE.UU. podría desencadenar una respuesta “nuclear” de Rusia.

NYT

NYT

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Los representantes de EH Bildu en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco pasan por detrás de los de Podemos.

PNV y Bildu pactan una "nacionalidad vasca" y el derecho a decidir en el nuevo Estatuto

Siguiente