El secretario general del PP, Teodoro García Egea, en una foto de archivo.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, en una foto de archivo. Silvia P. Cabeza.

Opinión UN AÑO DE CASADO EN EL PP

García Egea: "Si yo llamase 'bonita' a alguien, como Calvo, tendría que dimitir al día siguiente"

Entrevista al secretario general del PP: "Cayetana sería sin duda una buena portavoz en el Congreso" | "España Suma ya existe y es el PP". 

Hace exactamente un año, Pablo Casado era proclamado presidente del PP. Las encuestas pronosticaban una debacle. Un año después, el barco sigue a flote pese a importantes vías de agua. Ciudadanos se quedó a nueve escaños en las últimas elecciones generales, en las que también emergió Vox, pero pactos entre las tres formaciones están permitiendo a los populares seguir al frente de un buen número de instituciones autonómicas y municipales. 

Teodoro García Egea (Cieza, Murcia, 1985), es el secretario general del PP, mano derecha de Casado y lidera desde la sala de máquinas las negociaciones para formar gobiernos. Ya no se plantea vender Génova, como hace unos meses, sino sólo digitalizarla. Es optimista sobre el futuro del PP y cree que los pactos para gobernar Murcia y la Comunidad de Madrid están al caer. ¿Pedro Sánchez? Según Egea, que se entienda con los socios de la moción de censura. El PP, enfrente, espera pacientemente su momento. 

"El PP ha vuelto", dijo Pablo Casado cuando fue elegido presidente del PP. Un año después, ¿adónde ha vuelto el PP?

El día de la moción de censura, la media de las principales casas de encuestas de España daban a Ciudadanos y al PSOE por encima del PP. Esa tendencia se invirtió claramente a partir del Congreso Nacional en el que Pablo Casado asumió las riendas del partido. Desde entonces, lo que hemos querido hacer es cohesionar a todo el partido y que esa estructura territorial, esos alcaldes que siempre han levantado la bandera del PP, se sintieran parte de un proyecto común. Hace un año, Pablo Casado fue por toda España diciendo algo que hoy tiene más vigencia que nunca. "Si yo gano, nadie pierde". Se ha demostrado que así ha sido. También dijo que a partir de ese momento nadie preguntaría a nadie a quién había votado. Y así ha sido. Un año después, estamos más unidos y cohesionados. 

Casado se propuso refundar el centro-derecha, pero en las últimas elecciones generales perdió buena parte de los apoyos de Mariano Rajoy, Ciudadanos se quedó a nueve escaños del PP y Vox logró 24. ¿Qué ha fallado?

Hemos tenido dos citas electorales que nos dan información suficiente para saber si el PP está en subida o en caída. Entre marzo y abril, el PP incrementó su apoyo. Veníamos de un escenario mucho peor que el de las elecciones generales. Y de las generales a las municipales se mejoró sustancialmente. El PP tiene en torno a 20.000 concejales y el siguiente dentro del bloque de centroderecha es Ciudadanos con poco más de 2.000. La tendencia es claramente al alza y nosotros seguimos manteniendo ese proyecto a medio plazo ofrecido por Casado el 21 de julio. 

¿Ha cambiado Casado en estos meses? Se le percibe menos hiperactivo y hasta más sereno. Hay quien dice que más centrado y moderado frente a un Rivera más duro. 

Tenemos muy claro dónde ir. No nos comparamos con nadie y tenemos muy claro al partido al que representamos. La dirección nacional está para ayudar allá donde se le necesita. En Castilla y León hemos visto cómo se ha cerrado un pacto tras una interlocución constante con Génova. Lo mismo ocurrió en Andalucía, adonde la dirección nacional se desplazó porque su ayuda era necesaria. Casado tiene un perfil propio, con un trabajo de constancia y humildad que creo que, tarde o temprano, van a valorar los españoles. Lo único que hace falta es que los españoles conozcan de verdad a Pablo Casado. Es moderado, ponderado, centrado y humilde. 

Las elecciones harían que la gente empezara a pensar que los políticos no hacemos bien nuestro trabajo. Serían un fracaso de todos

O hay investidura de Sánchez, apoyado por Unidas Podemos, nacionalistas e independentistas, o hay elecciones. ¿Qué es lo menos malo?

Lo menos malo es que Pedro Sánchez busque que lo hagan presidente los mismos de la moción de censura y que luego ofrezca un programa de Gobierno, unos Presupuestos y unas medidas que le permitan buscar mayoría donde él considere. Lo que no podemos hacer el resto de partidos constitucionalistas es ser corresponsables de un presidente que hasta ahora ha demostrado no ser fiable. No ha descartado indultar a los presos independentistas si son condenados por rebelión y sedición. Él ya ha elegido sus socios: aquellos con los que ha pactado en Badalona, Castelldefels, parece ser que en Navarra y a lo largo y ancho de España: ERC, CUP, PNV, Bildu...

¿No prefieren en el PP que Sánchez no se entienda con Podemos y los partidos nacionalistas e independentistas teniendo en cuenta que gobernar con esa aritmética será muy difícil? ¿No prefieren unas elecciones?

Las elecciones harían que la gente empezara a pensar que los políticos no hacemos bien nuestro trabajo. Serían un fracaso de todos. Pedro Sánchez es presidente gracias a que consiguió aglutinar una mayoría en la moción de censura. La situación de hoy es consecuencia de esa mayoría. No puede querer que los mismos a los que echó con la moción le apoyen para seguir de presidente. Hoy el problema lo tiene Pedro Sánchez. Nosotros estaremos para garantizar que no se suben los impuestos, no se tocan los derechos fundamentales ni las garantías constitucionales. 

En los territorios es donde podríamos ver que Sánchez intenta rectificar. Como eso no se está produciendo, el PP no puede fiarse de él

Casado le ha ofrecido a Sánchez negociar 11 pactos para una legislatura que no echará a andar sin investidura. ¿No hay manera de negociar su abstención? Si Sánchez hace alguna propuesta para lograrla, ¿lo pensarían?

Hace un año, Pablo Casado fue a Moncloa y puso sobre la mesa pactos de Estado como un Presupuesto que bajase impuestos, reformar leyes para garantizar que se impidan los indultos a condenados por rebelión y sedición y revisiones en favor de la igualdad de oportunidades de todos ante la ley. Sánchez no tiene ninguna intención de hablar absolutamente nada con los partidos constitucionalistas. Si la tuviera, no habría hecho lo que ha hecho en Badalona, Castelldefels o la Diputación de Barcelona, donde el PP le ofreció gobernar. En Navarra no estaría coqueteando con Bildu para entregársela. En los territorios es donde podríamos ver que Sánchez intenta rectificar. Como eso no se está produciendo, el PP no puede fiarse de él. 

Si Sánchez dice este lunes que se compromete a no indultar a los presos independentistas, a dejar gobernar a Navarra Suma y renuncia a una gran subida de impuestos, ¿el PP también estaría en contra?

Hasta ahora no ha sido fiable y ha pactado con los separatistas cuando dijo que no iba a hacerlo, así que no podemos poner el futuro y la credibilidad del PP en manos de Pedro Sánchez. 

Casado ha propuesto una reforma que pueda evitar bloqueos en la investidura en el futuro. ¿En qué consistiría en realidad?

En su momento, nosotros propusimos una ley con la doble vuelta para los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas en el que los dos más votados pasan a la segunda salvo que el primero tenga una cierta distancia con el segundo, en cuyo caso sería automáticamente elegido. El mismo sistema que ha permitido que en muchos países haya Gobierno el día después de las elecciones hubiera evitado estas situaciones de bloqueo que empiezan a hartar mucho a la gente. Nadie nos apoyó. El PSOE, que ahora dice que quiere que gobierne la lista más votada, tampoco. Pues bien, hay otra fórmula: una prima a nivel nacional, como en Grecia, que hace que un domingo se celebren las elecciones y un lunes haya Gobierno. Eso es lo que yo quiero para España. 

Si quiere cambiar de socios o mayor estabilidad, nosotros estamos ahí, como hace un año

Si Sánchez es elegido gracias a los apoyos de Podemos y los partidos independentistas, ¿el Gobierno durará?

Pedro Sánchez ha tenido muy claro cuáles son sus socios a lo largo de toda España. Él ha elegido. Si quiere cambiar de socios o mayor estabilidad, nosotros estamos ahí, como hace un año. Entonces, lo propusimos a través de un pacto de Presupuestos, pero también sobre infraestructuras o agua. La inestabilidad, al final, la vamos a pagar todos. Los españoles deberían tomar nota sobre aquellos que pactan con independentistas.

En el Congreso de los Diputados se ha dado una situación inédita. El PP no tiene portavoz parlamentario. En boca de todos está Cayetana Álvarez de Toledo como la favorita de Pablo Casado. ¿Lo haría bien? ¿Sería una buena portavoz?

Creo que podría ser una buena portavoz, sin duda. 

¿Será ella?

No lo sé, hay 66 diputados. Los conozco a todos, sus trayectorias, y hay personas con gran experiencia política, no solo parlamentaria sino consejeros de Gobierno, autonómicos, alcaldes, portavoces parlamentarios, personas que llevan mucho tiempo en la Cámara y conocen los entresijos. Hay personas excepcionales y entre ellas está Cayetana. 

Casado ha dicho que si se repiten unas nuevas elecciones, al PP podría irle bien. ¿Por qué?

Estamos en una curva ascendente, España está viendo nuestra actitud en las negociaciones, que no negociamos en base a las necesidades del PP sino a la de los ciudadanos. El PP es un partido serio, riguroso en el que se puede confiar. Si los españoles toman la voz otra vez, al PP no le va a ir mal, pero sí es cierto que hay un hartazgo españoles en cuanto a la repetición de elecciones y no sería bueno ni para España ni para el sistema. 

García Egea, en una entrevista con EL ESPAÑOL.

García Egea, en una entrevista con EL ESPAÑOL. Silvia P. Cabeza

Casado propuso antes de la campaña listas conjuntas con Ciudadanos y Vox al Senado. ¿Se volverían a ofrecer?

Hicimos la oferta y tendimos la mano para que los constitucionalistas estuviéramos unidos allí donde la dispersión del centroderecha daba la mayoría al PSOE. En el Senado, el famosos 1+1+1 ha resultado ser igual a la mayoría absoluta del PSOE. Si se repiten elecciones, hay que hacer una profunda reflexión sobre si es razonable que haya tres partidos constitucionalistas que concurren separados en un sistema en el que los senadores se los lleva el que ha tenido más votos. ¿Es razonable que la suma de PP, Ciudadanos y Vox haya ganado en la inmensa mayoría de provincias de España y sin embargo sea el PSOE el que se ha llevado los senadores? Hay que repensarlo. 

"España Suma ya existe y es el PP"

¿Y para el Congreso? Hay dirigentes del PP que apuestan por un España Suma. ¿Sería una forma de refundar el centro derecha? ¿Está dispuesto el PP a al menos ofrecerlo para sumar fuerzas?

Navarra Suma está nucleada en torno a UPN. España Suma ya existe y es el PP. 

También existe Ciudadanos y ha logrado nueve escaños menos que el PP. ¿No sumarían más uniéndose?

Puede ser, pero el PP es tradicionalmente el partido amplio del centroderecha que aglutina a todos los españoles desde los que se sienten más liberales hasta los democristianos. Lo es desde hace 30 años. España Suma es hoy a nivel nacional el PP. Hemos pasado momentos difíciles, como todo proyecto, pero estamos en el camino de los buenos. 

Navarra Suma no es exportable. 

Hay que aglutinar al centroderecha en torno a las siglas del PP. 

No estamos más cerca ni de Ciudadanos ni de Vox. Queremos aglutinar a todos los que compartan nuestros valores

¿Ha cambiado su actitud en torno a Vox? Han pasado de minusvarlorarlo a abrirse, en plena recta final de la campaña de las generales, a que entrase en el Gobierno para después calificarlo como ultraderecha. ¿Tiene el PP más puntos en común con Vox o con Ciudadanos?

Tenemos puntos en común con Vox y con Ciudadanos. De hecho, hemos tenido que pactar documentos en los que cada uno ha tenido que ceder en su programa. No somos partidos iguales, pero incluso dentro de un propio partido hay momentos en los que no todo el mundo piensa lo mismo sobre un mismo tema. No estamos más cerca ni de unos ni de otros. Queremos aglutinar a todos los que compartan nuestros valores y allá donde tengamos que ponernos de acuerdo con otros, negociaremos. Se trata más bien de respetar la voluntad de los españoles. 

Maroto se preguntó "qué le pasa a Vox con los gays". La formación quiere derogar artículos o leyes en defensa de los derechos LGTBI, también pide a las autonomías luchar específicamente contra la inmigración ilegal. ¿Están dispuestos a aceptar ese tipo de medidas?

Todo lo que esté dentro de la Constitución, todas las medidas que garanticen la igualdad de todos, el no entrar en la esfera privada, garantizar que las personas puedan seguir manifestándose por lo que quieran, libremente y en la calle... nosotros estamos abiertos a escuchar propuestas. Pero nada de restringir libertades, derechos constitucionales o, por supuesto, de entrar en la vida privada de las personas. Cada uno que haga lo que quiera en su casa y haga la vida que desee tener sin necesidad de que el poder político se inmiscuya en eso. 

Carmen Calvo provocó una agria polémica la semana pasada al decir, con la coletilla "no, bonita", que el feminismo no es de todas las mujeres. ¿El feminismo también es del PP?

Si yo llego a decir lo que dijo Carmen Calvo y llamo bonita a alguien, tengo que dimitir al día siguiente. Calvo debería mostrar primero un poco más de respeto y debería analizar qué ocurrió esta semana y qué ha hecho por el feminismo. Calvo ha llamado "bonita" a una chica que preguntaba y el PP ha hecho presidenta de la Comisión Europea a una señora que se llama Ursula [von der Leyen] y que era ministra de Defensa en Alemania. Cada uno hace sus cosas. Yo prefiero que el PP siga siendo el partido que pone mujeres al frente de las mayores responsabilidades en el Estado. La primera vez que hubo presidenta del Congreso fue con el PP. También la primera vez que hubo presidenta del Senado, la primera vicepresidenta, la primera presidenta de la Comisión Europea. En vez de hablar de esa forma tan despectiva, Calvo podría analizar qué se puede hacer de forma efectiva. 

El PP demuestra a Carmen Calvo qué es ser feminista. No es decir "no, bonita" sino nombrar presidenta de la Comisión a una mujer

¿El PP también es feminista?

Claro. El PP apoya a las mujeres y a los hombres con los que compartimos principios y valores, por supuesto que sí. El PP demuestra a Carmen Calvo qué es ser feminista. No es decir "no, bonita" sino nombrar presidenta de la Comisión a una mujer. 

Los jueces han desautorizado al PP por intentar dejar sin efecto el sistema de multas de Madrid Central. ¿Fue un error revertir la medida?

El PP ha cogido la bandera del medio ambiente, de la lucha contra el cambio climático, la economía circular y la eficiencia energética. Llevamos mucho tiempo trabajando en la Comisión Europea y a nivel nacional en la eficiencia energética y la mejora de la movilidad. Tiene mucho que ver con los recursos naturales o con el agua. Las primeras instalaciones de energías renovables se impulsaron con el Gobierno del PP. El objetivo no es mantener o no Madrid Central sino reducir la contaminación y mejorar la movilidad. Nosotros creemos que prohibir no es la solución, porque al final dificultas a aquellos que no tienen acceso a un vehículo por recursos económicos a un vehículo eléctrico o eficiente, los perjudicas y estarán infradotados respecto a otras personas. Hay que repensar estas zonas de acceso restringido y reorganizarlas. Lo importante es que baje la contaminación y tal y como está planteado Madrid Central, no se soluciona nada porque de hecho la aumenta. 

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, en su despacho en una imagen de archivo.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, en su despacho en una imagen de archivo. Silvia P. Cabeza.