Los equipos de rescate acuden a un edificio destruido por los misiles rusos en Vishgorod, cerca de Kiev.

Los equipos de rescate acuden a un edificio destruido por los misiles rusos en Vishgorod, cerca de Kiev. Reuters

Europa

Una lluvia de misiles rusos obliga a Ucrania a cerrar sus centrales nucleares y Zelenski presiona a la ONU

Siete personas han muerto, entre ellas una niña de 17 años. Zelenski ha pedido una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU.

24 noviembre, 2022 03:14
Enrique Lavilla Agencias

Rusia ha vuelto a lanzar este miércoles una lluvia de misiles sobre Ucrania que ha matado a civiles y ha obligado al país a cerrar todas sus centrales nucleares. Siete personas han muerto por los bombardeos, entre ellas una niña de 17 años. Y un bebé ha fallecido en la región de Zaporiyia.

Ha sido una verdadera cortina de fuego la que ha recorrido todo el país, y que se enmarca en la estrategia del Kremlin de sumir a las ciudades ucranianas en la oscuridad y el frío, aprovechando la llegada del invierno. 

La región de la capital, donde viven más de tres millones de personas, ha quedado privada de energía y de suministro de agua, según ha anunciado el gobernador. Esta situación es habitual en muchas otras regiones del país, donde se llevan a cabo apagones de emergencia para ayudar a conservar la energía y realizar reparaciones.

[El ejército ruso mata a un bebé en el bombardeo contra la maternidad de un hospital en Zaporiyia]

En cuanto a las víctimas mortales, Oleksii Kuleba, jefe de la administración militar de la región de Kiev, ha indicado que cuatro personas han muerto en el área que él gobierna. Y el alcalde, Vitali Klitschko, ha señalado que al menos tres personas han fallecido tras los ataques sobre la capital.

Se espera que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, intervenga brevemente en una sesión especial del Consejo de Seguridad de la ONU a través de una conexión de vídeo para hablar del ataque de Rusia a la infraestructura civil.

"El asesinato de civiles y la destrucción de infraestructura civil son actos de terrorismo", ha dicho Zelenski en Twitter. "Ucrania seguirá exigiendo al mundo una respuesta determinante y contundente por estos crímenes".

"Rusia le ha demostrado a todo el mundo que esto es cierto al utilizar 67 misiles contra nuestra infraestructura, nuestra red energética y nuestra gente. El resultado es trágico: una gran cantidad de heridos, hay muertos", afirmó el presidente ucraniano en un vídeo publicado en Telegram.

En su mensaje, el presidente expresó sus condolencias a quienes perdieron a familiares y amigos en el ataque, así como su convencimiento de que Ucrania prevalecerá. "Vamos a restaurar todo esto y vamos a superarlo todo, porque somos un pueblo indomable ¡Gracias a todos! ¡Cuídense!", concluyó el mandatario.

Apagones en Moldavia y Ucrania

Los funcionarios al otro lado de la frontera con Moldavia han informado de que se ha perdido el suministro eléctrico en más dela mitad del país. Se trata de la primera vez que un país vecino informa de daños tan extensos en su infraestructura energética derivados de la guerra de Ucrania, que se prolonga ya durante nueve meses.

Los apagones han obligado a cerrar los reactores en la planta de energía nuclear de Pivdennoukrainsk, situada en el sur del país, y en las plantas de Rivne y Khmelnitskyi, en el oeste. Todas estas centrales se encuentran en territorio controlado por el Gobierno, según ha informado la firma estatal de energía nuclear Energoatom.

"Actualmente, (las plantas energéticas) funcionan en modo proyecto, sin producir para el sistema energético doméstico", señala el comunicado de Energoatom del que se hace eco la agencia Reuters.

Imagen de la ciudad de Kiev, completamente a oscuras, tras la lluvia de misiles que ha lanzado Rusia.

Imagen de la ciudad de Kiev, completamente a oscuras, tras la lluvia de misiles que ha lanzado Rusia. Reuters

La central nuclear más grande de Ucrania, la de Zaporiyia, que se encuentra muy cerca de las líneas del frente sur y está controlada por Rusia, fue desconectada durante los ataques debido a los bombardeos diarios de los que ambas partes se culpan mutuamente.

"La región de Chernígov, como otras, se ha quedado sin electricidad debido a los impactos de misiles enemigos contra instalaciones energéticas", escribió en Telegram el jefe de la Administración Militar regional, Vyacheslav Chaus.

[Más frío, menos combates: el invierno congela la guerra y amenaza a millones de ucranianos]

Cortes de suministro se produjeron en todas las regiones del país, informó Ukrenergo, la compañía nacional de electricidad, que explicó en un comunicado que se trata de una "medida necesaria para proteger las redes eléctricas de accidentes tecnológicos adicionales".

Según las Fuerzas Aéreas de Ucrania (FAU), Rusia lanzó este miércoles cerca de 70 misiles de crucero KH-101/KH-555 y Kalibr, de los cuales 51 fueron derribados por las defensas antiaéreas del país.

"Los lanzamientos fueron efectuados por diez aviones portamisiles Tu-95ms desde la zona de Volgodonsk, región (rusa) de Rostov, así como por dos lanchas lanzamisiles desde el mar Negro", señaló la FAU en un comunicado publicado en Telegram.

Sirenas, explosiones y oscuridad

Las sirenas antiáreas se han podido escuchar este miércoles en prácticamente todo el país. Se escucharon explosiones en Kiev y las defensas antiaéreas ucranianas se activaron para intentar contrarrestar los misiles rusos.

Imagen del ataque de Rusia contra la ciudad de Vilniansk, en Zaporiyia.

Imagen del ataque de Rusia contra la ciudad de Vilniansk, en Zaporiyia. Reuters

"Estaba sentado en mi apartamento cuando escuché una explosión. Las ventanas de mi salón, de mi cocina y de mi dormitorio estallaron y se abrieron como consecuencia de los bombardeos", cuenta a Reuters Yuriy Akhymenko, de 55 años, un ciudadano que vive en el bloque de apartamentos de Kiev situado al otro lado de la calle en la que cayeron los misiles.

Según las autoridades ucranianas, el 50% de la infraestructura energética del país ha sido dañada por los ataques aéreos rusos, lo que las obliga adoptar medidas de emergencia para hacer frente a la llegada del invierno, que según el alcalde de Kiev puede ser el peor de todos los tiempos desde la Segunda Guerra Mundial.

[Díaz-Canel apoya a Putin frente a EEUU, su "enemigo común": "Rusia puede contar con Cuba"]

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, "quiere intimidar a la gente, obligarla a pasar frío, sin luz, para que presionen a Zelenski para que se rinda. Pero esto no ocurrirá", ha declarado Klitschko, según recoge Efe.

Peligra el sistema sanitario

"Este invierno supone una amenaza mortal para millones de personas en Ucrania", ha advertido el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa, Hans Kluge. Según el alto funcionario de la OMS, el sistema sanitario de Ucrania está ante los "días más oscuros de la guerra hasta ahora".

Vista de la ciudad de Vishgorod, cerca de Kiev, que también ha sido bombardeada por Rusia.

Vista de la ciudad de Vishgorod, cerca de Kiev, que también ha sido bombardeada por Rusia. Reuters

Una de las medidas del presidente de Ucrania para afrontar este invierno ha sido la creación de una red de 4.000 puestos de asistencia a los ciudadanos, que denominó "puntos de invencibilidad".

"Si vuelven a producirse ataques rusos masivos y el suministro de electricidad no se puede restablecer en unas horas, se activará el trabajo de los 'puntos de invencibilidad': todos los servicios básicos estarán allí", explicó anoche Zelenski en su habitual discurso nocturno.

Estos puntos, absolutamente gratis y abiertos las 24 horas del día, según el mandatario, facilitarán a los ciudadanos afectados el acceso a "electricidad, comunicaciones móviles e Internet, calefacción, agua y un botiquín de primeros auxilios".

Guerra Rusia -Ucrania