Giuseppe Conte, en una imagen de archivo.

Giuseppe Conte, en una imagen de archivo. Reuters

Europa Política

Acuerdo en Italia: Conte seguirá como primer ministro en el nuevo Gobierno

El secretario general del PD levanta el veto al actual 'premier'. El M5E de Di Maio aboga por un "Gobierno duradero" con el partido de centroizquierda. 

Noticias relacionadas

El Partido Demócrata de Italia (centroizquierda) afirmó hoy que ha transmitido al presidente de la República, Sergio Mattarella, la disponibilidad de gobernar el país en coalición con el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S), en un Ejecutivo dirigido por Giuseppe Conte.

El secretario nacional del PD, Nicola Zingaretti, compareció ante los medios tras ser recibido por el presidente Mattarella, que está realizando la segunda ronda de consultas en el país, y dijo que el PD y el Cinco Estrellas han podido diseñar en los últimos días un programa político basado en posiciones comunes "que ofrecer" al jefe del Estado.

"Hemos explicado al presidente que hemos aceptado la propuesta del M5S de indicar el nuevo primer ministro. Su nombre ha sido indicado por el Cinco Estrellas en estos días", dijo, sin mencionar a Giuseppe Conte, actual primer ministro en funciones.

Sin vetos

El M5S había amenazado con suspender las conversaciones si el PD no levanta su veto a Conte, aunque finalmente la formación socialdemócrata aceptó el martes.

Zingaretti también retiró la voluntad de su partido de construir un Gobierno "duradero", que dé respuestas a los problemas económicos y sociales de los italianos.

"Estamos dispuestos a apoyar el inicio para Italia de una nueva etapa política, económica y social, con un gobierno que reconozca que hay dificultades económicas, que sea consciente de que se pueden superar", argumentó.

Igualmente, avanzó que las dos formaciones han encontrado puntos comunes en asuntos como potenciar un crecimiento económico basado en la legalidad y la protección del medio ambiente, y la aprobación de políticas económicas que fomenten la igualdad social, territorial, generacional y de hombres y mujeres.

"Creemos que vale la pena intentar esta experiencia (...) Queremos poner fin a la etapa del odio, rencor y miedo", concluyó.