El ministro del Interior en funciones, Matteo Salvini

El ministro del Interior en funciones, Matteo Salvini Reuters

Mundo Política

La guerra de sillones en Italia da munición a Salvini

El PD y el M5E negocian a contrarreloj tras levantar el veto a Conte, que podrá continuar en el Gobierno si hay acuerdo. 

Noticias relacionadas

El antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) se impuso hoy al Partido Demócrata (PD, centroizquierda) en las negociaciones a contrarreloj para formar un Gobierno en Italia y consiguió que los socialdemócratas retiraran su veto a un gabinete dirigido por el actual primer ministro, Giuseppe Conte.

El PD y el M5S están celebrando varias reuniones en los últimos días para intentar limar asperezas y diseñar un proyecto político conjunto que evite comicios en otoño. Lo hacen a contrarreloj pues el presidente de la República, Sergio Mattarella, ya ha comenzado la segunda ronda de consultas, que terminará este miércoles.

La jornada del martes comenzó con tensiones, después de que el Cinco Estrellas diera por suspendidas las conversaciones si el PD seguía insistiendo en su rechazo a Conte para que dirija un posible Ejecutivo de coalición.

Y es que el PD lleva reiterando en los últimos días que si se alía con el Cinco Estrellas tiene que ser en un Gobierno marcadamente diferente al que han tenido los antisistemas y la ultraderechista Liga desde el 1 de junio de 2018.

"Volveremos a encontrarnos con el PD cuando den el visto bueno al encargo (para formar Gobierno) a Conte. No habrá ninguna otra reunión hasta que hayan aclarado oficialmente su posición sobre Giuseppe Conte", señaló el M5S en un comunicado a primera hora del martes.

Poco después, el portavoz del PD en la Cámara de los Diputados, Graziano Delrio, declaraba a los medios que la formación no impondrá vetos contra Conte y se reanudaban las conversaciones.

La guerra de los sillones ha dado munición a Matteo Salvini, que sigue soñando con una falta de acuerdo para que se repitan las elecciones en octubre. El líder de la Liga Norte tiene así munición para atacar a lo que el llama "la parálisis de la vieja política".

El responsable de la crisis política sigue pidiendo comicios anticipados: "¿Quién tiene miedo de las elecciones? Si uno ha trabajado bien no debe tener miedo". 

Se busca Gobierno serio y duradero

Las respectivas direcciones nacionales han asegurado que su interés es formar un gabinete serio y duradero, pero están viviendo discrepancias, sobre todo en relación a los futuros miembros de este equipo.

En favor de Conte se mostró este martes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien en un mensaje en redes sociales afirmó que le respeta y que ha representado correctamente a Italia en el G7 de Biarritz (Francia), y confió en que "pueda seguir siendo primer ministro".

¿Qué hacer con Di Maio?

Superado el escollo de Conte, el siguiente punto de discusión se sitúa en el rol que desempeñará el líder del Cinco Estrellas, Luigi Di Maio, tal y como ha confirmado el portavoz del PD en el Senado, Andrea Marcucci, en un mensaje en redes sociales en el que ha declarado que ya no podrá ser vicepresidente del Gobierno, como ha sido hasta ahora.

El M5S ha sostenido en una nota que Di Maio no quiere ser ministro del Interior y, según medios locales que citan a fuentes del PD, que estaría dispuesto a asumir la cartera de Defensa.

El PD y el M5S intensifican los debates antes de ser recibidos este miércoles por Mattarella, quien hoy escuchó a los presidentes de la Cámara de los Diputados, Roberto Fico, y del Senado, Maria Elisabetta Aberti Castellati, y a los grupos minoritarios, y hoy será el turno de los grandes partidos.

Los socialdemócratas y los antisistema han sido fuerzas enfrentadas en los últimos años en Italia y este martes el ministro de Transportes y miembro del M5S, Danilo Toninelli, reconoció que no es fácil pactar con el PD, pero justificó que el país se encuentra "ante una encrucijada".

"Por un lado, existe el riesgo del abismo para Italia. Por otro lado, la posibilidad de suscribir un acuerdo con el PD en el que las partes, radicalmente diferentes, puedan ponerse de acuerdo en cuestiones contempladas en él".