Una entrevista con Hariri, vista desde una cafetería en Beirut

Una entrevista con Hariri, vista desde una cafetería en Beirut Reuters

Europa Francia media en el Líbano

Macron ofrece a Hariri refugiarse en Francia

 El Elíseo no explica si se trata de una oferta de asilo al primer ministro libanés, que dimitió el pasado 4 de noviembre. 

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha "invitado" al primer ministro libanés, Saad Hariri, y a su familia a viajar a Francia, informó hoy el Palacio del Elíseo en un escueto comunicado, en el que no dio más detalles.

"Tras haberse entrevistado con el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, y el primer ministro libanés, Saad Hariri, el presidente de la República ha invitado a Hariri y su familia a Francia", señala la nota.

El comunicado no explica si se trata de una oferta de asilo al jefe del Ejecutivo libanés, quien anunció su dimisión desde Riad el pasado día 4 y que esta semana aseguró que en pocos días volvería a Beirut.

La invitación de Macron coincide con las declaraciones del presidente del Líbano, Michel Aoun, quien acusó hoy a Arabia Saudí de ser "hostil" con su país al mantener "detenido" en Riad a Hariri.

Sin embargo, el jefe de Gobierno dimisionario reiteró que regresará a su país muy pronto y recordó que se refugió en Arabia Saudí por motivos de seguridad.

Clave para la estabilidad en Oriente Próximo

"Quiero repetir y asegurar que estoy mil (veces) bien y voy a volver, si Dios quiere, a mi querido Líbano, lo vais a ver", afirmó Hariri en el mensaje, escrito en un tono coloquial, muy parecido al tuit que emitió ayer, en el cual prometió que regresaría en dos días.

El Gobierno francés se ha presentado en esta crisis como mediador y su titular de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, viaja a Arabia Saudí con el objetivo de entrevistar con Hariri y con las autoridades saudíes para desencallar la situación.

Para el Ejecutivo de Macron, el Líbano, antiguo protectorado francés en Oriente Medio, es clave para la estabilidad de la región, atenazada por la guerra de Siria y por la rivalidad entre Irán y Arabia Saudí.