Mutreb (izda), en el aeropuerto de Barajas, con Mohamed bin Salman, a su llegada a Madrid.

Mutreb (izda), en el aeropuerto de Barajas, con Mohamed bin Salman, a su llegada a Madrid. Efe

Asia

Mutreb, el presunto asesino de Khashoggi, que acompañó en Madrid al heredero saudí

Cinco de los quince implicados, según Turquía, en la desaparición del disidente saudí Jamal Khashoggi son cercanos al príncipe heredero, Mohamed bin Salman, informa el periódico The New York Times.

Concretamente, uno de ellos, Maher Abdulaziz Mutreb, es un acompañante habitual del príncipe heredero en sus viajes al exterior y el rotativo neoyorquino lo ha identificado desembarcando de su avión en París y en Madrid, y entre su círculo de seguridad en Naciones Unidas, Houston y Boston (Estados Unidos).

Maher Abdulaziz Mutreb acompañó a Mohamed bin Salman durante la gira europea que le trajo hasta Madrid dos días el pasado mes de abril y en los que se hospedó en el Palacio del Pardo.

Bin Salman se reunió entonces con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y tuvo un almuerzo de estado con Felipe VI y doña Letizia. 

En todas estas visitas, Mutreb estuvo junto con el príncipe heredero como uno de los acompañantes y responsables de su seguridad.

Otros tres implicados también son parte del anillo de seguridad de Mohamed bin Salman, mientras que un quinto es un médico forense del Ministerio del Interior saudí, cuya supuesta relación con el príncipe heredero no detalla el The New York Times.

Estos cinco implicados forman parte del grupo de quince funcionarios saudíes que llegaron en dos aviones a Turquía horas antes de que Khashoggi desapareciera el pasado 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudí en Estambul.

The New York Times ya informó este lunes que Arabia Saudí planea reconocer que Khashoggi murió bajo su custodia en un interrogatorio que se les fue de las manos en el consulado y culpar a de ello a un funcionario amigo del príncipe heredero.

Sin embargo, hasta la fecha, Riad ha negado cualquier implicación en la desaparición del periodista.

Turquía registró este lunes -dos semanas después de la desaparición de Khashoggi- el consulado saudí en Estambul en busca de pruebas de lo sucedido.

Según algunos medios turcos y estadounidenses, Ankara dispone de de grabaciones de vídeo y audio que demuestran que Khashoggi fue asesinado en la sede diplomática.