Donald Trump, en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

Donald Trump, en el Despacho Oval de la Casa Blanca. Reuters

EEUU

Trump, dispuesto a disculparse por compartir un vídeo de un grupo británico de extrema derecha

El presidente estadounidense dice que no conocía al grupo, Britan First, cuando los compartió en Twitter por su oposición al terrorismo radical islámico.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha señalado que está dispuesto a disculparse por haber compartido el pasado noviembre vídeos del grupo de extrema derecha Britain First, cuya difusión causó una gran polémica en el Reino Unido.

En una entrevista con la cadena ITV que será emitida este domingo, pero algunos de cuyos extractos fueron divulgados este viernes, Trump admitió que no conocía a esta organización cuando colgó en su cuenta de Twitter vídeos de Britain First (El Reino Unido primero).

"Si me está diciendo que esta es gente horrible, racista, yo ciertamente me disculparía si quieres que lo haga", dijo el mandatario estadounidense al periodista Piers Morgan.

Trump admitió que compartió los vídeos antiislamistas de Britain First por su oposición al terrorismo radical islámico y recalcó no conocer a los seguidores de esta organización de ultraderecha.

"Tal vez fue una gran historia en el Reino Unido (...) pero en Estados Unidos no fue gran historia", añadió el jefe de Estado, y resaltó que "se hizo porque creo mucho en la lucha contra el terrorismo radical islámico".

Britain First es una formación minoritaria, con apenas 1.000 afiliados, que nació en 2011 de las cenizas del extinto Partido Nacional Británico (BNP, en inglés), también de extrema derecha.

La formación, que se describe a sí misma como "un partido político patriótico y un movimiento callejero", ha organizado protestas por la construcción de mezquitas en el Reino Unido y quiere que se prohíba la carne halal, permitida para los musulmanes.

Este partido recibió atención por parte de los medios en junio de 2016, cuando el extremista Thomas Mair asesinó en plena calle a la diputada laborista Jo Cox al grito de "Britain First".

Tras esta polémica, Trump comunicó su decisión de no viajar al Reino Unido este febrero para una visita de trabajo, cuando tenía previsto inaugurar la nueva embajada de EEUU en Londres.

No obstante, tras reunirse el jueves en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) con la primera ministra británica, Theresa May, Trump insistió en que las relaciones entre los dos países son buenas.

"Tenemos una muy buena relación, si bien mucha gente piensa que no", dijo el presidente estadounidense a la cadena ITV.

"Yo la apoyo (a May), apoyo mucho lo que ella hace y mucho de lo que dice y os respaldo (a los británicos) mucho militarmente. Vamos a ir en vuestra defensa si pasara cualquier cosa, que espero que nunca pase. Yo apoyo mucho al Reino Unido", agregó.

También se refirió a sus dificultades para visitar Escocia, donde tiene campos de golf, desde que ganó las elecciones de EEUU.

"Uno de los grandes problemas que he tenido al ganar, es que no puedo volver allí (Escocia) tan seguido. Me encantaría ir allí", dijo Trump, que calificó a los escoceses como gente "muy especial".

Según fuentes oficiales británicas, Trump podría hacer su primera visita oficial al Reino Unido en la segunda mitad de este año.