Donald Trump durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Donald Trump durante una rueda de prensa en la Casa Blanca. Jonathan Ernst Reuters

EEUU Entrevista

Trump deja entrever que tiene "una muy buena relación con Kim Jong-un"

"Yo tengo relaciones con la gente. Creo que ustedes están sorprendidos", ha señalado el presidente de EEUU al Wall Street Journal.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado a entender que ha desarrollado una buena relación con el líder norcoreano, Kim Jong-un, pese a los ataques que han intercambiado públicamente durante los últimos meses.

"Probablemente tengo una muy buena relación con Kim Jong-un", aseguró Trump en una entrevista con el diario neoyorquino The Wall Street Journal.

"Yo tengo relaciones con la gente. Creo que ustedes están sorprendidos", insistió.

El presidente estadounidense, sin embargo, no quiso confirmar que haya hablado con Kim. "No quiero comentar. No estoy diciendo que lo haya hecho o no. Simplemente no quiero comentar", respondió preguntado por el periódico.

En los últimos días, Trump se ha mostrado abierto en más de una ocasión a entablar un diálogo con Corea del Norte, la más reciente este miércoles cuando la Casa Blanca apuntó que el presidente está dispuesto a sostener conversaciones "en el momento apropiado, bajo las circunstancias adecuadas".

EEUU lleva años sin contactos oficiales con Corea del Norte y durante los últimos meses Trump ha intercambiado duros ataques con el líder del país asiático, al que ha ridiculizado repetidamente con calificativos como "hombre cohete", en alusión a sus ensayos armamentísticos.

Según el presidente estadounidense, todo ello sería parte de una estrategia.

"Van a ver eso mucho conmigo", dijo sobre esos ataques. "Luego, de pronto, alguien es mi mejor amigo. Le podría dar 20 ejemplos. Usted me podría dar 30. Soy una persona muy flexible", subrayó.

Este martes, representantes de las dos Coreas celebraron una reunión en su militarizada frontera en la que acordaron garantizar "la seguridad y el éxito" de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno de Corea del Sur.

La intención norcoreana, recientemente anunciada, de participar en la competición deportiva es un gesto importante para apaciguar los ánimos después de un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas norcoreanas y el tono beligerante con el que ha respondido al régimen de Pyongyang el presidente Trump.

Al preguntarle si los recientes contactos entre las dos Coreas pueden ser un intento de Kim por introducir una "cuña" entre Seúl y Washington para reducir la presión internacional y las sanciones, el presidente estadounidense no lo descartó.

"Si yo fuese ellos, lo intentaría", aseguró. "La diferencia es que yo soy el presidente y otra gente no lo es". "Y yo sé más de cuñas que ningún ser humano que haya vivido", añadió.