Donald Trump

Donald Trump

EEUU

Trump insulta en Twitter a dos periodistas críticos: una "loca" y un "psicópata"

El presidente de EEUU carga abiertamente contra los presentadores de un programa de la cadena de televisión MSNBC.

Enésimo incendio en la cuenta de Twitter de Donald Trump. En esta ocasión, la víctima  ha sido, para variar, una periodista de la cadena de televisión MSNBC: Mika Brzezinski, una "loca" según las palabras del presidente de EEUU. También se ha burlado de su aspecto físico al escribir en una serie de tuits que la vio "sangrar profusamente por un estiramiento facial".

Trump también ha insultado a Joe Scarborough, un "psicópota" para el inquilino del Despacho Oval. Scarborough presenta junto Brzezinski el programa matutino "Morning Joe". Tras afirmar que ya no ve ese programa, dijo que ha escuchado que en el citado espacio televisivo hablan "mal" de él"psicópata".

El presidente aseguró, además, que ambos presentadores fueron a verlo "tres noches seguidas" en torno a la víspera de Año Nuevo a su club de Mar-a-Lago (Florida) e "insistieron en unirse" a él.

Los dos conocidos presentadores suelen ser críticos en su programa con el presidente y recientemente se habían hecho eco de la noticia, publicada por The Washington Post, acerca de la aparición de portadas falsas de la revista Time  en varios de los clubes propiedad de Trump.

En una aparente respuesta a Trump, Brzezinski publicó en su cuenta de Twitter una fotografía de una caja de cereales con la frase "Hechos para manos pequeñas". Es sabido que Trump es especialmente sensible a las bromas sobre el tamaño de sus manos.

Un poco antes de los tuits de Trump, el director de redes sociales de la Casa Blanca, Dan Scavino, también cargó en su cuenta personal de Twitter contra los dos presentadores, a los que acusó de estar "perdidos, confundidos y tristes" porque el presidente "dejó de responder a sus llamadas".

Las redes sociales se incendiaron tras los insultos de Trump a los presentadores de "Morning Joe" y dos senadores republicanos, Lindsey Graham y Ben Sasse, alzaron la voz en Twitter contra el presidente.