El presidente de EEUU, en su despacho.

El presidente de EEUU, en su despacho. Reuters

EEUU

Trump y el rey saudí acuerdan vigilar que se cumpla el pacto nuclear de Irán

El pacto nuclear con Irán fue uno de los éxitos más notables en política exterior del expresidente estadounidense Barack Obama.

Noticias relacionadas

El presidente de EEUU, Donald Trump, y el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz, acordaron este domingo hacer cumplir "de forma rigurosa" el acuerdo nuclear de Irán, así como reforzar la lucha contra el terrorismo yihadista en Siria y Yemen. Trump y el rey Salman abordaron esos asuntos en la primera conversación telefónica que mantienen desde que el presidente estadounidense tomara posesión del cargo el pasado día 20.

Ambos líderes coincidieron en la "importancia de hacer cumplir de forma rigurosa el Plan Integral de la Acción Conjunta (nombre técnico del pacto nuclear) con Irán", informó la Casa Blanca en un comunicado. El presidente y el monarca también estuvieron de acuerdo en abordar "las actividades regionales desestabilizadoras de Irán".

Durante la campaña electoral, Trump criticó el histórico acuerdo nuclear alcanzado en julio de 2015 entre Irán y seis grandes potencias (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania), que calificó de "desastre".

El pacto, otra 'herencia' de Obama

El pacto nuclear con Irán fue uno de los éxitos más notables en política exterior del expresidente estadounidense Barack Obama, quien advirtió antes de dejar el poder contra la idea de deshacer el acuerdo, defendida por Trump durante la campaña electoral.

Arabia Saudí, al igual que las monarquías suníes del golfo Pérsico, rechazó el acuerdo nuclear del país chiíta, con el que compite por la hegemonía en la región.

El presidente y el monarca también subrayaron "la importancia de fortalecer los esfuerzos conjuntos para luchar contra la propagación del terrorismo radical islámico, así como de trabajar de forma conjunta para afrontar los desafíos para la paz y la seguridad regional, incluidos los conflictos de Siria y Yemen".

En cuanto a esos dos países sumidos en una guerra civil, Trump y el rey Salman convinieron la creación de zonas de seguridad para ayudar a los refugiados desplazados por esos conflictos. "El presidente requirió y el rey acordó apoyar zonas seguras en Siria y Yemen, así como respaldar otras ideas para ayudar a muchos refugiados desplazados por los actuales conflictos", indicó la Casa Blanca.

¿Hablaron sobre el veto?

El rey también invitó al presidente a "liderar un esfuerzo en Oriente Medio para derrotar al terrorismo y ayudar a construir un nuevo futuro, económica y socialmente, para el pueblo del Reino de Arabia Saudí y la región".

La Casa Blanca no precisó si ambos líderes trataron el polémico veto temporal decretado por Trump a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, incluidos Siria y Yemen, con historial de terrorismo. Arabia Saudí es uno de los miembros de la coalición internacional que encabeza Estados Unidos para combatir al grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak Y Siria.

El reino saudí lidera, además, otra coalición militar en Yemen, cuyo conflicto estalló cuando los rebeldes chiíes ocuparon en septiembre de 2014 la capital y otras provincias del norte y centro del país.

La guerra se recrudeció en marzo de 2015, cuando la coalición militar integrada por países suníes y respaldada por EEUU intervino directamente en el conflicto a favor de las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, el único reconocido por la comunidad internacional, que huyó de Adén y se exilió en Riad.

Trump tiene pendiente hoy otra entrevista telefónica con el presidente en funciones de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn, tras la intensa ronda de contactos que mantuvo el sábado con los líderes de Alemania, Francia, Japón, Rusia y Australia.