Donald Trump.

Donald Trump. Reuters

EEUU

Las agencias de espionaje de EEUU dicen que Rusia chantajea a Trump con una "perversión sexual"

Aseguran que Rusia tiene información comprometedora, como un episodio sexual de Trump con prostitutas en un hotel ruso. Moscú lo niega.

Noticias relacionadas

El Kremlin podría tener información comprometedora sobre la vida privada y financiera del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, según un informe no contrastado que está en manos de las agencias estadounidenses de inteligencia, han informado este miércoles varios medios locales.

Tras la publicación del informe por parte del portal BuzzFeed News y de diversos artículos en medios como la CNNThe Washington PostThe New York Times, Trump dijo a través de su cuenta de Twitter que se trata de una "noticia falsa" producto de una "total caza de brujas política". Además, se ha defendido planteando si "estamos viviendo en la Alemania nazi". 

El Kremlin también niega que le esté chantajeando con información comprometedora sobre él que dicen no poseer. Asegura que la "falsa" noticia únicamente aspira a dañar las relaciones con EEUU. Un portavoz de Vladimir Putin ha negado que Rusia haya recogido información comprometida sobre Trump y ha definido la información desvelada por Buzzfeed como una "completa fabricación y un completo sinsentido".

Los directores de las principales agencias de inteligencia habrían presentado este informe tanto a Trump como al todavía presidente, Barack Obama, en sendas reuniones celebradas la semana pasada para abordar la supuesta injerencia rusa en los comicios presidenciales del pasado 8 de noviembre.

La parte del informe que alude a la información comprometida que el Kremlin tendría sobre Trump fue elaborada por un exagente de la inteligencia británica y su contenido no está verificado todavía por la inteligencia estadounidense.

La información comprometedora sería "suficiente" para "chantajear" al presidente electo, de acuerdo con ese exagente al que las agencias estadounidenses dan credibilidad.

La información en manos del Kremlin incluiría pruebas recogidas e incitadas por los servicios de inteligencia rusos sobre una supuesta "perversión sexual" de Trump en una suite de un hotel de Moscú.

Según el documento, Trump habría contratado a varias prostitutas para que orinasen mientras él miraba en el colchón de la misma suite presidencial del Hotel Ritz Carlton en la que se habían hospedado el presidente Obama y la primera dama, Michelle Obama, durante una visita a Moscú.

El informe también recoge que las autoridades rusas ofrecieron a Trump suculentos negocios inmobiliarios relacionados especialmente con la Copa Mundial de Fútbol que se jugará en Rusia en 2018, aunque el presidente electo los habría rechazado.

Lo que sí habrían aceptado tanto Trump como sus asesores fue la información sobre los demócratas y su candidata, Hillary Clinton, que la inteligencia rusa habría obtenido a través de ataques informáticos.

El informe apunta a un colaborador de Trump, Michael Cohen, como el hombre que se habría reunido en Praga con oficiales rusos para concretar el intercambio de información. Pero Cohen, también en Twitter, lo ha negado publicando una fotografía de su pasaporte con el mensaje "Nunca en mi vida he estado en Praga" y la etiqueta "noticias falsas".

Tras la aparición del informe, Trump reaccionó rápidamente con el siguiente mensaje en Twitter en mayúsculas: "¡Noticias falsas, una total caza de brujas política!".

La supuesta injerencia rusa en los pasados comicios a la Casa Blanca ha monopolizado el debate político de las últimas semanas en Estados Unidos.

Antes de finalizar 2016, Obama anunció represalias a Rusia en forma de sanciones económicas contra organismos de espionaje, individuos y empresas de seguridad informática, además de la expulsión de 35 diplomáticos del país.

Trump, por su parte, ha cuestionado siempre los hallazgos de las agencias de inteligencia estadounidenses y ha llegado a insinuar que estaban "construyendo el caso".