El presidente de Brasil, Michel Temer, durante un acto oficial en Brasilia.

El presidente de Brasil, Michel Temer, durante un acto oficial en Brasilia. Ueslei Marcelino Reuters

América Corrupción

Temer se libra por segunda vez en tres meses de ser juzgado por corrupción

Temer es el primer presidente brasileño en pleno ejercicio de su mandato que es acusado formalmente de un delito de tipo penal.

Noticias relacionadas

El oficialismo alcanzó este miércoles en la Cámara baja los votos necesarios para evitar, por segunda vez en tres meses, que el presidente de Brasil, Michel Temer, responda a un juicio político por corrupción, como exigía la Fiscalía General.

Cuando llegó a sumar 157 votos, más una abstención y catorce ausencias, la poderosa base oficialista impidió que la oposición alcanzara en el pleno de los diputados los 342 votos necesarios para autorizar a la Corte Suprema a analizar las denuncias contra Temer, acusado de obstrucción a la justicia y asociación ilícita.

La oposición sumaba hasta ese momento 136 votos y con el número alcanzado por los diputados de la coalición gobernante, más las ausencias y la abstención, perdió las posibilidades matemáticas de lograr la mayoría calificada de dos tercios que habrían puesto a Temer frente a la Corte Suprema.

Temer es el primer presidente brasileño en pleno ejercicio de su mandato que es acusado formalmente de un delito de tipo penal y no una, sino dos veces.

En agosto pasado, la misma Cámara de Diputados negó otros cargos por corrupción pasiva también formulados por la Fiscalía General, que en ambos casos apoyó sus denuncias en unos testimonios prestados por los dueños del grupo cárnico JBS.

En esta ocasión, cuando aún debían votar poco menos de la mitad de los diputados y el proceso continuaba, ya estaba garantizado que la denuncia iba a serarchivada y que, al igual que la primera, sólo podrá ser retomada cuando Temer entregue el poder, el 1 de enero de 2019.

El mandatario recibió la información sobre el resultado de la votación cuando llegaba a su residencia oficial desde el Hospital del Ejército, en Brasilia, en el que este miércoles fue ingresado tras sufrir una "obstrucción urológica".

Temer recibió el alta después de ser sometido a una serie de exámenes y, según fuentes oficiales, guardará "reposo" durante un período que no fue precisado.