Trump durante su vista a Texas para conocer las consecuencias del huracán Harvey.

Trump durante su vista a Texas para conocer las consecuencias del huracán Harvey. Carlos Barria Reuters

Mundo

Trump donará 1 millón de dólares a los afectados por el huracán Harvey

La aportación económica del presidente de Estados Unidos provendrá de su fortuna personal. El huracán deja más de 100.000 viviendas afectados en Texas y Luisiana. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, donará un millón de dólares de su fortuna personal a los afectados por el huracán Harvey, el ciclón que ha anegado gran parte de las costas de Texas y parte del estado de Luisiana.

Según ha explicado en una rueda de prensa Sarah Huckabee Sanders, portavoz de la Casa Blanca, el multimillonario se sumará así a otras personalidades que han decidido aportar de manera particular para ayudar en las labores de recuperación. 

No obstante, la portavoz descartó indicar específicamente quiénes serán los beneficiarios e ironizó al asegurar que el mandatario le pidió que recibiera sugerencias de la prensa de la Casa Blanca, "ya que han informado mucho sobre a qué organizaciones es mejor donar de forma más eficaz".

Preguntada por los periodistas sobre si la aportación sería a través de la Fundación Trump o directamente del bolsillo del presidente, Sanders aseguró que provendrá de su fortuna personal, sin intermediarios. La fundación que lleva el nombre del magnate ha pasado por varios escándalos, al descubrirse irregularidades con su declaración a hacienda.

Sanders explicó también que este sábado Trump viajará a Texas para volver a visitar a los damnificados, como hizo este martes, y también se trasladará a zonas afectadas en el estado de Luisiana.

Las tareas de rescate continúan en numerosas localidades de Texas tras el paso del devastador ciclón, que ha causado ya al menos 47 muertos y decenas de miles de desplazados, y ahora amenaza la zona fronteriza con la vecina Luisiana. En Houston, la ciudad más afectada y donde afortunadamente no ha llovido en las últimas 24 horas, más de 32.000 personas se encuentran alojadas en refugios temporales mientras prosiguen las labores de búsqueda y rescate de damnificados.

La Casa Blanca ha calculado que unas 100.000 viviendas han resultado dañadas en mayor o menor medida por los efectos de Harvey a su paso por Texas y Luisiana.