Una imagen del estado actual de la ciudad de Damasco, en Siria

Una imagen del estado actual de la ciudad de Damasco, en Siria Reuters

Mundo

Macron y Trump acuerdan una respuesta conjunta si el régimen sirio realiza otro ataque químico

La Casa Blanca asegura que hay indicios de que el régimen de Asad está preparando otra ofensiva contra la población civil. 

Noticias relacionadas

Emmanuel Macron está de acuerdo con Trump en una cosa: Siria. El presidente francés se unirá al de EEUU para responder si hay un nuevo ataque químico del régimen de Asad contra la población civil. Así lo han acordado tras una charla telefónica, ha informado el Elíseo. 

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, habia anunciado también este martes que el régimen sirio pagaría "un alto precio" si produce un nuevo ataque químico. Según la información que maneja EEUU, se han detectado "potenciales preparativos" de Bachar Al Asad, que anticiparían esta posibilidad

Aunque la Casa Blanca no precisó ni dónde ni cuándo ha detectado esos "potenciales preparativos" sí señaló que, de producirse, el mandatario y sus Fuerzas Armadas "pagarán un alto precio" por ello. 

"Como hemos manifestado previamente, Estados Unidos está en Siria para eliminar al Estado Islámico de Irak y Siria. No obstante, si Asad lleva a cabo otro asesinato en masa usando armas químicas, él y sus fuerzas armadas pagarán un alto precio", indicó Spicer. 

Tras el ataque químico ocurrido en el norte de Siria a principios del pasado abril, del que Occidente culpa al régimen de Asad, el presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó un bombardeo unilateral contra una base aérea de la ciudad de Homs controlada por el Gobierno sirio. Ese bombardeo supuso el primer ataque directo de Washington al régimen de Damasco en seis años de conflicto. 

El presidente francés, que ha plantado cara a Trump tras su decisión de salir de la cumbre del clima de París, también ha invitado formalmente a su homólogo estadounidense a viajar a París para unirse a las celebraciones del 14 de julio, fiesta nacional. La invitación se ha gestado tras una conversación telefónica entre ambos mandatarios.