El secretario de Seguridad Nacional de EEUU, John Kelly.

El secretario de Seguridad Nacional de EEUU, John Kelly. Reuters

Mundo

EEUU podría extender a todo el mundo su veto a los ordenadores en los vuelos

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, aseguró que existe una "amenaza real contra la aviación" proveniente del terrorismo.   

El secretario de Seguridad Nacional de EEUU, John Kelly, aseguró este domingo que "podría" extender a todo el mundo el veto que ahora impide a los viajeros procedentes de diez aeropuertos internacionales llevar su ordenador portátil en el equipaje de mano si su origen o destino es Estados Unidos.

El Gobierno de Donald Trump estudia la posibilidad de ampliar ese veto a los vuelos procedentes de la Unión Europea (UE), pero Kelly dijo hoy que "podría" aplicarse a nivel mundial para los vuelos con origen o destino en Estados Unidos.

"Hay una amenaza real, hay numerosas amenazas contra la aviación, porque es con eso con lo que están obsesionados los terroristas, con la idea de derribar un avión en pleno vuelo, particularmente si es una compañía estadounidense y está llena de estadounidenses", aseguró Kelly en una entrevista con la cadena Fox News.

El secretario de Seguridad Nacional aseguró que la decisión se tomará en base a la "información de inteligencia" de la que dispone Estados Unidos y su "cooperación" con sus aliados en el resto del mundo.

Aumento de la seguridad

"Pero en general, vamos a aumentar la seguridad en la aviación a un punto mucho más alto del que está ahora (...). Ésta es una amenaza muy sofisticada y me reservaré mi decisión hasta ver hacia dónde debemos ir", subrayó Kelly.

El veto impediría la entrada en las cabinas de los aviones de los aparatos electrónicos de mayor tamaño que un teléfono móvil, es decir, portátiles, tabletas, cámaras y libros electrónicos, entre otros, que deberían ser facturados con el resto del equipaje.

En marzo pasado, el Gobierno de Estados Unidos ya prohibió esos aparatos en el equipaje de mano en vuelos sin escalas procedentes de diez aeropuertos internacionales en ocho países de mayoría musulmana: Jordania, Kuwait, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Marruecos, Catar y Emiratos Árabes Unidos.

Kelly se plantea ahora ampliar ese veto a los aviones provenientes de la UE, un tema que las autoridades estadounidenses y las europeas abordaron el pasado 17 de mayo en una reunión en Bruselas.

Con el veto electrónico se trata supuestamente de impedir la entrada en las cabinas de los aviones de bombas escondidas en portátiles.

En abril, en una entrevista con CNN, Kelly avisó de que grupos yihadistas como el Estado Islámico (EI) han diseñado bombas que se camuflan en dispositivos electrónicos y que son capaces de eludir los controles de seguridad en los aeropuertos.