Jordi Pujol y Marta Ferrusola camino de la Audiencia Nacional.

Jordi Pujol y Marta Ferrusola camino de la Audiencia Nacional. Dani Pozo

Tribunales Corrupción

El juez amplía hasta marzo de 2021 la investigación al clan Pujol, al que llama "organización criminal"

El magistrado de la Mata acoge la tesis del fiscal y fija ese plazo máximo para concluir las diligencias.

Noticias relacionadas

La investigación sobre el origen de la fortuna del expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol y a su familia concluirá en marzo de 2021. Éste es el nuevo plazo, improrrogable, fijado por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata en una resolución en la que acoge la petición de la Fiscalía Anticorrupción de ampliar las diligencias, a lo que se opusieron los investigados.

La resolución explica que concurrnen "casi todas" las circunstancias previas en la ley procesal penal para continuar la instrucción, empezando por el hecho de que "la investigación recae sobre un grupo u organización criminal".

A ello añade que la causa "tiene por objeto numerosos hechos punibles, involucra a gran cantidad de investigados, exige la realización de pericias o de colaboraciones recabadas por el órgano judicial que impliquen el examen de abundante documentación o complicados análisis, implica la realización de actuaciones en el extranjero y precisa de la revisión de la gestión de personas jurídico-privadas o públicas".

Algunas de las pesquisas, además, "no dependen de este Juzgado, sino del grado y celeridad de la cooperación facilitada por otras jurisdicciones", dice De la Mata en alusión a las comisiones rogatorias cursadas.

El instructor expone el estado de la causa y se refiere, en primer lugar, a la parte que se refiere al presunto delito de blanqueo de capitales atribuido a Oleguer Pujol Ferrusola y su exsocio Luis Iglesias. Esta investigación está pendiente de la presentación de informes de auxilio judicial que, a su vez, están condicionados por la práctica de otras diligencias ya acordadas, entre ellas requerimientos realizados a los dos investigados indicados, "no contestados, por cierto, por los mismos", señala el juez, "aunque ya se les indicaba, naturalmente, que únicamente deberían hacerlo si estimaban que les convenía en ejercicio de sus derechos constitucionales a no
declarar y no auto incriminarse".

También está pendiente la recepción de información solicitada a entidades bancarias y a la Agencia Tributaria, a resultas de lo cual es previsible que posteriormente se libvre órdenes europeas de investigación.

"Es evidente", concluye el instructor, "que esta parte de la causa continúa necesitando, ahora, la realización de pericias complejas, práctica de actuaciones en el extranjero y revisión de la gestión de personas jurídico-privadas o públicas y que, por tanto, la prórroga de la instrucción mediante un plazo máximo final es necesaria y está plenamente justificada".

De la Mata agrega que "la parte central de la causa, es decir, la investigación de la
organización criminal integrada por los miembros de la familia Pujol Ferrusola, está aún pendiente de la práctica de diligencias" tales como las comisiones rogatorias dirigidas a Andorra, Luxemburgo y Dinamarca.

En este momento se están terminando de elaborar los informes de auxilio judicial sobre posibles infracciones fiscales de algunas de las personas investigadas y ello "conllevará, con certeza, la necesidad de acordar diligencias ampliatorias sobre defraudaciones fiscales de algunos de los miembros de la organización".

"Sin ir más lejos, en reciente informe presentado por la unidad investigadora se ha descubierto una nueva Fundación, la Fundación PATY, en este caso vinculada a Josep Pujol Ferrusola" con un ingreso de 600.000 euros en el Banc International D'Andorra (Morabanc). El fiscal acaba de solicitar una nueva comisión rogatoria al Principado "obtener información sobre este nuevo instrumento societario opaco tras el que se
parapetaba Josep Pujol Ferrusola", señala el juez.