José Luis Olivas, expresidente de Bancaja y Banco de Valencia.

José Luis Olivas, expresidente de Bancaja y Banco de Valencia. EFE

Tribunales BANCAJA

El juez pide 64 millones de fianza a Olivas, expresidente de Bancaja, y abre juicio contra él

  • José Luis Olivas, exdirectivos de Bancaja y Banco de Valencia y empresarios serán juzgados por las inversiones inmobiliarias en México a través del Grupo Grand Coral.
  • La jueza Carmen Lamela procesó a 48 personas por provocar un desfalco de 750 millones con el proyecto de inversiones en México.

El juez Diego de Egea de la Audiencia Nacional ha abierto juicio oral contra el expresidente de Bancaja y Banco de Valencia, José Luis Olivas, directivos de ambas entidades asumidas por Bankia y decenas de empresarios por las inversiones inmobiliarias que emprendieron en México a través del Grupo Grand Coral. En total, son 48 personas las que se tendrán que sentar en el banquillo por estas operaciones presuntamente fraudulentas.  

En menos de 24 horas, todos los procesados deberán ingresar en el Juzgado Central de Instrucción número 3 (que De Egea está cubriendo hasta que la nueva magistrada tome posesión) unas fianzas de responsabilidad civil que superan los 1.437 millones de euros o acreditar su insolvencia de forma legal. Sólo a Olivas, el juez le impone una fianza de casi 64 millones de euros. 

En el auto de apertura de juicio oral, el juez requiere a Olivas, Aurelio Izquierdo (exdirector general de Bancaja), Domingo Parra (exconsejero delegado de Banco de Valencia), Alfonso Monferrer Daudí (exdirector de participaciones inmobiliarias de Bancaja), Juan Vicente Ferri y José Salvador Baldó y Juan Poch (empresarios hoteleros representantes de la empresa Summerville), Fernando Rodríguez Toral (arquitecto técnico y tasador), Luis Candela (consejero delegado de Alia Tasaciones) Marc Smet y Daniel Henry Kragt para que presten, de forma conjunta y solidaria, la cantidad de 639.268.905 euros con el fin de asegurar las presuntas responsabilidades civiles pecuniarias que pudiera imponérseles.

En el caso de José Cortina Orrios (exdirector general de Bankia Hábitat) y Rafael Tomás Codoñer Seguí (comité de inversión inmobiliaria de Bancaja), el juez les requiere igualmente por importe de 406.160.000 euros, mientras que para el resto de resto de acusados se fija una fianza en los mismos términos por una cantidad de 392.360.000 euros.   

Piden 7 años de prisión para Olivas

El pasado agosto, la jueza Carmen Lamela procesó a las 48 personas contra las que ahora se abre juicio, entre ellos el expresidente de Bancaja y Banco de Valencia, José Luis Olivas, y otros exdirectivos de las entidades valencianas.

Con el proyecto Grand Coral de inversiones inmobiliarias en Riviera Maya y Baja California, los procesados habrían provocado un desfalco de 750 millones de euros. Bancaja y Banco de Valencia habrían financiado entre 2005 y 2009 a los empresarios hoteleros Juan Vicente Ferri, José Salvador Baldó y Juan Poch.

Con los préstamos "sistemáticos e injustificados" por parte de las entidades, como consideró la jueza en el auto de procesamiento, el expresidente de Bancaja Olivas fue consentidor del "continuo favorecimiento" a los promotores hoteleros, según el auto de procesamiento. También se consideró probado que habría recibido distintos regalos, como viajes de lujo, a cambio de dicho trato. 

La Fiscalía solicita 6 años de prisión por un presunto delito de apropiación indebida y 18.000 euros de multa para José Luis Olivas. La acusación ejercida por Bankia Hábitat, por su parte, pide 3 años de prisión por un delito societario continuado de apropiación indebida para él. La Abogacía del Estado ejerce la acusación más dura: solicita 3 años y 6 meses de prisión por pro un delito de administración desleal agravada atendiendo a la defraudación en perjuicio causado y 4 años de prisión y una multa de 3.000 euros por un delito de apropiación indebida para Olivas.