El comisario de Policía Nacional, Carlos Salamanca.

El comisario de Policía Nacional, Carlos Salamanca. EFE

Tribunales OPERACIÓN TÁNDEM

La Fiscalía pide al juez que vuelva a investigar a Salamanca, el comisario amigo de Villarejo

  • Carlos Salamanca estuvo al frente de la comisaría de Barajas, quedó en libertad en marzo y el juez archivó una investigación contra él en julio.
  • La Fiscalía asegura haber encontrado nuevos indicios de presuntos delitos de cohecho y prevaricación en el material incautado al excomisario Villarejo y su entorno.
  • Archivan la causa contra el comisario Carlos Salamanca, amigo de Villarejo.

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado un informe en el juzgado donde se instruye la Operación Tándem, con el comisario jubilado José Manuel Villarejo como principal investigado, solicitando que se reabra la investigación contra Carlos Salamanca, comisario de Policía que estuvo al frente de la comisaría del aeropuerto de Barajas.

Salamanca estuvo en prisión preventiva entre diciembre de 2017 y marzo de 2018 investigado por los presuntos delitos de organización criminal, cohecho, blanqueo de capitales y delitos contra los ciudadanos extranjeros.

La Fiscalía consideró que podría haber cobrado comisiones (dinerarias y de otro tipo) por dejar pasar a ciudadanos extranjeros, sobre todo ecuatorianos y guineanos a España sin los permisos correspondientes. 

La Audiencia Nacional archiva el caso de Corinna y Villarejo que afecta al rey Juan Carlos

Una trama corrupta para la que habría utilizado su posición en Barajas, según la Fiscalía, y de la que el juez no vio indicios de delito suficientes. De ahí que le dejara en libertad primero y archivara la causa contra él después.

Material de Villarejo

Ahora, el Ministerio Público solicita la reapertura de la pieza separada número 1 del caso Tándem, que aludía a Carlos Salamanca por "haberse hallado con posterioridad al auto de sobreseimiento provisional nuevos elementos incriminatorios contra el investigado Carlos Salamanca Vilches y que serían constitutivos de los delitos de cohecho y de prevaricación administrativa".

Dichas "fuentes de prueba" a las que se refiere la Fiscalía se habrían encontrado al analizar la ingente documentación y audios encontrados en los domicilios de los registros de los investigados en la Operación Tándem, principalmente en el domicilio de José Manuel Villarejo.

La Fiscalía insiste en denominar "macrocausa" al caso y afirma que existe una "organización incrustrada en puestos de la cúpula del Cuerpo Nacional de Policía especialmente sensible para la Seguridad del Estado en los últimos 15 años".