María Tardón./

María Tardón./ AJFV

Tribunales

Jueces conservadores acceden a relevantes plazas penales de la Audiencia Nacional

María Tardón sucederá a Lamela en el Juzgado Central de Instrucción 3 y Francisco Javier Vieira se incorpora a la Sala. Hurtado se va a la sección que controla a los presos.

Cambios en el tribunal penal más mediático de España. La Audiencia Nacional se renovará en las próxima semanas con la incorporación de María Tardón, hasta ahora presidenta de la Sección 27 de la Audiencia Provincial de Madrid, al Juzgado Central de Instrucción número 3, dejado libre por Carmen Lamela tras su designación como jueza del Tribunal Supremo.

Por su parte, el hasta ahora presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Javier Vieira, también ha obtenido destino en la Audiencia Nacional en el último concurso del Consejo General del Poder Judicial para cubrir plazas vacantes. Vieira se incorporará a la Sala Penal de la AN tras desempeñar la presidencia del TSJM durante los últimos nueve años y medio.

Se trata de dos puestos que se cubren por el sistema de antigüedad, sin ningún tipo de valoración discrecional por parte del CGPJ. Vieira ingresó en la carrera judicial hace 37 años y Tardón, 31, por lo que tenían las plazas prácticamente aseguradas.

María Tardón -la primera mujer que fue portavoz de una asociación judicial, Francisco de Vitoria, en 1995- ha presidido desde 2005 la sección de la Audiencia de Madrid que tiene competencia exclusiva en asuntos de violencia de género. Antes fue jueza de instrucción en Madrid y jueza de lo penal en Palma de Mallorca. Entre 1999 y 2003 fue tercer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Madrid, con José María Álvarez del Manzano (PP) como regidor. Tardón se ocupó de las áreas de Policía Municipal, movilidad urbana, protección civil y atención social.

Francisco Javier Vieira fue elegido el 23 de diciembre de 2008 presidente del Tribunal Superior de Madrid por 14 votos de 21, ente ellos los del grueso de los vocales propuestos por el PP. Compitió frente a Manuela Carmena, que sólo logró tres votos.

Fue reelegido, por unanimidad, en marzo de 2014. Su mandato en el TSJM terminaba dentro de cinco meses, pero una nueva reelección estaba en el aire en un CGPJ al que no le gusta la prolongación de los altos cargos judiciales en terceros mandatos.

Durante su presidencia en el Tribunal Superior de Madrid, Vieira asumió la ponencia de un trascendente auto en el que se declararon lícitas y sin efecto alguno las escuchas ordenadas por el exjuez Baltasar Garzón a los imputados del caso Gürtel cuando se entrevistaban en la cárcel con sus abogados. La resolución adelantó argumentos luego utilizados por el Tribunal Supremo para inhabilitar a Garzón.

Hurtado, a la sección 1ª y Andreu, a la Sala

No son las únicas alteraciones inminentes en la Audiencia Nacional. El presidente del tribunal del caso Gürtel, Ángel Hurtado, ha pedido un cambio de destino que motivará un nueva nueva modificación en la composición del tribunal que juzgará los papeles de Bárcenas, asunto en el que Hurtado había sido designado ponente.

Hurtado pasará de la sección segunda a la sección penal primera para ocupar la vacante dejada por Nicolás Poveda, jubilado el pasado 17 de septiembre.

La incorporación de Ángel Hurtado a la sección primera, que tiene competencia en materia de vigilancia penitenciaria en relación a los presos condenados la Audiencia Nacional, no ha sido pacífica. Otra magistrada de la Sala Penal de la AN, Clara Bayarri, le disputó el puesto alegando que ella es más antigua en la Sala.

El criterio que regula los concursos internos establece, sin embargo, que tiene preferencia el magistrado de mayor antigüedad en el escalafón, por lo que la presidenta de la Sala, Concepción Espejel, ha adscrito a la sección primera a Hurtado. La Sala de Gobierno de la AN ha ratificado esa decisión.

Dentro de unas semanas quedará vacante el Juzgado Central de Instrucción número 4, ya que el magistrado Fernando Andreu, titular de ese órgano desde 2002, se marcha a a la Sala Penal de la Audiencia Nacional.