Sonia Gumpert, momentos después de su agresión.

Sonia Gumpert, momentos después de su agresión.

Tribunales

La agresión a Sonia Gumpert marca la victoria electoral de Alonso en el Colegio de Abogados de Madrid

Agresiones, amenazas y acusaciones de intereses creados tras las candidaturas destapan la situación del Colegio de Abogados de Madrid en estas elecciones.

Las elecciones al decanato del Colegio de Abogados de Madrid han acabado con una agresión y acusaciones de intereses económicos detrás de alguna de las candidaturas.

El resultado oficial ha sido que la lista de José María Alonso se ha hecho con la victoria, pero todo se ha visto empañado con la agresión que ha sufrido la hasta ahora decana, Sonia Gumpert, por el fundador del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), Alejandro Pintó, a quien también acusa de haberla amenazado de muerte tras los comicios.

Los hecho se produjeron antes de terminar el recuento de votos de las elecciones. Gumpert, según ella misma ha explicado a la prensa, acababa de llegar al Novotel Madrid Center, donde se ha producido la votación, para seguir el escrutinio y felicitar en persona al candidato ganador como decana saliente.

Entonces la decana se dirigió al ascensor y en ese momento Pintó -acompañado de otras dos personas- se metió con ella y le golpeó en la cara y en el brazo al tiempo que la amenazó de muerte ante varias personas que han sido testigos de los hechos.

"Estás muerta, estás muerta", le ha dicho Pintó a Gumpert, según su denuncia.

El agresor es el dueño del ISDE (Instituto Superior de Derecho y Economía), un instituto de formación que curiosamente ayudó a la campaña de Gumper cuando ganó, y a la que ahora acusa de no haber cumplido con los compromisos adquiridos.

Precisamente la sombra de este instituto ha estado detrás de las acusaciones de juego sucio entre las distintas candidaturas. Dos candidatos han denunciado públicamente que el ganador, José María Alonso, cuenta con el apoyo económico del ISDE, aunque éste lo niega.

En el debate a seis, uno de los candidatos aseguró que la lista de Alonso "estaba auspiciada por ISDE" y le preguntó de dónde salían sus ingresos para los gastos de campaña. Además, otros candidatos han señalado que la lista ganadora incluye a dos abogados que también son profesores en este instituto.

Sin embargo, José María Alonso, expresidente del bufete Baker&Mckenzie, ha insistido en que nadie está detrás de su campaña y ha prometido que no va a privatizar el centro de estudios del colegio, competencia directa del ISDE, una de las joyas de la entidad.

La actual decana Sonia Cumper ha apostado en estas elecciones por su vicedecano, Javier Iscar, y por el candidato González Cuellar, que ha quedado tercero.

A falta del recuento del voto por correo, que en su mayoría se estima favorable a Alonso, este candidato había obtenido la victoria en el voto presencial aunque a poca distancia de Íscar. La participación, un 7,69% (5.924 votantes), ha sido muy inferior a la de las elecciones de 2012, cuando votó el 13,9% de los 77.000 colegiados, según informa María Peral.

Alonso, que fue miembro de la Junta de Gobierno que presidió Antonio Hernández Gil (2007-2012), partía como favorito en una contienda en la que ha tenido el apoyo de los grandes despachos.

En el debate a seis celebrado en noviembre, el nuevo decano presentó un programa "de obligado cumplimiento" en el que se comprometió a "fortalecer la voz de la Abogacía, para que sea oída y respetada por las instituciones públicas y privadas", a hacer un "Colegio útil, gestionado bajo los principios de eficacia, transparencia y ética" y a focalizar su actuación en los colegiados que más lo necesitan: los jóvenes, los veteranos y los que pertenecen al turno de oficio.

Alonso lleva más de 40 años en el ejercicio profesional de la Abogacía. Entre 2008 y 2012 ostentó distintos puestos de responsabilidad en Garrigues, desde donde se incorporó a Baker&Mckenzie.

Es miembro del comité directivo del Grupo Global de Práctica de Arbitraje y del Grupo Europeo de Litigios y ha obtenido la primera posición del ranking Chambers and Partners Europe y Chambers and Partners Global, en las categorías 'Dispute resolution' y 'Most in demand arbitrators', desde 2007 hasta la última edición.