El excomisario José Manuel Villarejo, en una imagen de archivo.

El excomisario José Manuel Villarejo, en una imagen de archivo. Efe

Tribunales

La doctora Elisa Pinto identifica ante la jueza al comisario Villarejo como quien la apuñaló

  • La dermatóloga "no dudó" en señalar al policía entre otros cuatro hombres de características físicas similares en una rueda de reconocimiento.
  •  

Noticias relacionadas

El comisario José Manuel Villarejo ha sido identificado este martes en los Juzgados de la Plaza de Castilla por la dermatóloga Elisa Pinto como la persona que la apuñaló en el abdomen el 10 de abril de 2014 delante de su hijo mientras le decía "López Madrid ha dicho que cierres la boca".

Villarejo, que tiene la condición de investigado en las diligencias abiertas por el Juzgado de Instrucción número 39, se ha sometido finalmente a la rueda de reconocimiento que pudo eludir en dos ocasiones anteriores. El Juzgado investiga las denuncias que Elisa Pinto interpuso contra el empresario Javier López Madrid, yerno de Juan Miguel Villar Mir, presidente del Grupo Villar Mir, por supuestos delitos de acoso y amenazas.

Pinto ha reconocido al policía Villarejo "sin duda alguna y desde el primer momento" entre otros cuatro varones de similares características físicas.

Fuentes jurídicas han señalado que los cinco hombres eran de complexión fuerte, "de unos 60 o 65 años años" y todos ellos tenían unas gafas de concha como las que el comisario suele llevar cuando se ve obligado a comparecer en los Juzgados. Durante la práctica de la rueda de reconocimiento, la doctora ha pedido que se las quitaran porque ella no recuerda a la persona que la apuñaló con gafas de ese tipo.

La identificación se ha llevado a cabo ante la jueza de instrucción, Belén Sánchez, que también este martes ha llevado a cabo otras diligencias de investigación que le ha ordenado la Audiencia Provincial de Madrid.

La Sección 15 de la Audiencia tumbó el pasado 5 de abril el archivo del caso acordado por Sánchez el 26 de febrero de 2016. La Sala, que estimó un recurso de la abogada de la doctora, Ana Blanco, señaló que "existiendo indicios suficientes de la comisión de un hecho que reviste caracteres de delito y de la participación en él de determinada persona, debe continuar el procedimiento".

La Audiencia discrepó de la apreciación de la jueza de instrucción, que archivó el procedimiento por la "falta de credibilidad del testimonio de Elisa Pinto Romero" y por la existencia de "versiones contradictorias".

El tribunal reprochó a Sánchez que hubiera cerrado el caso sin agotar la investigación y sin practicar diligencias que ella misma había acordado, como la rueda de reconocimiento del comisario Villarejo.

La agresión 

En el procedimiento está acreditado que la dermatóloga sufrió cerca de su casa el día 10 de abril de 2014 una herida por arma blanca de unos cuatro centímetros de longitud en la zona periumbilical izquierda. Fue asistida de inmediato por dos agentes del Cuerpo Nacional de Policia y posteriormente por el SAMUR, que la trasladó a un hospital.

Según la versión de Pinto, ella salió del coche en el que llevaba a su hijo para coger el sillín que estaba en el maletero cuando un hombre se le acercó y, clavándole un arma blanca, le dijo "López Madrid ha dicho que cierres la boca".

Elisa Pinto ya reconoció por dos veces a Villarejo como el hombre que la atacó en reconocimientos fotográficos realizados en la Comisaría de Chamartín. La doctora sostuvo que la persona que la apuñaló era la misma que el 10 de diciembre de 2013 acompañó a López Madrid en una visita que inopinadamente éste hizo al despacho de la dermatóloga y que fue grabada por ellos.

El empresario insistió en decirle que "le dejara en paz". En aquel momento Pinto describió al acompañante de Javier López Madrid como "un hombre de unos 50 y tantos años, corpulento, con aspecto de estibador, pelo canoso, nariz ancha y chata".

En su declaración judicial como investigado, que se produjo el 12 de noviembre de 2014, López Madrid admitió que conocía a Villarejo y explicó que un amigo le recomendó que se pusiera en contacto con el policía ante el acoso que él asegura haber sufrido por parte de Pinto. La denuncia del empresario contra la dermatóloga se investiga en otro Juzgado de Instrucción.

El comisario Villarejo, por su parte, niega ser el autor del apuñalamiento y afirma que ni siquiera conoce a Pinto. Además, sostiene que la rueda de reconocimiento "no tendrá ningún valor probatorio" porque la dermatóloga fue inducida a reconocerle en la Comisaría de Chamartín por su exresponsable, Jaime Barrado.

Villarejo sostiene que Barrado, enfrentado a él, "llamó expresamente a la doctora Pinto para incriminarle en un reconocimiento fotográfico que se encontraba amañado".

La defensa de Villarejo, ejercida por el letrado Ernesto Díaz-Bastién, asegura, además, que "existen además testigos que ponen en duda la veracidad de la identificación" realizada por Pinto, situando al policía "en otro lugar totalmente distinto al de la supuesta agresión el día que se produjo la misma".

Además de la rueda de reconocimiento, la jueza Belén Sánchez ha tomado declaración este martes, entre otros testigos, a los agentes que asistieron a Elisa Pinto tras el apuñalamiento, al doctor que la asistió de urgencia en el hospital, al marido de la doctora como testigo del acoso y a los miembros del EMUME (Equipos de Mujer y Menores de la Guardia Civil), unidad a la que acudió la dermatóloga para que investigara sus denuncias ante la inacción de la Policía.