El tesorero de CDC, Andreu Viloca, durante uno de los registros de la Guardia Civil.

El tesorero de CDC, Andreu Viloca, durante uno de los registros de la Guardia Civil. EFE

Tribunales Caso 3%

Un empresario al tesorero de Convergencia: “No hemos tenido suerte en los concursos. Tenemos que vernos pronto”

La Guardia Civil detecta que Andreu Viloca quedó con un empresario adjudicatario de obra pública en una sucursal bancaria para una transacción económica.

Carlota Guindal

“Buenos días Andreu; Te hago llegar el concurso que nos hemos presentado y no hemos tenido suerte y los que aspiramos a tener mas suerte. Hace falta que quedamos pronto”. Este mensaje lo escribió Santiago Piñol, de la empresa Pisan, al tesorero de Convergencia, Andreu Viloca, en el reverso de una tarjeta de visita que le fue incautado por la Guardia Civil durante el registro de su despacho en agosto de 2015.

Tarjeta del empresario Santiago Piñol al tesorero de CDC, Andreu Viloca.

Tarjeta del empresario Santiago Piñol al tesorero de CDC, Andreu Viloca. E.E.

Este tarjetón, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, consta en la instrucción seguida por el juez del Vendrell (Tarragona), Josep Bosch, conocida como el 'caso 3%', en el que se investiga el cobro de mordidas en forma de donaciones al partido de Artur Mas a través de las fundaciones vinculadas a la formación y por lo que están siendo investigados tanto el propio Viloca, como su antecesor, Daniel Osácar, así como otros altos cargos del partido, de empresas públicas y diversos empresarios.

Tanto la Fiscalía Anticorrupción como la Guardia Civil interpretan este mensaje del empresario, puesto en contexto con la investigación, como un “requerimiento de un empleado de Pisan a Andreu Viloca, con vistas a que medie en licitaciones públicas a favor de la empresa”.

Esta empresa no era una de las habituales de CDC. A Viloca también se le intervino un documento llamado “Empreses.doc” con un listado de 31 empresas, de las cuales muchas de ellas son compañías que efectúan “donaciones sistemáticas”, tales como Copisa, Deco, Grupo Soler, Emte, Teyco, Rogasa, Oproler, o Vicsan, entre otras.

Precisamente, tras el análisis de toda la documentación incautada a Viloca en agosto de 2015, los investigadores decidieron hacer otra operación dos meses después en la que fue detenido el tesorero y por lo que llegó a ingresar en prisión durante varias semanas, hasta que CDC pagó la fianza impuesta por la Audiencia Provincial de tarragona de 250.000 euros.

Viloca, “el conseguidor”

Los investigadores califican a Viloca como el “mediador-conseguidor” de donaciones para el partido. Viloca está en el núcleo de la investigación. Era la persona encargada de reunirse con los empresarios y reclamarles, de manera indiciaria, donaciones para el partido a cambio de adjudicaciones. Esas donaciones no se hacían al partido sino a diversas fundaciones vinculadas a la formación. De ahí que Viloca fuera también el tesorero de la Fundación CatDem.

Sin embargo, los pagos de los empresarios no sólo se hacían a través de donaciones a las fundaciones. Según una anotación recogida en la agenda de Viloca -intervenida durante el registro de su despacho en la sede del partido-, podría haber otras fórmulas: “La Caixa (Sergio Lerma)”. Esta anotación detecta una cita con un empresario (administrador de la sociedad Oproler, investigado en la causa) en la sede de un banco el 20 de marzo de 2012 a las 10:00 horas.

Este encuentro se produce justo después de la adjudicación de uno de los contratos investigados, el 14 de febrero de ese año. “Dicha gestión no culmina con una donación estándar en la cuenta de CatDem, pero sí que indica que se podría haber efectuado una transacción económica, de la que hasta el momento se desconocen más detalles”, sostiene la Guardia Civil en un informe incorporado en la causa.

En diversos informes del Grupo de Delitos Económicos de la Guardia Civil y de la Fiscalía, a los que ha tenido acceso este diario, explican que CDC emite cargos a las fundaciones y grupos institucionales en concepto de reparto de gastos por servicios informáticos, administrativos y jurídicos por valor de 1,2 millones de euros en 2013, sin IVA, sin razón justificada según la propia auditoría del partido, recogido en un informe de revisión de los estados financieros de CDC. “Todo esto refuerza la conclusión de que, ciertamente, las cuentas de las fundaciones no son más que una parte de las cuentas de CDC”, concluyen los investigadores.

Siete casos cerrados

El 'caso del 3%' se inició a raíz de que Jordi Sumarroca empresario investigado por pagar al alcalde de Torredembarra a cambio de una adjudicación guardaba en la caja fuerte de su dormitorio un manuscrito donde apuntaba el pago del 3% del total de la obra a la fundación CatDem. Pero no sólo pagó por esa obra sino por otras. Eso hizo saltar todas las alarmas a los investigadores, que tirando del hilo, llegaron a una trama con la sede de Convergencia como núcleo de la trama, y que cada vez se acerca más al propio presidente del partido, Artur Mas.

Otra de las claves del caso ha sido la agenda de Viloca, donde tenía apuntadas todas sus citas. Justo antes de que entraran los agentes a registrar su despacho ese 28 de agosto consiguió triturar algunas hojas que han podido ser reconstruidas.

Los investigadores de este asunto han conseguido cerrar siete casos en el que el 'modus operandi' detecta la consecución de citas entre Viloca y empresarios durante la fase de adjudicación de un obra, y el pago de donaciones a las fundaciones en esas mismas fechas.

Croquis realizado por la Guardia Civil sobre el 'modus operandi' de Viloca con Urbaser.

Croquis realizado por la Guardia Civil sobre el 'modus operandi' de Viloca con Urbaser. E.E.

Concretamente, se trata de adjudicaciones a Urbaser, Tec-4, Teyco, Grupo Soler, Oproler y Rogasa. En todos ellos la mecánica es similar. Por ejemplo, en el caso de Urbaser, al día siguiente (13 de abril de 2011) de que se publicara el anuncio de la licitación para un contrato de” Gestión de los servicios públicos municipales de recogida de residuos y limpieza viaria del Ayuntamiento de Olot”, Viloca se reúne en su despacho con Jordi Durán (Urbaser), tal y como refleja la agenda del tesorero.

Una vez pre-adjudicada la prestación, hay una nueva reunión entre Viloca y Durán, y al día siguiente, ACS (Urbaser) ingresa en la fundación CatDem 60.000 euros, “con la secuencia final de concretarse la adjudicación mediante acuerdo en pleno municipal y publicación”. El propio Viloca tenía apuntaba en su agenda: “Cheque J Duran”. Además, en el despacho de Viloca se encontró un edicto del Ayuntamiento de Olot relativo a esta adjudicación.

Un dato relevante en esta adjudicación es que FCC presentó un recurso -aparecido en uno de los registros- ante a presunta irregularidad en la adjudicación del concurso de limpieza viaria de Olot. El alcalde del consistorio era en esas fechas era Josep María Corominas, vinculado a CiU.

Viloca hizo exactamente lo mismo con la empresa Tec-4, interesada en la adjudicación de un contrato de servicios para la asistencia técnica en el Aeropuerto de Gerona. Días antes de la formalización de la adjudicación, Viloca se reunió con el socio mecantil de la compañía, Antonio García Bragado. Antes de la adjudicación, éste ingresó a CatDem 50.000 euros.

Esquema realizado por la Guardia Civil de las negociaciones entre Tec-4 y Andreu Viloca.

Esquema realizado por la Guardia Civil de las negociaciones entre Tec-4 y Andreu Viloca. E.E.

La jefa del Departamento económico-financiero de CDC, Ana Benítez, le informaba al tesorero de tal extremo en un correo electrónico: “Queridos ha llegado un donativo a Catdem de Tec Cuatro S.A. de 50.000 euros. Ya nos haréis llegar los datos fiscales. Ana”. En ese cruce de correos, también participa el gerente y coordinador del Área Económica de CDC, Carles del Pozo, que responde a Benítez: “Ana, Andreu tiene toda la documentación e, incluido, el acuerdo del órgano de Gobierno. Hasta ahora”.