La Guardia Civil durante el un registro en Barcelona por supuesta financiación irregular de CDC.

La Guardia Civil durante el un registro en Barcelona por supuesta financiación irregular de CDC. Alberto Estévez Efe

España Caso del 3% catalán

La Guardia Civil detiene al presidente del Puerto de Barcelona y a miembros de la cúpula de CDC próximos a Mas

El que fuera secretario de Régimen Interno de CDC, Francesc Sánchez, y el exteniente de Alcalde de Barcelona, Antoni Vives, han sido arrestados por orden de la Fiscalía Anticorrupción por participar en las donaciones de empresarios para el partido a cambio de la adjudicación de obra en Cataluña.

Noticias relacionadas

La Guardia Civil acaba de detener a varios dirigentes de la cúpula de CDC vinculados a la trama del 3%, en la que se investiga el pago de donaciones por parte de empresarios al partido, a través de sus fundaciones como CatDem, a cambio de la adjudicación de obra pública en Cataluña.

La Fiscalía Anticorrupción ha ordenado el arresto del presidente del Puerto de Barcelona, Sixte Cambra; el que fuera teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Barcelona en la época de Xavier Trias, Antoni Vives; Ángel Sánchez, director de la Empresa Municipal de la Vivienda del Ayuntamiento de Barcelona, (BIMSA); y Francesc Sánchez, uno de los hombres fuertes de Artur Mas, presidente de la Generalitat hasta hace un año. En total se van a practicar una quincena de detenciones.

Este último fue responsable del Régimen Interno y de Comunicación de la entonces CDC y el encargado de la refundación del partido hacia el PDeCat, que preside el propio Mas. En los últimos tiempos, Sánchez se ha ganado la confianza de Mas y se encontraba en la sede del partido en octubre de 2015 cuando la Guardia Civil entró en la sede de CDC para registrar la oficina en busca de indicios de una posible financiación ilegal del partido.

Es más, la operación desarrollada este jueves por orden del titular del Juzgado de Instrucción número 1 del Vendrell, Josep Bosch, es la continuación de la desarrollada en octubre de 2015, cuando se registró, entre otros, el despacho del que fuera tesorero del partido, Andreu Viloca, y se procedió a su detención e ingreso en prisión -consiguió salir libre tras pagar una fianza de 250.000 euros-.

En el caso de Vives, esta detención se le suma a la presentación hace unos días de una querella por parte de la Fiscalía Anticorrupción contra él, la antigua cúpula de a agencia municipal Barcelona Regional y contra el exdirector Guillermo Müller por la contratación irregular de dos cargos de la antigua Convergència.

Viloca, la clave

Junto a estos tres detenidos, la Fiscalía Anticorrupción ha ordenado a la Guardia Civil que proceda a la detención de varios empresarios, algunos de ellos ya arrestados en laq operación de octubre de 2015. Sin embargo la Fiscalía ha considerado necesario su detención mientras se proceden a diversos registros ordenados por el juez, dado que han aparecido nuevos datos de que podrían haber participado en los delitos de prevaricación, cohecho y malversación al haber aceptado la entrega de donaciones a la Fundación CatDem, vinculada a CDC, para financiar de manera ilegal al partido a cambio de amaños en contratos públicos.

Los investigadores han encontrado un mismo patrón de comportamiento entre empresarios donantes y adjudicación de obra, que se cumple de manera similar en los casos analizados. La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), junto a la Fiscalía Anticorrupción, y el juez han podido comprobar a raíz de las las agendas de varios investigados, principalmente la de Viloca, la proximidad en el tiempo entre las reuniones del tesorero con un empresario, donación y adjudicación.

Presuntos amaños de la empresa municipal Bimsa

El juez ha ordenado la entrada y registro en varias oficinas, de la que destaca la de Barcelona de Infraestructuras Municipales (Bimsa), dependiente del Ayuntamiento de Barcelona, al detectar que podría haber amañado el contrato para la adjudicación se la obra para la construcción de la Plaza de las Glorias a favor de una Unión Temporal de Empresa (UTE) formada por las empresa Copisa, Arnó, Comsa y Rogasa.

Por esta razón, los agentes también han entrado en busca de documentación en las oficinas de la UTE, a la que se adjudicación para la construcción de los túneles viarios de la plaza por un presupuesto inicial de 49 millones de euros. Los investigadores tienen indicios de que los empresarios habrían pagado al partido liderado por Artur Mas unas donaciones a cambio de favorecerles en la adjudicación.

Está habiendo registros en 12 poblaciones:Barcelona, Sant Boi de Llobregat, Rubí, Hospitalet de Llobregat, Manresa, Lleida, Madrid, El Prat de Llobregat, Sant Feliu de Llobregat, Girona, Berga y Majadahonda.