Pablo Casado en la comida de navidad del PP de Madrid.

Pablo Casado en la comida de navidad del PP de Madrid. E.E.

Política

Casado: "Ni Cataluña es una nación ni España es una nación de naciones"

"Me da un poco de vergüenza ajena quién gobierna España". El líder del PP responde a la redefinición de España por parte del PSC de Miquel Iceta.

Noticias relacionadas

Pablo Casado no ha tardado en reaccionar ni un minuto a la redefinición de España que ha llegado este sábado desde el 14º Congreso del PSC. Para el presidente del PP, el partido de centro derecha tiene que "dar la batalla de los principios" y entre ellos tiene claro que la defensa de la Constitución -que sólo ve una nación en España y la define como "patria indisoluble de todos los españoles"- es quizá la bandera más necesaria en los tiempos que corren.

"Ni Cataluña es una nación ni España es una nación de naciones", ha dicho en la tradicional comida de Navidad que celebra el PP de Madrid este sábado. Y lo ha dicho, improvisando en su discurso respecto a lo previsto inicialmente, a colación de las conclusiones del texto marco aprobado por la mañana en el 14º Congreso del PSC, que encumbrará a Miquel Iceta no sólo como primer secretario de los socialistas catalanes, sino también como factotum del Gobierno que está negociando Pedro Sánchez con Esquerra Republicana.

Para Casado, la ronda anunciada por Sánchez para verse con todos los presidentes autonómicos no es más que una excusa para blanquear a Quim Torra, y "poder recibirlo en Moncloa" después de dos meses sin siquiera cogerle el teléfono, ahora que ERC le exige una mesa de gobiernos para ser investido. "Sánchez ha decidido utilizar a los presidentes como atrezzo" para sus intereses, "como comparsa cartón piedra".

Pablo Casado a Sánchez: "Que no espere nada el lunes".

El líder del PP ha afirmado que le produce "un poco de vergüenza ajena quién gobierna España" y el comportamiento de Pedro Sánchez. A su juicio, ha entrado en una "deriva nacionalista y anticonstitucional" en sus negociaciones con los independentistas. Por eso, ha dejado claro que no el líder del PSOE no puede esperar "nada" del PP ante la reunión que mantendrán el próximo lunes en el Congreso.

Estos días, líderes del PP han acusado a Sánchez de haber regresado paulatinamente al discurso de la Declaración de Pedralbes, hablando de mesa de gobiernos, olvidando la Constitución como marco de las negociaciones... "Nosotros sí vimos en esa foto de dos gobiernos una liturgia de dos estados", ha apuntado Casado, en la que Sánchez estaría llevando a cabo "un acto constituyente un desbordamiento de facto de la Constitución".

Y ha defendido el acto de Colón, que siguió a Pedralbes. Según el líder popular, rodeado de todos los cuadros del partido en la capital, a él se le acusó de "sobreactuar respecto a Pedralbes", y les afearon que ese acto "no tenía que haber existido", pero "yo les quito la razón, claro que era necesaria" esa reunión de constitucionalistas.

Tras señalar que el PP lleva avisando "más de un año", desde la cumbre de Pedralbes celebrada en diciembre hace un año, de la hoja de ruta que ha iniciado Sánchez, ha resaltado que su partido quiere "servir a España y a los españoles" y no va a admitir que el PSC  diga que España es una "nación de naciones" o que Cataluña es "una nación" porque "no lo es".

Después han tomado la palabra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. Entre los asistentes estaban también el expresidente del Senado Pío García Escudero y casi todos los alcaldes que gobiernan en diferentes municipios madrileños. Todos ellos han degustado un cocido madrileño.

"O Constitución o sedición"

Sobre la próxima reunión que mantendrá Casado con Sánchez el lunes en el Congreso, el líder del PP ha desvelado cuál será su postura: "Se va a encontrar con un partido que es la alternativa para acabar con esa deriva nacionalista y anticonstitucional de un socialismo que ha perdido la esencia", ha azuzado.

Porque "no es que Sánchez nos ofenda a los que defendemos la constitución, sino que lo hace a su propio partido". "Que lea nuestros labios: en Cataluña ni hay un conflicto político, sino de legalidad, democrático, de la Constitución. Y o se está con la Constitución o se es colaborador necesario de las tesis de los condenados por sedición".

"Somos el único partido que hemos estado a la altura de las circunstancias tan complejas que vive España", ha sintetizado Casado. Por ello, no piensa apuntalar el Gobierno de Sánchez a cambio de "empeñar nuestro papel sistémico".

Finalmente, el presidente popular ha zanjado el debate sobre la hipotética abstención patriótica o la posibilidad de la gran coalición aludiendo a que "no hay posibilidad ni salvaguarda para obrar el milagro de que Pedro Sánchez deje de ser Pedro Sánchez".