Inés Arrimadas, este lunes, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la Cámara Baja.

Inés Arrimadas, este lunes, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la Cámara Baja. Efe

Política INVESTIDURA

Arrimadas pide a Sánchez una reunión PP-PSOE-Cs para evitar un Gobierno que dependa de ERC

La portavoz de Ciudadanos asegura que esta propuesta es "la que más gusta, une y seduce a los españoles".

Noticias relacionadas

Inés Arrimadas ha enviado una carta a Pedro Sánchez para pedirle una reunión entre PSOE, PP y Ciudadanos que alumbre "un acuerdo de gobierno constitucionialista". La portavoz parlamentaria de los liberales ha anunciado la misiva durante la mañana de este lunes en la sala de prensa del Congreso. Su objetivo: "Evitar un Ejecutivo en el que esté Podemos y que dependa de Esquerra Republicana".

Llamada a suceder a Rivera -lo hará tras las primarias de marzo-, Arrimadas ha tomado la iniciativa y dice "estar segura" de que esa opción "es la que más gusta, une y seduce a los españoles". A día de hoy, ese pacto no supondría la entrada de Ciudadanos en el Consejo de Ministros. Fuentes oficiales reiteran que "eso no está sobre la mesa". Hablaríamos, por tanto, de un Gobierno del PSOE en minoría.

Arrimadas mantiene contacto con el PP de manera cotidiana y ha dejado traslucir que Casado está al corriente de la propuesta. Sin embargo, los conservadores, de momento, se mantienen en el "no". En Moncloa deslizan que aceptan la reunión con la dirigente de Ciudadanos -"podría ser en los próximos días"-, pero evitan pronunciarse acerca de la presencia del presidente del PP.

Arrimadas propone a Sánchez "una mayoría de 221 escaños moderados y constitucionalistas"

En el texto que ha salido dirección Moncloa, Arrimadas le dice a Sánchez: "Debemos tomar decisiones valientes, estar a la altura de las circunstancias y ofrecer a los ciudadanos soluciones a sus problemas".

Y entre esos "problemas", la portavoz naranja en el Congreso señala principalmente la "influencia de populistas y nacionalistas". Con este gesto, Arrimadas ha dado un giro a la estrategia empleada por Rivera tras las elecciones de abril. El expresidente de la organización liberal sólo puso sobre la mesa una oferta -Navarra, impuestos y Cataluña- cuando el país estaba abocado a elecciones. La nueva líder -a expensas de su ratificación en las primarias- ha optado por mover ficha y llamar a una conversación sin vetos.

"Contemplamos con estupor cómo se incluye en la negociación a formaciones cuyos líderes acaban de ser condenados por sedición y malversación", le ha escrito Arrimadas a Sánchez. "Hace sólo unas semanas usted mismo aseguró que ese Gobierno con populistas y nacionalistas no dejaría dormir tranquilo al 95% de los españoles", apostilla en la carta.

Arrimadas, en rueda de prensa, ha impulsado su "alternativa": "Una mayoría de 221 escaños constitucionalistas formada por PP, PSOE y Ciudadanos". Se trata de que "Sánchez rectifique e interrumpa sus vergonzosas negociaciones".

Una vía "histórica"

Inés Arrimadas ha calificado su propuesta como "histórica": "Por primera vez desde la Transición, los constitucionalistas, ante una falta de apoyo, negociaríamos entre nosotros en lugar de sostenernos en los nacionalistas". "Eso sí daría estabilidad a España", ha resumido.

La portavoz naranja en el Congreso ha recalcado que busca una reunión de alto nivel. Una mesa que reúna a Sánchez, Casado y ella misma. "Es él quien toma las decisiones", ha justificado. "Sentémonos usted, el señor Casado y yo", especifica la misiva.

"No es verdad que Sánchez sólo tenga como opción a los populistas y a los nacionalistas. Ha tenido otras. Y las sigue teniendo, pero las rechaza continuamente", ha desgranado Arrimadas.

"Esperando que tenga a bien aceptar mi propuesta, le envío un cordial saludo". Y una firma a bolígrafo azul.