Policias nacionales abandonan el Hotel Cekin de Pineda de Mar tras el 1-O

Policias nacionales abandonan el Hotel Cekin de Pineda de Mar tras el 1-O

Política

Boicot de los CDR a hoteles que alojan a policías y guardias civiles: "Hagamos malas reseñas y se vayan"

"Digamos a todo el mundo que los hoteles donde se alojan no son buenos. Hagamos reseñas", afirman junto a una lista de cuatro hoteles. 

Noticias relacionadas

"Llevamos demasiado tiempo ocupados por las fuerzas represivas del Estado. Que se vayan". Así comienza el mensaje que los CDR están difundiendo en distintos canales contras las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en el que piden que se publiquen reseñas negativas de los hoteles de Cataluña que los alojan.

"Digamos a todo el mundo que los hoteles donde se alojan no son buenos. Hagamos reseñas y puntuémoslos negativamente para advertirlo", escriben junto a una lista de cuatro hoteles en los que alojan agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil destinados en Cataluña tras la sentencia del procés y las elecciones del 10-N. Dos de ellos están en Castelldels y otros dos en Sitges. 

Con esta decisión, los CDR dan un paso más después de que hace ya dos años varios hoteles de Calella (Barcelona) pidieran a los 500 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil a que abandonaran sus instalaciones después del referéndum del 1-O.

Durante días, grupos de personas acudieron a hoteles de Cataluña para increpar a los agentes y a la dirección de los establecimientos, que se vieron obligados a invitarles a dejar sus habitaciones. De hecho, la propia alcaldesa de Calella, una localidad próxima a Barcelona gobernada por el PDeCAT, llamó directamente a los directores de los hoteles advirtiéndoles de que o echaba a los agentes o paralizaba licencias de reforma pendientes.

Gimnasios, bares y otros comercios que durante años se han favorecido por la presencia casi continua en la localidad de fuerzas de seguridad tampoco permitieron la entrada de agentes.