Carles Puigdemont bailando frente al Atomium de Bruselas.

Carles Puigdemont bailando frente al Atomium de Bruselas.

Política INDEPENDENTISMO

Puigdemont baila una sardana en Bruselas por la Diada mientras Junqueras espera su sentencia

El expresident huido, se sube a un cajón forrado de esteladas en el Atomium de la capital belga: "El pueblo debe unirse más que los políticos".

En pleno enfrentamiento entre ERC y JxCat, con Quim Torra sugiriendo que Roger Torrent debe investir a Carles Puigdemont presidente de la Generalitat si el fallo del procés resulta condenatoria, y mientras se conoce que las cifras de inscritos para la Diada del próximo 11 de septiembre por ahora indican una asistencia de 100.000 personas menos, el expresidente huido se pone a bailar. Mientras, su exvicepresidente, Oriol Juneras, sigue en prisión a la espera de su sentencia.

Puigdemont ha convocado un acto en el Atomium de Bruselas este domingo, en el que ha reunido a unas decenas de personas y se ha subido a un cajón forrado de esteladas a dar un discurso. Posteriormente, ha bailado una sardana junto a los exconsellers Lluís Puig, Toni Comín y Meritxell Serret.

El exlíder separatista ha llamado a la unidad del independentismo leyendo un manifiesto y ha asegurado que "la unidad como pueblo es mucho más grande, mucho más sólida, que la unidad meramente política" y ha pedido que la Diada muestre "la voz del pueblo cívicamente alzado contra la injusticia y la represión".

"Estado intolerante"

Además, ha reclamado que todos los actos de la Diada reivindiquen la independencia para "hacer posible a un país que se decida entre todos". Finalmente, Puigdemont ha arremetido contra el Estado al que ha calificado de "intolerante y alérgico a la disidencia".

En un acto con motivo de la Diada frente al Atomium de Bruselas organizado por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y el Casal Català de Bruselas, ha afirmado que "la única manera de revertir derrotas es acumular victorias", y ha reiterado que debe ser en la unidad.

En el acto participaban los exconsellers Lluís Puig, Toni Comín y Meritxell Serret, y ha habido actuaciones musicales de los Dansaires del Penedès y la Cobla Ressò, al ritmo de las que los políticos fugados han bailado sardanas junto con los asistentes.