Ana Beltrán,vicesecretaria de Organización, y la portavoz  parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo.

Ana Beltrán,vicesecretaria de Organización, y la portavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo. Efe

Política POLÍTICA

El PP de Casado se apunta a la paridad: la mitad de puestos de dirección los ocupan mujeres

La última remodelación deja atrás las cuotas de Cospedal o Feijóo y configura un partido más paritario: en total, 20 mujeres por 18 hombres.

Noticias relacionadas

Cuando Pablo Casado, líder del PP, compareció tras una Junta Directiva Nacional -el mayor órgano del partido entre congresos- dispuesto a desvelar el nuevo organigrama de la formación, tan sólo acabó mencionando algunos cambios: las portavocías en los grupos parlamentarios y su nuevo número 3 orgánico, tras la marcha de Javier Maroto al Senado.

Sin embargo, y con la remodelación profunda que Casado ha acometido, dejando atrás las cuotas de Cospedal o Feijóo, los nuevos nombramientos que configuran un partido a la medida de su líder son paritarios. En total, 20 mujeres por 18 hombres.

Es el último partido en nombrar igualitariamente a sus cargos. Aunque con diferencias: en el PP no creen en las cuotas o en las llamadas listas cremalleras, sino que defienden que siempre eligen “a los mejores, más cualificados, independientemente de su sexo”.

Mujeres en el poder

El organigrama queda así: en el Comité de Dirección, el presidente, Pablo Casado; el secretario general, Teodoro García Egea, la vicesecretaria de Organización, Ana Beltrán; los portavoces parlamentarios, Cayetana Álvarez de Toledo, Javier Maroto y Dolors Montserrat; y los vicesecretarios: Antonio González Terol, Pablo Montesinos, Jaime de Olano, Cuca Gamarra e Isabel García Tejerina.

En el siguiente escalón están las presidentas del Comité Electoral y del de Derechos y Garantías. Ambos están ocupados por mujeres: Belén Hoyo y Andrea Levy, respectivamente.

Nuevo organigrama de Pablo Casado para la dirección nacional del PP.

Nuevo organigrama de Pablo Casado para la dirección nacional del PP.

Pero la paridad continúa en los peldaños más bajos: el resto de secretarías, que dependen de los vicesecretarios, también hay un número de puestos de responsabilidad similares entre hombres y mujeres.

La paridad es novedad en Génova, pero tampoco algo extraño. Si bien nunca ha habido en la historia del Partido Popular una presidenta de la formación, sí que diversas mujeres obtuvieron inmediatamente inferiores. Por ejemplo: María Dolores de Cospedal fue la número 2 de Mariano Rajoy, su secretaria general.

No es el único caso: Ana Pastor o Luisa Fernanda Rudi, históricas de la formación, llegaron a ocupar grandes cotas de poder como presidentas del Congreso. Pero nunca ha habido una candidata popular a la presidencia del gobierno central. Está por ver cuándo se dará ese paso.