Varias dirigentes de Ciudadanos, antes de un acto de campaña.

Varias dirigentes de Ciudadanos, antes de un acto de campaña.

Política 8-M

Por qué Ciudadanos acude a la manifestación del 8-M pese a no compartir el manifiesto

El texto clama contra el "orden capitalista", algo que no asumen los liberales. "Reivindicaremos la transversalidad desde dentro", aseguran.

Noticias relacionadas

En el sexto párrafo del manifiesto empiezan las discrepancias de Ciudadanos con el colectivo organizador del 8-M. “Los tratados de libre comercio” quedan expuestos como una de las causas que obligan a las mujeres a “arriesgar su vida”.

Pocas líneas después viene la crítica a las “políticas neoliberales”, la estocada al “orden capitalista” y la apuesta por los “derechos comunitarios” en detrimento de los “intereses privados”. Una enmienda casi a la totalidad del partido de Rivera. Entonces, ¿por qué sus dirigentes se suman a la marcha?

El Partido Popular -“la derecha” es culpable por la “ofensiva patriarcal” lanzada “contra la mujer”- ha exteriorizado que no va a participar. Por tanto, las naranjas son, a priori, las únicas discrepantes entre las presentes.

El manifiesto tiene doce puntos y casi todos son compartidos por la formación de Rivera. Concienciar a la sociedad de la violencia machista, lograr que la mujer sea dueña de todas sus decisiones, reconocer el valor y la dignidad del trabajo doméstico... Por eso, a pesar del rejonazo al “orden capitalista”, varias dirigentes de Ciudadanos marchan este viernes. “Desde dentro, reivindicaremos la transversalidad que ellas niegan”, cuenta a este periódico una de las mandatarias más reconocidas del partido.

A su juicio, “el manifiesto define a esos colectivos, pero no a nosotras”. Ciudadanos lamenta que la plataforma convocante haya “aprovechado el 8-M” para “colar ideología marxista”. “La manifestación va mucho más allá, ¡queda tanto por hacer!”, reseña otra de las mujeres más mediáticas de la organización naranja.

Ciudadanos desea formar parte del 8-M. Acaba de publicar su manifiesto del “feminismo liberal” y se ha comprometido a implantar determinadas medidas si llega al Gobierno, como por ejemplo eliminar la cuota durante dos años a las autónomas cada vez que tengan un hijo. PSOE y Podemos han tachado a los de Rivera de “oportunistas”. Las dirigentes naranjas replican: “¡No vamos a permitir que se nos expulse!”.

Ninguna de ellas, en charla con este periódico, considera una contradicción el hecho de unirse a una marcha cuyo manifiesto no comparten al cien por cien. “El día de la mujer no lo han inventado ellas. Además, queremos ir porque sabemos que muchas de las presentes tampoco buscan ese anticapitalismo. La manifestación supera el texto, va mucho más allá”.

Tanto en público como en privado, las mandatarias naranjas acusan a PSOE y Podemos de “intentar apropiarse del feminismo”. Así lo explicitó Inés Arrimadas en una entrevista recién publicada por EL ESPAÑOL: “Mi feminismo es que nadie me diga cómo vestir, hablar o a quién votar. Somos el partido de las medidas concretas, no el de las portavozas”.

Este viernes, Rivera descubre la inscripción de una frase de Clara Campoamor en una de las paredes de la sede de Ciudadanos. Esta impulsora del sufragio femenino -logrado en 1931- es uno de los referentes de Marta Rivera, Patricia Reyes o Begoña Villacís, que previsiblemente engrosarán la manifestación.

El año pasado, Villacís y Reyes fueron insultadas durante la marcha: “¡Esquirolas! ¡No a la brecha, fuera la derecha!”. Ellas respondieron: “Somos feministas, pero no comunistas”.