Dos de las imágenes que enfrenta el vídeo: los símbolos nacionalistas, grabados a fuego.

Dos de las imágenes que enfrenta el vídeo: los símbolos nacionalistas, grabados a fuego.

Política CATALUÑA

Ver para creer: las 9 semejanzas demoledoras entre la estética de los nazis y los separatistas

Nazismo y separatismo catalán. Dos movimientos nacionalistas separados por menos de cien años. Dos realidades unidas por la estética, tal y como demuestra un vídeo que se ha viralizado en distintas redes sociales y sistemas de mensajería.

El material que circula desde hace unos días por las redes dura casi siete minutos. Contiene imágenes históricas de la Alemania de los años 30 y 40 mezcladas con otras recientes de Cataluña. Dada su larga duración, EL ESPAÑOL ha editado una selección de las imágenes para facilitar su visionado.

El vídeo arroja semejanzas demoledoras. Los símbolos de fuego, los carteles con rostros de grandes proporciones, la utilización de los niños, la apropiación del espacio público, la extrema politización del deporte...

Las 9 semejanzas demoledoras entre la estética separatista y la nazi

No es la primera vez que se denuncia la similitud de la estética del procés con la de la Alemania nacionalsocialista. Véase las fiestas de Berga, localidad barcelonesa donde el amarillo invadió la plaza y los rostros de los presos colgaron de los balcones en carteles enormes. O las proclamas del Ayuntamiento de Vic a través de la megafonía consistorial, en las que se instaba a sus habitantes a no olvidar a los "presos políticos". El vídeo, de autoría anónima, establece 9 similitudes tan grandes que hay que verlas para creerlas.

1. Invasión del espacio público

Nada más comenzar, queda explicitada la invasión del espacio público que tanto han condenado los partidos constitucionalistas. Los separatistas han procurado llenar calles y plazas con lazos amarillos. En algunos pueblos, esta práctica ha alcanzado un grado apabullante. En las imágenes, se pueden observar fiestas populares convertidas en mítines donde el Ayuntamiento ha perdido su neutralidad y los "presos políticos" aparecen alabados en grandes carteles, tal y como ocurría con los líderes nazis.

2. Procesiones con antorchas

Fascismo y nazismo otorgaron poder y visibilidad a la noche. Camisas negras y pardas hicieron un símbolo de las madrugadas de cuchillos largos y cristales rotos. El separatismo catalán también emplea las marchas con antorchas para delimitar su terreno. Carles Puigdemont y Quim Torra también han encabezado algunas de estas procesiones.

3. Coreografías multitudinarias

Los movimientos nacionalistas tomaron del romanticismo que los alumbró su preocupación por la estética. Así lo denota la preocupación de Goebbels, ministro de Propaganda de Hitler, por el cine. Las masas, cuando las espolea el nacionalismo, nunca actúan de forma espontánea. Siguen un criterio de vestimenta, color, forma de andar... El vídeo muestra la similitud entre las performance del nazismo y el independentismo catalán.

4. Símbolos con fuego

Dar protagonismo a la noche facilita el espectáculo del fuego. El separatismo catalán recurre a las llamas en la noche para laudar a los suyos. En los treinta, fuegos artificiales dibujaban esvásticas y el rostro de Hitler. Ahora, las llamas esbozan esteladas.

5. Apalear al disidente

El vídeo recoge actos violentos contra el disidente en uno y otro contexto. Las calles de Berlín recogieron infinidad de situaciones de este calibre. En Barcelona también han ocurrido.

6. Destrozo de escaparates

Lo que en la Alemania nazi fue el destrozo de los comercios judíos, en Cataluña se traduce en las pintadas y en la ruptura de cristales de quienes no comparten las tesis separatistas. El negocio de la familia de Albert Rivera lo ha sufrido en varias ocasiones. También la redacción del periódico Crónica Global. O los cajeros de los bancos que no quieren una Cataluña independiente.

7. Manipulación de la infancia

El niño como símbolo. La manipulación sin límites. La Alemania nazi sembró el nacionalismo en los colegios. También lo hace el Ejecutivo de Quim Torra. Son muchas las ocasiones en las que PP y Ciudadanos han denunciado a la Generalitat por el adoctrinamiento. El vídeo tan sólo recoge un par de escenas de lo que, desde hace tiempo, es una lamentable realidad.

8. Quema de libros e imágenes

El Berlín de Goebbels acogió con júbilo las piras de libros. Ahí iban a parar todos los ejemplares susceptibles de no compartir las tesis nazis. En Cataluña se han quemado constituciones y también fotografías de los reyes Juan Carlos I y Felipe VI.

9. Uso político del deporte

El vídeo coloca al Camp Nou invadido por las esteladas en el espejo de los estadios deportivos de Berlín. El estadio del Barça ha sido escenario de grandes demostraciones del poder de movilización nacionalista.

A continuación puede ver el vídeo completo:

Vídeo completo