Nadia Calviño, durante  el Eurogrupo de este lunes

Nadia Calviño, durante el Eurogrupo de este lunes Stephanie Lecocq/EFE

Política

El Gobierno asume ya que tendrá que prorrogar las cuentas de Rajoy y subir impuestos

Bruselas

El Gobierno de Pedro Sánchez todavía no se da por vencido en su intento de lograr el apoyo de los independentistas catalanes a los Presupuestos de 2019 pactados con Podemos, pero prepara ya un plan B para sobrevivir hasta el final de la legislatura. Un plan B que pasaría por prorrogar las cuentas públicas de este año que elaboró el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy y tratar de sacar adelante de forma independiente los nuevos impuestos a los gigantes tecnológicos y a las transacciones financieras, según ha confirmado este lunes la ministra de Economía, Nadia Calviño.

"El Gobierno español está determinado a tratar de llevar adelante el plan presupuestario en el que estamos trabajando porque creemos que estos son los Presupuestos que España necesita. Y creo que está claro que ese es nuestro plan A, ese es el plan en el que estamos invirtiendo y confío en que todos los partidos políticos se den cuenta de que esto es lo que España necesita y los apoyen", ha explicado Calviño a su llegada a la reunión del Eurogrupo. 

Para la ministra de Economía, resulta "difícil entender que haya partidos que ni siquiera estén dispuestos a discutir", una andanada dirigida contra el PP y Ciudadanos. Pero también ha tenido críticas para ERC y el PDeCAT por vincular su apoyo a los Presupuestos a lo que suceda en el juicio a los políticos independentistas en prisión. "Mezclar la negociación presupuestaria con otras cuestiones no es deseable, particularmente si esas otras cuestiones están en un ámbito tan separado de aquel en el que puede influir el Gobierno como es el judicial", ha dicho.

Calviño dice que los datos de paro "confirman el buen tono de la economía"

"Nosotros seguimos trabajando para tratar de armar esos consensos y lograr ese apoyo. Y si al final no se hiciese, nuestro sistema prevé, y no es la primera vez que sucede, la prórroga presupuestaria", sostiene Calviño. Una prórroga presupuestaria que se completaría, ha agregado, con la tramitación en las Cortes de los nuevos impuestos que ha aprobado el Gobierno, con los que se garantiza el ajuste estructural que reclama Bruselas. Eso sí, la ministra descarta un adelanto electoral si los Presupuestos de 2019 caen.

En la misma línea se ha ratificado este lunes el propio Pedro Sánchez ante la ejecutiva del PSOE: agotará la legislatura "con o sin presupuestos", ha explicado en rueda de prensa el ministro de Fomento y secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos.

Tras asegurar que Sánchez "no renuncia a ningún apoyo" para sacar adelante las cuentas de 2019, Ábalos ha defendido que "nada tiene que ver" el proceso judicial contra los líderes independentistas del "procés" con el debate presupuestario: "No se puede vincular", ha afirmado.

Reunión con Moscovici

Calviño se ha reunido en Bruselas con el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, para informarle de las últimas novedades sobre la tramitación del presupuesto español. "Sé que su preocupación (de Calviño) es que España pueda tener un nuevo Presupuesto y que ese nuevo Presupuesto sea creíble y muestre una reducción clara del déficit estructural", ha asegurado Moscovici al término de la reunión. Bruselas mantiene un "diálogo positivo" con las autoridades españolas, añade.

Por su parte, la ministra de Economía sostiene que el Ejecutivo comunitario no tiene una "preocupación especial" por las cuentas españolas, pese a la carta de advertencia formal que le envió a mediados de octubre. Tampoco ve riesgos de que la crisis de Italia se contagie a España. "Todo el mundo tiene bien claro el compromiso del Gobierno español con la disciplina fiscal, con la reducción de la deuda púbica y el déficit público y la voluntad de hacer ajustes estructurales", alega.

Calviño se ha felicitado además de los últimos datos de paro registrado y afiliación a la seguridad social y de las previsiones económicas publicadas por la Airef para el último trimestre del año, que prevén un crecimiento del 0,8%, frente al 0,6% en los tres primeros trimestres del año. "Tenemos riesgos a nuestro alrededor, incertidumbres y por supuesto retos por delante, pero estos datos confirman el buen tono de la economía española", subraya.