Pablo Iglesias atiende a la prensa en el patio del Congreso.

Pablo Iglesias atiende a la prensa en el patio del Congreso. ADP

Política LOS SOCIOS DEL GOBIERNO

Iglesias fuerza una mesa con Sánchez para los Presupuestos: "Calviño defiende a las élites"

Este miércoles se reúne por primera vez la mesa de seguimiento que ha forzado Podemos con el Gobierno "para que se cumpla íntegro el acuerdo de Presupuestos". El partido de Pablo Iglesias "no se fía" del Ejecutivo de Pedro Sánchez, concretamente de su ministra de Economía. En palabras de una fuente interna de la formación, "Nadia Calviño es el PSOE de siempre", lo que en su opinión quiere decir que "defiende a las élites, no a los trabajadores".

La portavoz parlamentaria del partido morado, Ione Belarra, fue taxativa en rueda de prensa: "Hay que estar vigilantes porque no puede ser que con cada cosa que no esté explícitamente detallada en los papeles nos encontremos con escenas como las de Calviño defendiendo la reforma laboral del PP".

Podemos, de hecho, ha logrado que la mesa de seguimiento por la que llevan luchando varias semanas -y de la que fuentes del Gobierno no confirmaban su existencia este mismo lunes- sea dirigida por el Ministerio de Hacienda, el responsable de la negociación de Presupuestos. Por parte del partido morado, la delegación será comandada por Belarra.

Los de Iglesias no quieren encontrarse más "sorpresas", de modo que los equipos que se sienten en la tarde de este miércoles de uno y otro lado se parecerán mucho a los que pasaron tres semanas de tira y afloja hasta que se logró el pacto. 

"Ese tiempo ha terminado"

Belarra se quejó este martes de que "la tradición en España ha sido que PP y PSOE han dicho una cosa en campaña y han hecho luego otra muy distinta al gobernar", y la portavoz de Unidos Podemos rechaza esta "mala práctica", razón por la que ha presionado para la constitución de esta mesa.

"Ese tiempo ha terminado", dijo, "no queremos escenas como las de Calviño o la de la semana pasada, cuando la ministra Magdalena Valerio se saltó el pacto respecto a la cuota de los autónomos". El partido morado llevaba varias semanas señalando como mentirosos a Albert Rivera y a Pablo Casado por decir que el alza del salario mínimo a 900 euros iba a suponer que los trabajadores por cuenta propia vieran incrementadas sus cuotas de Seguridad Social.

Sin embargo, los tres escenarios que ofreció el Ministerio de Trabajo a las asociaciones de autónomos confirmaban este hecho. Iglesias lo denunció: "La propuesta del Ministerio de Trabajo de subir la cuota de autónomos es inadmisible", dijo. "Acordamos con el Gobierno que no iba a subir la cuota de ningún autónomo, y que bajaría la de los que tuvieran menos ingresos".

Y por esa razón la mesa "es absolutamente imprescindible", apuntó Belarra a los medios este martes en los pasillos del Congreso. "No queremos seguir jugando al ratón y al gato, es un pacto serio que exigimos que se cumpla íntegro".

El departamento de Valerio se reunió con ATA, CEAT, UATAE y UPTA, las organizaciones de autónomos el pasado miércoles y les comunicó que, a pesar de que la letra de los PGE dice lo contrario, pretendía subir las cuotas a la práctica totalidad de ellos. La tarifa plana para el primer año subiría un 50%, de los 50 euros de ahora a los 75 euros, y el resto entre 15 y 90 euros al mes.

Podemos tiene las orejas tiesas y, después de dar por arreglado el asunto de los autónomos con Trabajo, advirtió de que su nuevo objetivo es la negociación de la ley hipotecaria, ahora mismo en tramitación."Calviño nos tiene acostumbradas", dijo Belarra, "a que siempre que puede se pone de lado de los bancos", y eso es lo que pretenden evitar desde la formación morada: "Exigimos respetar el espíritu del acuerdo: que es garantizar el derecho a la vivienda".