El Congreso de los Diputados, en una imagen de archivo.

El Congreso de los Diputados, en una imagen de archivo.

Política

El Congreso da el primer paso para que personas con discapacidad puedan votar

El pleno del Congreso ha aprobado este jueves por unanimidad la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) para otorgar el derecho de sufragio a todas las personas con discapacidad sin exclusiones, de modo que 100.000 ciudadanos puedan votar en las próximas elecciones.

Tras este primer paso que ha dado la Cámara Baja para acabar con la supresión del derecho de voto para determinadas personas con discapacidad, aún permitido en la legislación electoral española, esta reforma continuará ahora su tramitación parlamentaria en el Senado.

En España hay casi 100.000 ciudadanos privados del derecho de sufragio debido a que tienen algún tipo de discapacidad intelectual, enfermedad mental o deterioro cognitivo por el que se les ha incapacitado judicialmente, lo que lleva consigo la imposibilidad de votar y ser elegidos en sufragios.

Se trata de una reclamación hecha desde hace años por el Comité Español de representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), cuyo presidente, Luis Cayo, junto a otros miembros de Tercer Sector de la discapacidad han asistido hoy al debate parlamentario desde la tribuna de invitados.

Durante el debate de hoy, los portavoces parlamentarios han agradecido el trabajo de este colectivo para alcanzar hoy este "avance democrático", que supone una "nueva conquista" en derechos para las personas con discapacidad, si bien han advertido que queda mucho por hacer para la plena inclusión social de este colectivo.

"Aquí estamos terminando el camino, devolviendo la dignidad a quien no la tenía aún", ha dicho el diputado del PSOE Joan Ruiz i Carbonell, quien ha opinado que con este derecho de sufragio las personas con discapacidad "ejercerán el derecho a ser felices".

Para el diputado de UPN Íñigo Alli, con esta iniciativa hoy "se devuelve la dignidad" a las personas con discapacidad y se deja el "mejor legado en esta histriónica XII legislatura".

"Hoy perfeccionamos y hacemos más real la democracia para más de 100.000 personas", ha señalado el diputado del PDeCAT Jordi Xuclà, mientras que Mikel Legarda (PNV) ha remarcado que este "gran día pudo haber llegado antes".

Desde ERC, Carolina Telechea ha considerado "responsabilidad de todos" garantizar los derechos de este sector "para acabar de una vez por todas con esta tremenda injusticia", aunque ha insistido en que queda "mucho camino por recorrer".

"Damos un paso importante, pero no damos un paso definitivo porque no lo damos con todas las garantías", ha advertido la diputada de Bildu Marian Beitialarrangoitia, quien ha lamentado que la enmienda transaccional del PP que se ha aprobado en su tramitación "deja un resquicio a una posible limitación".

En este extremo ha coincidido la diputada de Unidos Podemos Teresa Arévalo, que ha señalado que con esa enmienda de los populares "se vuelve a dar un paso atrás" porque se está dejando "en manos de no sabemos quién la limitación de la autonomía de las personas con diversidad funcional".

"Esta iniciativa es de toda la sociedad española y unanimidad es lo que exige la ciudadanía", ha argumentado el diputado de Ciudadanos Diego Clemente, que ha expresado su alegría porque las personas con discapacidad van a "salir de esa muerte social y legal" en la que se encontraban.

Por su parte, el diputado popular Ignacio Tremiño ha querido "tranquilizar" al resto de grupos por haber aceptado la enmienda de su partido porque, ha dicho, "el PP conoce mejor que nadie los derechos de las personas con discapacidad".

"En ningún caso esta enmienda resta, sino que suma y suma mucho porque trata por igual a todos los votantes", ha aseverado Tremiño, para el que "la democracia española hoy es más grande porque abre las puertas a todas la personas".