El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici François Lenoir/Reuters

Política

Los 'hombres de negro' piden a Sánchez acelerar la reducción del déficit

  • Bruselas y el BCE avisan que el alto nivel de paro y deuda siguen pesando sobre la economía española.
  • Reclaman más reformas en el mercado laboral y medidas para impulsar la innovación.
  • Los inspectores visitaron Madrid el 4 y 5 de octubre en el marco de la vigilancia posterior al rescate bancario.
Bruselas

Los 'hombres de negro' de la Comisión y el Banco Central Europeo (BCE) -según la terminología acuñada por el exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro- han pedido este martes al Gobierno de Pedro Sánchez que acelere la reducción del déficit público. La prioridad de España debe ser ahora rebajar el peso de la deuda y crear reservas presupuestarias que permitan afrontar una futura crisis.

La recomendación llega a escasos días de la fecha límite del 15 de octubre en la que el Gobierno español y el resto de países de la eurozona deben enviar a Bruselas sus planes presupuestarios de 2019 para su examen. La ministra de Economía, Nadia Calviño, había anunciado que los Presupuestos del año que viene incumplirían el esfuerzo de ajuste estructural que pide Bruselas. El aviso de la UE se suma al que lanzó recientemente el FMI, que también pide más reformas laborales y no ligar las pensiones al IPC.

Los inspectores de la Comisión, el BCE y el fondo de rescate de la UE (MEDE) visitaron Madrid el 4 y el 5 de octubre para examinar el estado de la economía española y del sector financiero. Se trata de la décima misión de vigilancia -y la primera desde que Sánchez llegó al Gobierno- para garantizar que España devolverá los 41.000 millones de euros del rescate bancario que la UE le concedió en 2012.

"España debería proseguir con la consolidación fiscal con el objetivo de garantizar una reducción decisiva de su ratio de deuda pública y reconstruir los amortiguadores presupuestarios necesarios para hacer frente a cualquier posible impacto negativo, preservando a la vez la sostenibilidad de las finanzas públicas", reclaman los 'hombres de negro' en sus conclusiones preliminares de la visita a Madrid, que ahora se remitirán al Eurogrupo.

Más medidas para reducir el paro

Aunque la economía española sigue avanzando por encima de la eurozona, Bruselas y el BCE avisan de una "leve desaceleración del ritmo de crecimiento" debido a un peor comportamiento del sector exterior durante la primera mitad del año. "Es más, los todavía elevados niveles de deuda externa e interna y de paro exigen esfuerzos políticos para garantizar una senda de crecimiento más sostenible y lograr un mayor crecimiento de la productividad", dice el informe.

En particular, los inspectores reclaman "medidas para seguir reduciendo el paro, hacer que el mercado laboral sea más inclusivo, mejorar el entorno para las empresas y reforzar la capacidad de innovación de la economía".

En cuanto a la situación del sector financiero, Bruselas y el BCE resaltan que la banca española goza en conjunto de "un nivel de solvencia y liquidez confortables". Además, la rentabilidad ha mejorado gracias a la reducción de provisiones debida a la caída de la tasa de morosidad, que se acerca ya a la media de la UE. No obstante, reclaman que se complete la privatización de Bankia y que las fundaciones bancarias vendan las participaciones que todavía tienen en las antiguas cajas de ahorro.

España ha devuelto ya de forma anticipada al MEDE 17.000 millones de euros, con lo que la deuda pendiente del rescate bancario se sitúa en 23.700 millones.