Sánchez ha comparecido a petición propia en el Congreso.

Sánchez ha comparecido a petición propia en el Congreso. Efe

Política

Podemos y Ciudadanos exigen a Sánchez la lista de amnistiados: "¿Quién habrá para que no quiera publicarla?"

Apenas un mes después de su llegada a La Moncloa, Pedro Sánchez ha convertido en ceniza una de sus promesas más señeras: destapar a quienes se beneficiaron de la amnistía fiscal convocada por Mariano Rajoy en 2012. El presidente del Gobierno arguye que no dispone de "capacidad jurídica para hacerlo".

"Ya me gustaría, créanme", ha dicho este martes durante su comparecencia en el Congreso. Unas palabras que no sirven a Podemos ni a Ciudadanos, que exigen al líder socialista el cumplimiento de su compromiso.

La Administración del PP ofreció a todo aquel que tuviera su dinero escondido en paraísos fiscales una regularización a cambio de abonar el 10% de la cantidad total. En contraprestación, el Ejecutivo renunció a imponerles multas y sanciones. Hacienda previó recaudar 2.500 millones de euros, pero la cantidad se quedó en la mitad. En concreto, la lista que ahora Sánchez prefiere mantener en la sombra reúne 31.484 nombres.

"¿Quién habrá para que usted no quiera publicarla? Se comprometió en esta tribuna. Ahora, nos dice que no. ¿Hay algún socialista o amigo de su partido? Usted sabe que puede hacerlo, no tenga miedo a la transparencia", le ha recriminado Rivera.

Por su parte, Pablo Echenique expresó vía Twitter: "Pronto. Decepciona demasiado pronto". Acusó a Sánchez de emplear "las mismas excusas que el PP" y le recordó "haberlo prometido más de diez veces en campaña".

Sánchez, desde la tribuna, ha insistido: "No tengo ni idea de quiénes son, de verdad que no. Se lo puedo garantizar. Lo que no voy a hacer es prevaricar". Luego, en clara referencia a Rivera, ha añadido: "Si usted lo sabe, salga aquí y dígalo".

Una lista en la que -según la versión de la princesa Corinna- podría figurar el rey emérito, al que también acusó de no regularizar gran parte de su dinero, "alojado en Suiza gracias a su primo Álvaro de Orleans", que habría actuado como testaferro.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, adelantó el pasado viernes que el Gobierno no publicaría la relación de amnistiados fiscales. Un extremo que ha confirmado Sánchez en su comparecencia y que ha exasperado a Podemos y Ciudadanos. El PP, autor de aquella propuesta, guarda silencio.

El debate jurídico es complejo. Sánchez asegura que no es capaz de destapar la lista porque el texto legal de 2012 garantizó el anonimato a quienes se acogieron a la amnistía y trajeran su dinero a España. "Desafortunadamente, no podemos modificar un pasado ya sentenciado, ya me gustaría, créanme, pero podemos evitar que se produzcan nuevas amnistías fiscales", ha explicado el presidente.

La actual Administración se agarra, además de a la armadura jurídica de la propuesta de 2012, al artículo 9 de la Constitución, que "garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales".

No obstante, también son varios los juristas que mencionan lo contrario: la retroactividad, según exponen, no afectaría a los amnistiados ya que no se les sancionó. Una visión que el equipo de Sánchez no comparte.