Guindos, nuevo vicepresidente del Banco Central Europeo

Guindos, nuevo vicepresidente del Banco Central Europeo Susana Vera/Reuters

Política

Guindos, nuevo vicepresidente del Banco Central Europeo

El gobernador del Banco de Irlanda, Philipe Lane, retira su candidatura antes del Eurogrupo para permitir una elección por consenso.

Bruselas

El ministro de Economía, Luis de Guindos (58 años), será a partir del 1 de junio el próximo vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), uno de los altos cargos económicos de la UE más codiciados. La elección se ha producido por consenso en el Eurogrupo después de que el otro aspirante al cargo, el gobernador del Banco de Irlanda Philip Lane, retirara su candidatura en el tiempo de descuento. Es la primera vez que un ministro en activo, sin experiencia en política monetaria, salta directamente al BCE, lo que ha generado inquietud en Fráncfort por el riesgo de politización de un órgano en teoría independiente.

"El Eurogrupo ha dado hoy su apoyo a la candidatura de Luis de Guindos para el cargo de vicepresidente del Banco Central Europeo", ha anunciado su presidente, el portugués Mário Centeno, en su cuenta de Twitter al término de la reunión.

El ministro irlandés de Finanzas, Paschal Donohoe, anunciaba la retirada de su candidato poco antes de que empezara la reunión del Eurogrupo. "Creo que es importante para el BCE que la decisión se adopte por consenso, así que voy a retirar el nombre de Philip. He hablado con el ministro Guindos y le he deseado la mayor de las suertes", ha alegado Donohoe. "Guindos hará un excelente trabajo en el Consejo de Gobierno del BCE y como vicepresidente. Sus calificaciones y experiencia como ministro de Economía le equipan muy bien para hacer este trabajo", ha indicado al ser preguntado por si la elección del español amenaza la independencia del BCE.

Incluso antes de que el irlandés diera un paso atrás, Guindos contaba con un apoyo mayoritario. Entre los grandes países de la eurozona, le sostenían París y Berlín. "Francia apoya la candidatura de Luis de Guindos como vicepresidente del BCE", ha dicho el ministro galo, Bruno Le Maire, a su llegada al Eurogrupo. "Pertenece a mi familia política, ha jugado un papel a menudo decisivo en el Eurogrupo, tiene una buena reputación y cuenta con el reconocimiento de sus colegas, así que creo que hemos encontrado a un buen candidato", ha subrayado su homólogo alemán, Peter Altmaier. En contraste, el italiano Pier Carlo Padoan ha eludido respaldar al candidato español y tenía previsto apoyar a Lane, según el Corriere della Sera.

Otros países como Austria, Portugal, Eslovaquia, Letonia o Malta también que habían expresado su apoyo público a Guindos. En cambio, ningún Estado miembro respaldó abiertamente a Lane. El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, también ha felicitado al ministro y no ve riesgo de politización del BCE. "Estoy convencido de que Luis de Guindos, en su nueva capacidad, cambiará de papel y actitud y será un buen vicepresidente del BCE", ha dicho Moscovici.

El nombramiento debe ser ahora ratificado en el Ecofin que se celebra este martes y se oficializará en la cumbre de jefes del Estado y de Gobierno del 22 y 23 de marzo. El interesado ha prometido que para entonces ya habrá dejado el ministerio de Economía.

Un salario de 334.080 euros al año

La elección de Guindos supone el primer paso en el objetivo que se ha marcado el Gobierno de Mariano Rajoy de recuperar la influencia perdida en la UE debido a la crisis económica y el rescate bancario. España se quedó sin su silla en el directorio del BCE en julio de 2012, en el peor momento de la recesión. Cuando la recuperación empezaba a consolidarse, el propio ministro de Economía intentó un asalto a la presidencia del Eurogrupo en julio de 2015, pero fue derrotado por el holandés Jeroen Dijsselbloem pese a contar con el apoyo de Alemania. Al segundo intento ha logrado su objetivo de hacerse con un puesto europeo de relieve.

El candidato español sustituirá al portugués Vítor Constâncio para un mandato no renovable de ocho años. En Fráncfort cobrará un salario de 334.080 euros al año (cinco veces más que como ministro), más una ayuda para su vivienda. Será el escudero de Mario Draghi en las ruedas de prensa del BCE cada seis semanas para anunciar las decisiones de política monetaria y, si no hay cambio en el reparto de tareas, se encargará además específicamente de las áreas de Estudios y de Política Macroprudencial y Estabilidad Financiera, es decir, de regulación de los bancos.

Cambio en la política monetaria

Guindos llega al BCE en un momento clave para definir el cambio de política monetaria una vez que la economía de la eurozona vuelve a crecer a velocidad de crucero tras una década perdida por la crisis. El equipo de Draghi debe decidir a qué ritmo retira la política de estímulos desplegada durante la crisis y empieza a subir de nuevo los tipos de interés. El banquero italiano ha prometido que el BCE no encarecerá el precio del dinero al menos hasta 2019, pero el ala dura del Consejo de Gobierno pide acelerar los plazos para evitar burbujas.

Licenciado en Economía y Empresariales y Técnico Comercial del Estado, Guindos ha sido ministro de Economía desde diciembre de 2011. Durante su etapa en el sector privado, fue presidente Ejecutivo para España y Portugal de Lehman Brothers en el momento de su quiebra. También ejerció de presidente Ejecutivo para España y Portugal así como responsable de Servicios Financieros de PricewaterhouseCoopers y ha estado en los consejos de administración de Endesa, Unedisa, Logista y BMN. Durante el Gobierno de José María Azar fue secretario de Estado de Economía y responsable de defensa de la competencia.