El jefe de la UCO, Manuel Sánchez Corbí, en una comparecencia reciente en el Congreso.

El jefe de la UCO, Manuel Sánchez Corbí, en una comparecencia reciente en el Congreso. EFE

Política CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

El PNV declara la guerra al jefe de la UCO en plena negociación de Presupuestos

El grupo vasco pregunta a Rajoy por unas palabras del coronel Manuel Sánchez Corbí sobre el papel del PNV en la lucha contra ETA.

El PNV ha iniciado una guerra contra el jefe operativo de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, el coronel Manuel Sánchez Corbí. El portavoz del grupo vasco en el Congreso, Aitor Esteban, preguntará el miércoles al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por unas declaraciones de Sánchez Corbí a La Vanguardia sobre el escaso compromiso del PNV en la lucha contra ETA que en realidad no existieron. O al menos no en los términos que el partido nacionalista plantea en su pregunta.

El malestar del PNV con Sánchez Corbí se produce en un momento clave para la negociación presupuestaria. El Gobierno debe decidir en las próximas semanas si presenta una propuesta, para la que necesita el apoyo de los cinco diputados vascos. El precio de ese apoyo no es barato. En este año de legislatura, el PNV ha arrancado una nueva ley quinquenal del cupo, un ingreso de 1.400 millones por atrasos del anterior cupo y la reforma del concierto.

El Gobierno vasco busca además las transferencias de Seguridad Social y tiene el acercamiento de presos de ETA a cárceles vascas entre sus objetivos, tal y como adelantó EL ESPAÑOL hace un año. El futuro de Sánchez Corbí al frente UCO, el departamento de la Guardia Civil que investiga la corrupción y que ha sido decisivo en algunas de las operaciones más importantes de los últimos años, puede formar parte de la ecuación si el PNV mantiene el rechazo a su figura.

Rectificación de 'La Vanguardia'

La pregunta de Aitor Esteban se basa en las declaraciones que el jefe de la UCO realizó en una entrevista a La Vanguardia el pasado 3 de febrero. En ellas, el coronel hablaba de la reciente publicación del libro Sangre, sudor y paz, que narra la lucha de la Guardia Civil contra ETA: "¡Los malos no me han rebatido nada!", apuntaba Sánchez Corbí. "¿Los malos?", preguntaba el periodista. En la versión impresa del diario, la respuesta de Corbí metía en el mismo saco a “etarras, batasunos y peneuvistas”.

Esteban reaccionó muy molesto a las palabras del jefe de la UCO, que calificó de "inaceptables": "Acusaciones tan graves e infundadas como las que vierte Sánchez Corbí, condenado en su día por torturas e indultado por Jaime Mayor Oreja, no pueden quedar sin la reprobación inmediata de sus superiores”, adelantó el portavoz de PNV en Twitter. El portavoz vasco se refería al indulto que concedió el Gobierno de José María Aznar a Sánchez Corbí cuando estaba destinado en el País Vasco.

El día después de la polémica, el periódico catalán publicó una rectificación de aquella entrevista, en la que se modificaba la respuesta de Corbí por la siguiente:

-¿Los malos?

-Etarras, batasunos, su entorno y los que les aplaudían.

A pesar de esta rectificación, y de que Sánchez Corbí no pronunció la frase que se le atribuye, el PNV ha mantenido su pregunta a Rajoy dándose por aludido. Fuentes del grupo vasco dicen a este diario que el jefe de la UCO ha sugerido una tibieza del PNV en la lucha contra ETA en otros foros y en varias ocasiones. Y que más allá de la entrevista quieren conocer la opinión de Rajoy. Estas mismas fuentes sostienen que "no descartan" otro tipo de iniciativas en relación al jefe de la UCO si no les convencen las explicaciones del jefe del Ejecutivo.

Esteban ha sido muy crítico con el libro de Corbí sobre sus recuerdos de la lucha contra ETA porque lo considera un relato parcial. El libro Sangre, sudor y paz recoge algunos documentos que detallan la posición que mantuvo el PNV hacia el terrorismo. En concreto se menciona un informe de Herri Batasuna (HB) dirigido a ETA en el que narra las conclusiones a las que había llegado el partido abertzale tras reunirse con los dirigentes del PNV Xabier Arzalluz y Gorka Agirre. "Es falso que estemos impulsando a la Ertzaintza contra ETA. De hecho es más bien lo contrario, que la estamos frenando", dijeron supuestamente los dirigentes nacionalistas según ese documento. 

Liberó a Ortega Lara

Sánchez Corbí, con más de 30 años de servicio, obtuvo su primer empleo de teniente en 1987 y enseguida se incorporó al Servicio de Información, volcado en esos tiempos en combatir a la organización terrorista. El hoy coronel de la Guardia Civil ha liderado algunos de los operativos más complejos que sirvieron para poner contra las cuerdas a la banda etarra. Uno de los acontecimientos más exitosos -y mediáticos- que capitaneó fue la liberación del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara el 1 de julio de 1997. Por esa labor, Corbí tiene entre otros reconocimientos la Legión de Honor francesa y cinco cruces al Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo.

Una vez que ETA fue derrotada policialmente, Sánchez Corbí condujo su carrera hacia la UCO, unidad a la que accedió en 2013. Es jefe de la misma desde hace dos años. Por sus manos han pasado algunos de los informes más sensibles en la lucha contra la corrupción o la financiación irregular de partidos en casos como la Púnica o Lezo.

Bajo su mando también se han desarrollado operativos relacionados con el secuestro o la desaparición de personas. “Este es el caso más mediático al que jamás me he enfrentado”, señaló el coronel el pasado 2 de enero en la rueda de prensa en la que detalló cómo habían capturado a José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, asesino confeso de la joven madrileña Diana Quer.