El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo. Eme

Política EL ROMPECABEZAS CATALÁN

El juez saca los colores a Montoro: Puigdemont financió el 1-O con el FLA

Un auto del juzgado 13 de Barcelona dice que "resulta evidente" que el referéndum se pagó, "en parte o en su totalidad", con cargo al Fondo de Liquidez Autonómico. 

El juez de instrucción número 13 de Barcelona ha dictado un auto en el que asegura que la Generalitat pagó el 1-O con cargo al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) que recibía Cataluña. La lógica del magistrado es que el coste del referéndum, que no cuantifica en su totalidad, tuvo que financiarse "en parte o en su totalidad" con el dinero percibido del FLA. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha sostenido hasta el momento que los inspectores no han encontrado rastro del FLA en los gastos del 1-O

El magistrado desmonta el argumento de Montoro en su auto, en el que rechaza un recurso del ex secretario general de Hacienda de la Generalitat, Josep Maria Jové, contra la personación de la Abogacía del Estado. Es cierto que el juez no incluye una contabilidad o partidas concretas. Pero cifra en 53.606 millones de euros el dinero ingresado por Cataluña con cargo al FLA entre 2012 y 2017. Y asegura que "resulta evidente que el importe destinado a la celebración de la consulta debe atribuirse, en parte, al crédito obtenido del FLA".

El 'procés' empieza el 9-N

El auto sostiene que el proceso separatista comenzó tras la consulta del 9-N del 2014 o al menos desde la constitución del nuevo gobierno autonómico surgido de las elecciones del 27-S. Y que "ante la imposibilidad de atribuir un gasto concreto a una determinada partida de ingreso, cualquier gasto debe imputarse, por lo menos y en la proporción que corresponda, al importe del FLA percibido ese año".

El magistrado dice que "resulta evidente que tanto si el pago de los gastos del procés, y concretamente los que importan en esta causa respecto a la preparación y ejecución del referéndum del 1-O, se realizó directamente por la Generalitat o indirectamente por personas o entidades interpuestas con la finalidad de desviar el rastro de las partidas dificultando así la investigación, todo o parte de los pagos fueron realizados a cargo de los créditos obtenidos a través del FLA cuya finalidad era otra".

El FLA es la línea de crédito creada por el Gobierno en 2012 para financiar a las comunidades autónomas. Según datos de Hacienda, el Estado ha inyectado unos 250.000 millones en estos años. Cataluña ha sido la comunidad más beneficiada, recibiendo aproximadamente un tercio de estos fondos.

La lógica que aplica el magistrado es la que siempre ha negado Montoro. En agosto, cuando el Govern mantenía su hoja de ruta, el ministro de Hacienda dijo en el Congreso que la Generalitat había cumplido los compromisos necesarios para seguir recibiendo el FLA. A mitad de septiembre, Oriol Junqueras envió una carta al Gobierno en la que comunicaba que se negaba a entregar sus gastos semanales. 

Malversación de caudales

Montoro intervino entonces las cuentas de la Generalitat y bloqueó el Presupuestos, liberando solo las partidas esenciales para el funcionamiento de los servicios públicos. A pesar de esa intervención, la Generalitat llevó adelante el referéndum, incluso montó un centro de prensa. 

En el auto, que ha adelantado El Confidencial, el juez recuerda que consta en la causa la aplicación de dinero público en cuantía superior a los 250.000 euros para los fines de la preparación del 1-O, por lo que "los indicios sobre la malversación resultan manifiestos".