Dastis y su homólogo marroquí Nasser Bourita, este miércoles en Madrid.

Dastis y su homólogo marroquí Nasser Bourita, este miércoles en Madrid. Fernando Villar Efe

Política Desafío independentista

Marruecos advierte a Puigdemont de que no puede saltarse la diplomacia española si quiere visitar el país

Dastis niega cualquier injerencia del Gobierno en el fallido viaje del president de la Generalitat al país alauí.

Noticias relacionadas

El Gobierno marroquí ha advertido al president de la Generalitat, Carles Puigdemont, de que no puede saltarse la diplomacia española para visitar Marruecos. Puigdemont tuvo que cancelar una viaje al país alauí la semana pasada porque ningún político podía recibirlo.

“Marruecos mantiene y mantendrá siempre una estrecha concertación con las autoridades españolas en Madrid para la organización de este tipo de visitas”, ha dicho el ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita, tras entrevistarse con su homólogo Alfonso Dastis en Madrid.

Trabajo previo

Bourita ha explicado que este tipo de viajes requieren un trabajo previo de agenda y programa que se realiza de acuerdo con la diplomacia española. La Generalitat ha dicho que las presiones del Gobierno español impidieron el viaje de Puigdemont a Marruecos. Pero el ministro español lo ha negado.

“Tengo entendido que el problema ha sido por incompatibilidad con las agendas de las personas a las que el deseaba ver. El Gobierno español no ha hecho ninguna presión para el viaje se lleve o no se lleva adelante”, ha dicho Dastis.

Dastis y Bourita han hablado de estrechar la colaboración entre España y Marruecos. El ministro marroquí no ha querido valorar las avalanchas de porteadores en la frontera del Tarajal II con Ceuta. El paso cerró la semana pasada para reforzar la seguridad. Bourita se ha limitado a decir que la cooperación entre España y Marruecos en materia de inmigración es total.

Dastis, preocupado por Venezuela

Dastis también ha dicho ver con preocupación el reciente movimiento del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de convocar una asamblea constituyente. El ministro ha español ha defendido el diálogo que, entre otros, defiende el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Pero también ha asegurado que ese diálogo “tiene que producir resultados a la mayor brevedad posible”.

“Seguimos pensado que la solución al problema actual pasa por dar la palabra a todos los venezolanos mediante unas elecciones por sufragio universal y lo que hacemos es votos para que ese sea el camino elegido”, ha asegurado.